España, 27-05-2019

Internacional

La aviación turca vuelve a atacar el norte de Irak

espacioseuropeos.com (1/4/2008)

El Ejército turco ha vuelto de nuevo a atacar el norte de Irak. Aviones de combate turcos no ha dejado de realizar incursiones sobre el norte de Irak, apoyados por intenso fuego de la artillería.  De hecho, fuentes oficiales turcas comunicaron que en los ataque del viernes y sábado pasado, pudieron morir al menos «quince rebeldes kurdos».

Desde mediados del mes de diciembre del año pasado, el Ejército turco no ha cesado, con más o menos virulencia, de atacar esta zona de Irak, con el apoyo directo de Estados Unidos, que le ha estado proporcionando información de todo tipo.

Ya en febrero de 2007, el diario israelita Al Jazeera alertaba que el Parlamento de Turquía había debatido en una sesión secreta la posibilidad de invadir en norte de Irak. De hecho, Recep Tayyip Erdogan, Primer Ministro de Turquía afirmó días antes que su país no podía permanecer indiferente e impasible ante la situación de los turcos y los árabes en Kirkuk. Esta zona había padecido por esas fechas varios atentados con bombas, que causaron varios muertos y heridos.



El Partido Socialdemócrata Checo impugna plan estadounidense de defensa antimisil

espacioseuropeos.com (30/3/2008)

El viernes día  28 de este mes, Jiri Paroubek, ex Primer Ministro de Chequia, y líder del  Partido Socialdemócrata Checo se opuso a la instalación del escudo antimisil de EE. UU.,  en la Europa del Este. Paroubek  lidera en la oposición el partido político más importante con 71 escaños de los 200 que integran la Cámara de Diputados.

En declaraciones a la prensa moscovita, distribuidas por la agencia de noticias RIA Novosti,  Paroubek  declaró: «Los socialdemócratas checos no estamos de acuerdo con el despliegue de antimisiles estadounidenses en Europa. Se solidarizan con esta postura los partidos socialdemócratas prácticamente en todos los países europeos, entre ellos, Alemania, Austria y Polonia».

Según Jiri Paroubek,  el 70 por ciento de los ciudadanos checos se oponen también a la instalación de cualquier tipo de instalación estadounidense en territorio de Chequia.



El futuro de la OTAN depende de Afganistán. Cómo evitar el ascenso de la violencia y la conversión del país en un Estado fallido

Miguel Ángel Benedicto (30/3/2008)

En la próxima Cumbre de la OTAN en Bucarest el tema estrella será Afganistán. La Alianza Atlántica prepara un documento estratégico para convencer a la opinión pública de la importancia de la misión en el país asiático, una tarea nada fácil dada la situación sobre el terreno y el descontento de la población afgana, cuya desconfianza ante la presencia militar internacional está provocando el apoyo a la insurgencia.

MIENTRAS LA OTAN ANDA DIVIDIDA por su fracaso en Afganistán, en Kabul viven atemorizados ante la amenaza de Al Qaeda, que ha marcado 15 objetivos potenciales en la capital afgana y donde ha perpetrado varias matanzas en los últimos meses. Seis años después de los bombardeos estadounidenses sobre Kandahar, la situación todavía no está controlada en el país asiático, donde talibanes, insurgentes y miembros de Al Qaeda campan a sus anchas sobre todo en el Sur y en la frontera con Pakistán.

La OTAN, a través de la misión de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de Afganistán (ISAF), «Sólo Francia parece dispuesta a colaborar e implicarse en la región del este del país, un área tribal de combate intenso», cuenta con 42.000 soldados que actúan en coordinación con otros 10.000 estadounidenses movilizados en la Operación Libertad Duradera. Antes de la primavera pasada, los aliados establecidos en el sur ya presionaron para lograr un incremento de tropas, antes de que llegara el deshielo, para evitar la ofensiva talibán.

En las últimas semanas, el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, también se ha cansado de pedir ayuda a algunos aliados (Alemania, Italia, Francia o España) con el fin de que envíen tropas al área más peligrosa en la que combaten norteamericanos, canadienses, holandeses y británicos. Sólo Francia está dispuesta a colaborar e implicarse en la región del este del país, un área tribal de combate intenso.

UNA OTAN A DOS VELOCIDADES

«La estrategia de la OTAN no ha funcionado en la zona». De momento, la Alianza parece dividida entre los que combaten en el sur y ponen la mayor parte de los muertos, y los situados en el norte y al oeste, que abogan por una misión de reconstrucción y mantenimiento de la paz dentro de las coordenadas de Naciones Unidas. El año 2007 fue el más sangriento para la Alianza, con 6.000 muertos en acciones violentas.

Tras la reunión de los ministros de Defensa de la Alianza en Vilna y la conferencia de Seguridad de Munich, «Hay informes que piden un mayor desarrollo social, económico, político y humano en Afganistán que permita la construcción de determinadas infraestructuras» puede decirse que tenemos una OTAN a dos velocidades que debe recomponer su estrategia para Afganistán el próximo mes de abril en la Cumbre de Bucarest. Y es que la estrategia de la OTAN no ha funcionado en la zona. Distintos informes como los de Oxfam, el Study Group o el del Atlantic Council of the Unites States confirman que es necesario un cambio para evitar el ascenso de la violencia y la conversión de Afganistán en un Estado fallido.

Algunos analistas advierten que la población civil afgana no siente los beneficios de tener a las tropas de la Alianza en su territorio, lo que podría provocar el apoyo a las fuerzas insurgentes. Por eso hay informes que piden un mayor desarrollo social, económico, político y humano en Afganistán. Eso significa trabajar en un entorno seguro que permita la construcción de determinadas infraestructuras.

Por ejemplo, en la provincia de Badghis, que está bajo el equipo de reconstrucción provincial (PRT) español, lo que se hace es apoyar a las autoridades afganas y proteger a las ONG’s españolas en la zona. La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) trabaja allí construyendo infraestructuras como carreteras, hospitales, redes de agua potable y saneamiento así como líneas eléctricas.

COMBATIR EL TERRORISMO ABORDANDO SUS ÚLTIMAS CAUSAS

«Para que el cambio de estrategia funcione se debería sellar la frontera con Pakistán para evitar problemas con el tráfico de opio y el refugio de los talibanes». Este tipo de actuaciones, si se realizaran más a menudo servirían para ejemplificar lo que Occidente puede hacer por los afganos. La OTAN debe reflexionar en Bucarest si ésta es la estrategia más adecuada.

El uso de un planteamiento a largo plazo (a 20 ó 30 años, indican los analistas) para combatir el terrorismo consiste en abordar sus causas últimas. Eso significa utilizar instrumentos sociales, económicos y políticos además de una vigilancia eficaz, con lo que pueden obtenerse mejores resultados a largo plazo que con el uso exclusivo de la fuerza militar. Además, deben ser los afganos los que lideren el proceso de seguridad y reconstrucción del país con la ayuda de la OTAN. «La corrupción que fluye por el gobierno Karzai es un grave problema».

Pese a vivir en una vorágine cortoplacista, es difícil prever el tiempo que será necesario para estabilizar la situación del país asiático. Asimismo, para que el cambio de estrategia funcione se debería sellar la frontera con Pakistán para evitar problemas con el tráfico de opio y el refugio de los talibanes en Waziristán.

LA CORRUPCIÓN QUE FLUYE EN KABUL

Por otro lado, la corrupción que fluye por el gobierno del presidente Hamid Karzai es un grave problema. Diplomáticos en Kabul creen que la comunidad internacional carece de dirección, por eso la decepción cuando Karzai expulsó del país a Paddy Ashdown, el enviado especial del Reino Unido en Afganistán.

Una de las claves para mejorar la situación ya está sobre la mesa: el noruego Kai Eide ha sido designado en marzo como enviado especial de la ONU en Afganistán. Eide reafirma el compromiso de la comunidad internacional para coordinar y llevar adelante el esfuerzo con la población civil que se hace en el país asiático.

En la Cumbre de Bucarest asuntos como Kosovo, el escudo antimisiles o la futura integración en la Alianza de Ucrania o Georgia han pasado a un segundo plano. El tema estrella es Afganistán. La organización internacional prepara un documento de estrategia con el fin de vender a las opiniones públicas la importancia de su misión en el país asiático.

Y es que la OTAN tiene en Afganistán un gran test del que depende su futuro.

N. de la R.

Miguel Ángel Benedicto es jefe de la sección de Internacional en Telemadrid. Dirige Fácil Consultores y preside la asociación Ideas y Debate (España). Es coautor de los libros «Europa a Debate. Veinte años después (1986-2006)» y de «La Mayor Operación de Solidaridad de la Historia». Ha impartido cursos de postgrado en las universidades Complutense y Rey Juan Carlos.

Este artículo se edita gracias a la gentileza del autor y de Safe Democracy.



Violencia y temor a fraude electoral en Zimbawe

espacioseuropeos.com (29/3/2008)

Hoy por la mañana se produjo una importante explosión a causa de un artefacto explosivo en Bulawayo, la segunda ciudad de Zimbabwe. El objetivo de la bomba ha sido la casa de un miembro del partido oficialista  ZANU. La explosión no causó víctimas mortales, según informaron fuentes policiales.

El suceso de hoy ha causado cierta intranquilidad en las cancillerías extranjeras, pues se teme que si la población detecta fraude electoral, la violencia puede hacer acto de presencia en estas elecciones. Es la primera vez que en Zimbawe se celebran simultáneamente elecciones presidenciales, legislativas y municipales. Hasta ahora no se habían celebrado elecciones.

Zimbawe se independizó en 1980, y desde entonces Robert Mugabe ha sido el único gobernante que ha tenido el país, que busca una nueva reelección. A pesar de sus 84 años, Mugabe pretende continuar en el poder, aunque en esta ocasión puede perder las elecciones. Su principal candidato es Morgan Tsvangirai,  líder del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC).

Además de Tsvangirai,  compiten en estos comicios, el ex ministro de Finanzas, Simba Makoni, que opta a la presidencia como independiente, y Langton Towungana, dirigente del una formación política cristiana.

Todos los candidatos acusan a Mugabe de querer permanecer en el poder aunque pierda las elecciones. Por eso, el temor a un fraude electoral se hace así previsible. A pesar de que el país está viviendo una jornada electoral medianamente tranquila, es posible que, tras conocerse los resultados, se  produzcan actos violentos, sobre todo si se descubre que ha habido fraude.

Durante la campaña  electoral el gobierno ha dado muestras de nerviosismo, tratando de dificultar los actos electorales de los candidatos.



El Primer Ministro de Israel amenaza con nuevos ataques contra Gaza

espacioseuropeos.com (29/3/2008)

El Primer Ministro de Israel, Ehud Olmert, rechazó el miércoles pasado las peticiones para que su país disminuya el bloqueo que actualmente mantiene en la Franja de Gaza y para que negociar directamente  con Hamas. Sin embargo, