España, 19-10-2018

Internacional

Cuba, tras los pasos de China y Vietnam.

José Luis Martínez (23/2/2008)
El régimen cubano continuará lo que comenzó tras el derrumbe de la Unión Soviética y la pérdida de su principal apoyo económico: una transición lenta y gradual rumbo, no a la democracia, sino a una economía más abierta al mercado y tutelada por el Estado, como los casos de China y Vietnam. Una buena parte de la economía cubana ya sigue las fórmulas capitalistas. La ruptura del modelo, sin embargo, no será traumática. Al final, Cuba terminará integrándose plenamente a la comunidad internacional. El problema será cómo.

EL PRESIDENTE CUBANO FIDEL CASTRO, con sus 81 años, se aferró al poder hasta el final, como lo hicieron otros líderes comunistas del mundo.

Tras 49 años dirigiendo los destinos de millones de cubanos y 19 meses de convalecencia médica, el poderoso y mediático dictador (obligado por su enfermedad) pasó las riendas del régimen a sus más estrechos colaboradores.

Fidel Castro y sus dirigentes fracasaron tras la aplicación de las recetas marxistas-leninistas a cualquier precio”. Su hermano y jefe de las Fuerzas Armadas, Raúl Castro, el vicepresidente Carlos Lage y el presidente del Poder Popular, Ricardo Alarcón, seguirán estando al frente del Gobierno junto con otros leales funcionarios comunistas, en una especie de colegiado, para que las distintas posiciones y tendencias en la interna no desemboquen en un enfrentamiento que perturbe la continuidad del régimen.

La decisión de Fidel Castro se conoció en un momento crucial. Los cubanos viven serios problemas en su vida diaria, mientras la dirigencia comunista busca renovarse, corregir errores, acabar con la parálisis burocrática que atrofia al Estado y aumentar la eficiencia productiva tras las fallas del derrotado socialismo real.

“El régimen comunista continuará centrando su estrategia en la economía, vital para la supervivencia del gobierno”. La conclusión es clara, tras casi medio siglo: Fidel Castro y sus dirigentes fracasaron tras la aplicación de las recetas marxistas-leninistas a cualquier precio. Un país con disidentes reprimidos, sin sindicatos libres, con más de 200 presos políticos y donde no existe pluripartidismo ni prensa libre, cuestiona ese proceso político desde una óptica democrática.

El propio régimen –y la izquierda latinoamericana que se miraba en ese espejo– negaba los problemas o los minimizaba. Acusaban de todos los males al embargo económico de Estados Unidos, mientras se olvidaban que el gobierno cubano privatizaba y hacía jugosos acuerdos comerciales con numerosos países y empresas trasnacionales. Hoy terminaron reconociendo que las cosas no funcionan y algunos dirigentes, con una deshonrosa doble moral, hasta afirman que ya lo habían dicho y que nada les extraña del actual curso de los acontecimientos. Todos aprendieron de la caída del muro de Berlín. Nadie quiere volver a quedar mal parado o herido por uno de sus ladrillos.

EL PUEBLO DESEA REFORMAS
Sorpresivamente para todos, Raúl Castro, anunció, en el mes de julio, cambios y en diciembre pasado fustigó el exceso de prohibiciones y limitaciones. En debates convocados por el número dos del régimen, los cubanos criticaron la brecha entre los salarios en pesos cubanos –15 dólares al mes– y los altos precios de los productos dolarizados, las restricciones para viajar al exterior y hospedarse en hoteles de cadenas internacionales, al comercio de autos y viviendas, el ineficiente transporte, e incluso la prohibición del uso libre de Internet. “Los modelos de China y Vietnam son vistos con agrado por muchos hombres de la nomenclatura cubana”. La inmensa mayoría del pueblo cubano desea reformas, está cansada de esperar las promesas que no consiguen.

Pero los cambios, si es que llegan a mediano plazo o largo plazo, no serán esencialmente políticos. El régimen comunista continuará centrando su estrategia en la economía, vital para la supervivencia del gobierno. Euros y dólares de países y grupos económicos son primordiales para la continuidad del régimen, para intentar mantener funcionando la pesada nomenclatura que todo lo hace, bien o mal, pero que todo lo controla.

Claro que para seguir captando la atención de inversores se necesitan algunos guiños. Lula le dijo recientemente a Raúl Castro que además de la apertura económica es necesaria una apertura política para que Cuba pueda aproximarse a la comunidad internacional y, en ese sentido, le sugirió algún gesto para mostrar mayor interés en los derechos humanos. “Una buena parte de la economía cubana ya sigue las fórmulas capitalistas, bajo la bandera socialista y el discurso de barricada”. Poco después de un diálogo de derechos humanos en Madrid, La Habana decidió liberar a siete presos políticos, cuatro de los cuales viajaron a España, y confirmó a las autoridades españolas la intención de firmar en marzo de dos pactos internacionales de libertades políticas, económicas y civiles.

Sin embargo, la mira no está puesta en las democracias latinoamericanas o europeas. Los modelos de China y Vietnam son vistos con agrado por muchos hombres de la nomenclatura cubana. Delegaciones de ambos regímenes también autodefinidos como comunistas ortodoxos en lo político y liberales en lo económico, se han reunido con funcionarios cubanos para intercambiar experiencias e información.

EL MODELO DE CHINA Y VIETNAM
El régimen cubano continuará lo que comenzó tras el derrumbe de la Unión Soviética y la pérdida de su principal apoyo económico: una transición lenta y gradual rumbo, no a la democracia, sino a una economía más abierta al mercado y tutelada por el Estado como los modelos chino y vietnamita. “Dentro del Partido Comunista hay dirigentes que no quieren ningún cambio, otros son partidarios de una transición sin perder sus beneficios y algunos hasta estarían felices con el fin del régimen”. Una buena parte de la economía cubana ya sigue las fórmulas capitalistas, bajo la bandera socialista y el discurso de barricada. La ruptura del modelo, sin embargo, no será traumática. Al final, Cuba terminará integrándose plenamente a la comunidad internacional. No puede vivir dependiendo sólo del petróleo de su aliado benefactor Hugo Chávez, repitiendo casi patológicamente la relación que mantuvo por años con Moscú.

No obstante, más allá de que Fidel Castro no ocupe cargos de relevancia en el gobierno y el partido, desde su retiro médico y mediante los artículos de prensa que escribe desde hace un año, llamados Reflexiones del Comandante en Jefe, ejercerá el poder con el veto o la aprobación de las decisiones de sus camaradas, marcando la línea a seguir.

El diario “Granma”, órgano del Partido Comunista de Cuba, llamó a cerrar filas, a la unidad y el consenso en torno al partido para lograr la invulnerabilidad de la revolución. El poderoso aparato del partido único intentará por todos los medios seguir controlado el proceso, para no perder el poder, como ya lo ha hecho desde que logró monopolizar bajo su égida a todas las organizaciones que acompañaron el proceso revolucionario.

“La comunidad internacional, tiene que contribuir para que puedan ser concretas las posibilidades de una distensión efectiva y sin sobresaltos en Cuba”. Tras los anuncios de Fidel Castro, un académico cubano me comentó desde La Habana algo que es un secreto a voces en algunos círculos capitalinos. Dentro del Partido Comunista hay dirigentes que no quieren ningún cambio, otros son partidarios de una transición sin perder sus beneficios y algunos hasta estarían felices con el fin del régimen. Las unanimidades no existen y menos después del lógico desgaste de años de poder irrestricto y sin control.

Está claro que al gobierno de Fidel Castro no tropezará con las piedras con las que se toparon otros regímenes comunistas de Europa del Este. Todo está muy bien armado tras décadas de una férrea dictadura unipersonal.

Todos los que intentaron salirse del discurso del régimen cayeron en desgracia y ya son parte de la perseguida disidencia, están en prisión, los fusilaron o se exiliaron. Hay una larga lista de nombres y no hablo de los cubanos que se fueron tras la derrota de Fulgencio Batista.

BUSCANDO LA DISTENSIÓN EFECTIVA
Fidel Castro no se fue porque la gente lo decidió soberanamente. Dio un paso al costado porque él, unilateralmente, lo determinó y decretó. Eso está muy lejos de ser una actitud democrática”. La comunidad internacional, especialmente Europa y Estados Unidos, tienen que contribuir para que puedan ser concretas las posibilidades de una distensión efectiva y sin sobresaltos en Cuba. En el fondo las buenas o malas decisiones políticas las terminan pagado los cubanos que viven en la isla. Por eso deben ser los cubanos, y en especial los que viven en el país, los que tomen las decisiones, claro está, que el régimen debe permitir que la sociedad se exprese con libertad. Para ser creíble, el gobierno de La Habana debe dar muestras que realmente está dispuesto a cambiar y transitar un camino que termine en una democracia plena, en donde la ciudadanía elija su destino, con una sana alternancia en el poder de partidos y hombres. La democracia debe ser plena, en lo político, económico, social y cultural. No hay democracias a medias. Simplemente no lo son.

El presidente venezolano Hugo Chávez dijo que el máximo icono de la izquierda latinoamericana, Fidel Castro, no se aferró al poder, pese a traspasarlo a sus fieles dirigentes casi medio siglo después de obtenerlo. Esto merecería una reflexión, teniendo en cuenta además que el autoproclamado hijo político del líder cubano, el presidente venezolano, aspira a continuar en el poder en forma continua. Fidel Castro no se fue porque la gente lo decidió soberanamente. Dio un paso al costado porque él, unilateralmente, lo determinó y decretó. Eso está muy lejos de ser una actitud democrática, como la que él prometió tras vencer al gobierno de Fulgencio Batista –y que cosechó el apoyo de la comunidad internacional– pero que nunca llevó adelante.

Exiliados, familias separadas y rotas, además de muertos al intentar abandonar la isla, son el saldo de casi cincuenta años de régimen. El fin no justifica los medios y el régimen totalitario debería llegar a su fin. Fidel Castro se equivocó, tendría que haber dejado el poder mucho tiempo antes, se lo debía a todos los cubanos

N. de la R.
José Luis Martínez
es periodista, editor y analista de política internacional del diario “La República” de Montevideo. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Diplomado en Estudios Europeos y Relaciones Unión Europea, América Latina y el Caribe de la Universidad Miguel de Cervantes de Chile. Asimismo, es graduado en Planificación y Administración de Recursos de Defensa en el CHDS, Universidad Nacional de Defensa de Estados Unidos. Ha publicado varios libros sobre política y conflictos internacionales. Este trabajo se publica por gentileza del autor y de Safe democracy.



Se crea en EE. UU., el “grupo 527” para financiar a la senadora Clinton

hilaria-clintonEstados Unidos
espacioseuropeos.com (23/2/2008)
El diario estadounidense “Washington Post” informó días atrás acerca de que poderosos grupos financieros y seguidores a nivel particular de la senadora Hillary Clinton, habían creado el denominado “grupo 527”, con la exclusiva finalidad de comprar espacios televisivos para ayudar a la senadora de Nueva York.

De esta forma, y de acuerdo con la regulación estatal sobre financiación de campañas electorales, el “grupo 527” puede aceptar “donaciones ilimitadas de los seguidores” de la senadora.

Este grupo, bajo la denominación de “Proyecto de Liderazgo Estadounidense”, tiene previsto gastar más de diez millones de



Diez mil soldados turcos invaden el norte de Irak

espacioseuropeos.com (23/2/2008)
Más de diez mil soldados turcos del Ejército de Tierra han invadido el norte de Irak, dentro del proyecto de una gran ofensiva, supuestamente, contra combatientes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Esta entrada de soldados turcos en Irak, aunque no es la primera, si ha sido –al menos que sepamos- la más numerosa. La invasión se produjo días antes del jueves pasado, fecha en la que el Ejército turco invadió Irak, después que la aviación y artillería pesada bombardearan intensamente la zona.

Según la cadena de televisión Al-Jazeera, Turquía notificó con anterioridad a Estados Unidos los planes de invasión. Varios medios de comunicación estadounidenses vienen informando acerca de que EE. UU., ha estado proporcionando todo tipo de información a Turquía acerca del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Por otro lado, la ONU, a través de su secretario general, Ban Ki-Moon, ha instado a Turquía que respete la frontera de Irak, a la vez que pidió “el fin inmediato de las continuadas incursiones de elementos del PKK para llevar a cabo atentados terroristas en Turquía desde el norte de Irak”.

¿Qué hace Europa ante este conflicto? Pues, sinceramenete, nada. Ya se sabe que el que calla otorga. Europa sólo piensa en los 100 millones de ciudadanos turcos prestos a consumir productos originarios de la UE.



China y Rusia critican a Estados Unidos por derribar un satélite espía

espacioseuropeos.com (22/2/2008)
Los gobiernos de China y Rusia han acusado a Estados Unidos de promover una nueva carrera armamentista en el espacio, después de que un buque de guerra de la Marina estadounidense derribara un satélite espacial de EE. UU., dedicado a espiar. El Presidente Bush había ordenado que se derribara el satélite alegando que “podía representar un riesgo para la salud si entraba en la atmósfera terrestre”.

Para Rusia, el derribo de este satélite mediante un misil es una prueba de la capacidad anti-satélites, y que representa un “intento por trasladar la carrera armamentista al espacio”.

Según el subjefe del Estado Mayor Conjunto estadounidense, el general James Cartwright, la destrucción del satélite espía, que estaba estropeado, y que amenazaba con caer a tierra, provocando posiblemente alguna contaminación debido a los combustibles tóxicos que portaba.

El objetivo del lanzamiento del misil era destruir –según fuentes estadounidenses- el tanque de combustible para “disipar” los 453 kilogramos de hidracina, compuesto tóxico, que puede ser nocivo para las personas.

Un misil táctico, disparado desde el crucero “Lake Erie”, desde Hawai, derribó con éxito el satélite antes de que entrara en la atmósfera terrestre.

El satélite espía pertenecía a la Oficina Nacional de Reconocimiento, una de las agencias de espionaje de los Estados Unidos.

A pesar de estas explicaciones, los gobiernos de China y Rusia consideran que ha sido una prueba encubierta de “guerra en el espacio”.



EE. UU. ayudará a Kosovo con un primer envío de 325 millones de dólares

espacioseuropeos.com (21/2/2008)
De acuerdo con las declaraciones efectuadas a “Eco de Moscú”, por Rosemary Di Carlo, adjunta al Subsecretario de Estado para Europa de la Administración Bush, los Estados Unidos asignarán una primera ayuda 325 millones de dólares para el desarrollo de Kosovo.

El año pasado, Estados Unidos destinó 77 millones de dólares con ese mismo fin. “En 2008, estamos dispuestos a otorgar 325 millones para su desarrollo”, declaró la diplomática, según ha informado la agencia de noticias RIA Novosti.

Al día siguiente de que, de forma unilateral, Kosovo declarara su independencia de Serbia, los Estados Unidos reconocían al nuevo Estado.

No obstante, el futuro de la zona es incierto. Y no hay duda que los EE. UU., ha contribuido a ello, secundados por Francia, Reino Unido y Alemania. Ahora, desde Serbia se prepara una protesta masiva contra la independencia kosovar.

Se espera que a esta marcha acudan cientos de miles de serbios en Belgrado, la capital serbia,

Por su parte, Belgrado reitera que la marcha será pacífica y que -al contrario que en la época de Milosevic-, el Gobierno no recurrirá a la fuerza “para recuperar la provincia”. Kosovo pasó a control de Naciones Unidas tras producirse los ataques aéreos de la OTAN en el año 1999, que obligaron a las tropas serbias a retirarse.



Henry Okah, líder del MEND (Movimiento para la Emancipación del Delta del Niger), que fue extraditado a Nigeria por el gobierno angoleño, ha podido ser torturado

ArgelA. P. T. (Corresponsal en Nigeria)
(20/2/2008)
El líder del MEND (Movimiento para la Emancipación del Delta del Niger), Henry Okah, que fue extraditado por las autoridades angoleñas a Nigeria fue objeto de malos tratos durante su cautiverio y, especialmente, en el traslado a Nigeria.

En un comunicado a los medios de comunicación, el MEND denuncia la ilegalidad de esa extradición, así como la situación de Okah, que fue golpeado duramente y “encadenado por los tobillos con brazaletes”, a la vez que se le ponía una capucha en la cabeza. Según esas mismas fuentes, se desconoce actualmente su paradero, aunque se supone que puede estar al norte de Nigeria.

El MEND ha exigido, asimismo, la liberación de su líder, manifestando que las acusaciones que se le hacen son “meras invenciones”. Por otro lado, el MEND amenazó al Gobierno Federal de Nigeria por su papel en este escabroso asunto.

En relación con la extradición de Okah, el MEND hizo público el 13 de enero una oferta al gobierno nigeriano en la que se comprometen a paralizar todas sus actividades si su líder es puesto en libertad.

Okah ha permanecido encarcelado en Angola durante más de cinco meses, desde que fue detenido por miembros del Departamento Nacional de Investigación Criminal. Al parecer, fue detenido en la zona de control de pasaportes del aeropuerto internacional de Luanda.

Nigeria es el primer productor de crudo de África, aunque su producción se ha visto mermada debido a las actividades militares del MEND. De hecho, hace pocos días, la multinacional Shell Petroleum Development Company anunciaba que se había visto obligada a reducir el personal que trabaja en sus instalaciones debido a “los efectos generales de los ataques contra sus campos de petróleo por los militantes del MEND”.

La preparación de estos grupos militares del Delta del Niger es considerada por diversos analistas internacionales, como muy alta, especialmente en el “uso de las armas”, en la estrategia de combate y en el empleo de los modernos sistemas de comunicación, especialmente a través de internet.

En esta trama no queda libre la presencia del Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, a quien se le presupone que, de alguna forma, está tras esta extradición. Hay que recordar que Henry Okah fue detenido pocos días después de haber estado en Europa. En Madrid mantuvo reuniones con opositores guineanos, aunque se desconoce el alcance las mismas.



La independencia de Kosovo, ¿auténtica liberación o frente para la expansión de EE. UU. y la OTAN?

espacioseuropeos.com (19/2/2088)
Kosovo declaró el lunes pasado, de forma unilateral, su independencia de Serbia. La iniciativa albanokosovar ha sido bien recibida por Estados Unidos y Turquía; en la Unión Europea, Francia, Alemania, Italia y Reino Unido acudieron con presteza al llamamiento de su aliado estadounidense.

Sin embargo, Serbia, Rusia, China y España, entre otros, han condenado esa decisión unilateral. Para los partidarios de la independencia kosovar, la medida es un acto de liberación: mientras que para la mayoría de los países que se oponen, la “independencia” significa la creación de un frente encaminado a favorecer los intereses expansionistas de EE. UU. y de la OTAN.

A estas alturas, es lamentable que la Unión Europea sea incapaz de tener una política exterior unida.

Ayer, miles de albaneses se manifestaron en Kosovo, apoyados por cientos de miles de sus hermanos, procedentes de Albania y Macedonia, portando banderas albanesas y estadounidenses. Voces críticas serbias, como la web “Tierra y Pueblo”, consideran que “con el silencio cómplice de la Unión Europea y de las Naciones Unidas, y ante la indiferencia de los medios de comunicación y organismos internacionales, a excepción de la Rusia de Putin, el Parlamento de Kosovo, controlado por las mafias albano-kosovares ha declarado su independencia de forma unilateral, violando así la resolución 1244 adoptada en 1999 tras la guerra y que reconoce a Kosovo una “autonomía sustancial” reafirmando, sin embargo, la soberanía de Belgrado sobre la patria histórica y espiritual de los serbios”.

Por su parte el presidente serbio, Boris Tadic, hizo hincapié en que Serbia “hará todo lo que esté en su mano para anular la arbitraria e ilegalmente proclamada independencia de Kosovo, acto contrario a los principios elementales del Derecho Internacional“.

La misma web manifiesta su contrariedad por esta medida: “Con este acto del gobierno terrorista de Hashim Taci, apoyado por la ONU y los Estados Unidos, se completa el proceso de invasión de Kosovo y de desmembramiento de Serbia, iniciado hace más de treinta años. Fueron años de agresiones contra la población, la soberanía y el patrimonio cultural serbio, un proceso que llevó al control en manos de los albaneses islámicos e invasores, de las estructuras políticas de Kosovo, poder facilitado gracias a los bombardeos terroristas y al terror de las limpiezas étnicas y asesinatos llevados a cabo por los terroristas de la UCK, subvencionados por el narcotráfico y por las ayudas norteamericanas, y que propiciaron la huída de miles de civiles serbios, convertidos en minoría en su propio territorio”.

No hay duda que Estados Unidos, además de instalarse militarmente en la zona, potencia de forma artificial una base islamista en pleno corazón de Europa, a través de Kosovo, Albania y Turquía.

El conflicto está servido de la mano de los Estados Unidos y con la complacencia de Francia, Reino Unido y Alemania.



Mensaje de despedida de Fidel Castro en la revista Granma

espacioseuropeos.com (19/2/2008)
La revista Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, despertaba al mundo con una noticia titulada: “Mensaje del Comandante Jefe”, en el que el mismo Fidel Castro comunicaba que dejaba el cargo de Presidente del Consejo de Estado. Pero, al parecer, mantiene sus prerrogativas como secretario general del PCC.

Tras dirigirse a sus “compatriotas”, Castro comienza así: “Les prometí el pasado viernes 15 de febrero que en la próxima reflexión abordaría un tema de interés para muchos compatriotas. La misma adquiere esta vez forma de mensaje. Ha llegado el momento de postular y elegir al Consejo de Estado, su Presidente, Vicepresidentes y Secretario”.

Después de mencionar el recorrido de sus cargos en la Cuba revolucionaria, Castro centra su mensaje en su estado físico: “Conociendo mi estado crítico de salud, muchos en el exterior pensaban que la renuncia provisional al cargo de Presidente del Consejo de Estado el 31 de julio de 2006, que dejé en manos del Primer Vicepresidente, Raúl Castro Ruíz, era definitiva. El propio Raúl, quien adicionalmente ocupa el cargo de Ministro de las F.A.R. por méritos personales, y los demás compañeros de la dirección del Partido y el Estado, fueron renuentes a considerarme apartado de mis cargos a pesar de mi estado precario de salud. Más adelante pude alcanzar de nuevo el dominio total de mi mente, la posibilidad de leer y meditar mucho, obligado por el reposo. Me acompañaban las fuerzas físicas suficientes para escribir largas horas, las que compartía con la rehabilitación y los programas pertinentes de recuperación”.

“Un elemental sentido común me indicaba -continúa Castroque esa actividad estaba a mi alcance. Por otro lado me preocupó siempre, al hablar de mi salud, evitar ilusiones que en el caso de un desenlace adverso, traerían noticias traumáticas a nuestro pueblo en medio de la batalla. Prepararlo para mi ausencia, sicológica y políticamente, era mi primera obligación después de tantos años de lucha. Nunca dejé de señalar que se trataba de una recuperación no exenta de riesgos”.

Su renuncia, según menciona el mismo Castro está basada en la “responsabilidad que requiere movilidad y entrega total que no estoy en condiciones físicas de ofrecer. Lo explico sin dramatismo”.

Sin abandonar añoranzas, “nuestro proceso cuenta todavía con cuadros de la vieja guardia, junto a otros que eran muy jóvenes cuando se inició la primera etapa de la Revolución”, se enfrenta al futuro: “la generación intermedia que aprendió junto a nosotros los elementos del complejo y casi inaccesible arte de organizar y dirigir una revolución. El camino siempre será difícil y requerirá el esfuerzo inteligente de todos. Desconfío de las sendas aparentemente fáciles de la apologética, o la autoflagelación como antítesis. Prepararse siempre para la peor de las variantes. Ser tan prudentes en el éxito como firmes en la adversidad es un principio que no puede olvidarse. El adversario a derrotar es sumamente fuerte, pero lo hemos mantenido a raya durante medio siglo”.

Su misiva de despedida como Comandante Jefe es esta: “No me despido de ustedes. Deseo solo combatir como un soldado de las ideas. Seguiré escribiendo bajo el título “Reflexiones del compañero Fidel”. Será un arma más del arsenal con la cual se podrá contar. Tal vez mi voz se escuche. Seré cuidadoso. Gracias”.

Un futuro, como todos, incierto, en el que España debería tener un protagonismo político importante, en el que los intereses turísticos y de otro calibre, no lo contaminan. A Europa, por desgracia, no se le puede pedir nada, ya hemos visto la “política exterior” en el caso de Kosovo, que impulsa Javier Solana.



“Los musulmanes que quieran vivir bajo la Sharia islámica que se marchen de Australia”. Declaraciones de John Howard, Primer Ministro Australiano

espacioseuropeos.com (18/2/2008)
El debate sobre la inmigración está en auge. La diáspora de musulmanes emigrando a países occidentales está provocando ciertos choques culturales. Como exponente de esta situación, recogemos aquí las declaraciones que el pasado 28 de diciembre de 2007 hizo el Primer Ministro de Australia, John Howard, al diario australiano “Sun Times”.

John Howard manifestó que “los musulmanes que quieran vivir bajo la Sharia islámica que se marchen de Australia”. Estas declaraciones las realizó el Primer Ministro en momentos en los que el Gobierno de Sidney está tratando de aislar a grupos radicales que podrían “lanzar ataques terroristas contra el pueblo de esa isla-continente”.

Asimismo, Howard despertó la furia de algunos musulmanes australianos cuando dijo que “le ha dado todo su apoyo a las agencias de contrainteligencia australianas para espiar a las mezquitas que hay en la nación”.

“Los que tienen que adaptarse al llegar a un nuevo país son los inmigrantes, no los australianos”, expresó con firmeza el mandatario australiano. “Y si no les gusta, que se vayan. Estoy harto de que esta nación siempre se esté preocupando de no ofender a otras culturas o a otros individuos. Desde el ataque terrorista en Bali, hemos experimentado un incremento de patriotismo entre los australianos”.

“Nuestra cultura se ha desarrollado sobre siglos de luchas –continuó Howard- y victorias de millones de hombres y mujeres que vinieron aquí en busca de libertad. Aquí hablamos inglés fundamentalmente. No hablamos árabe, chino, español, ruso, japonés ni ninguna otra lengua. Por lo tanto, si los inmigrantes quieren convertirse en parte de esta sociedad, ¡que aprendan nuestro idioma!”.

La mayoría de los australianos son cristianos, manifestó Howard: “Esto no es un ala política ni un juego político. Se trata de una verdad, de hombres y mujeres cristianos que fundaron esta nación basados en principios cristianos, lo cual está bien documentado en todos nuestros libros. Por lo tanto, es completamente adecuado demostrar nuestra fe cristiana en las paredes de las escuelas. Si Cristo les ofende, entonces les sugiero que busquen otra parte del mundo para vivir, porque Dios y Jesucristo son parte de nuestra cultura”.

Con energía, el Primer Ministro aseveró: “Toleraremos vuestras creencias, pero tienen que aceptar las nuestras para poder vivir en armonía y paz junto a nosotros. Este es nuestro país, nuestra patria, y estas son nuestras costumbres y estilo de vida. Permitiremos a todos que disfruten de lo nuestro, pero cuando dejen de quejarse, de lloriquear y de protestar contra nuestra bandera, nuestro compromiso nacionalista, nuestras creencias cristianas o nuestro modo de vida. Les recomiendo encarecidamente que aprovechen la gran oportunidad de libertad que tienen en Australia. ¡Aquí tienen el derecho de irse a donde más les convenga!”.

“A quienes no les guste cómo vivimos los australianos -prosiguió el Primer Ministro- tienen la libertad de marcharse. Nosotros no los obligamos a venir. Ustedes pidieron emigrar aquí, así que ya es hora de que acepten al país que los aceptó”.



El Gobierno de España margina a los opositores guineanos, mientras protege a los disidentes cubanos


espacioseuropeos.com
(18/2/2008)
Ayer llegaron a España los disidentes cubanos del llamado “Grupo de los 75”, que fueron liberados recientemente por la dictadura castrista.

Alrededor de las tres de la tarde aterrizó en el aeropuerto militar de Torrejón de Ardoz en Madrid, el avión de la Fuerza Aérea española, que traía a los cuatro disidentes cubanos, que habían sido condenados en el año 2003 a penas, en algunos casos, de 28 años de cárcel y que fueron liberados el pasado sábado.

Tras pasar una revisión médica, los cuatro disidentes, José Gabriel Ramón Castillo, Omar Pernet Hernández, Alejandro González Raga y Pedro Pablo Álvarez Ramos, junto con los trece familiares que llegaron con ellos desde Cuba, fueron recibidos por representantes de los ministerios de Interior y de Asuntos Exteriores y Cooperación.

La liberación de este grupo de disidentes, junto con otros tres presos no identificados, la hizo pública el ministro Miguel Ángel Moratinos en la ciudad de Córdoba.

Sin duda alguna, nos alegramos de esta noticia, pero a la vez tenemos que denunciar el trato discriminatorio con el que actúa el Gobierno de España con los refugiados políticos. Por ejemplo, que sepamos, son muy pocos los opositores a la dicradura de Teodoro Obiang Nguema, que tras llegar a España, en la mayoría de los casos, por sus propios medios, son abandonados literalmente por l ministerio de Exteriores. Además de no recibir ningún tipo de ayuda, ni tan siquiera se les concede de forma oficial el “asilo político”.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal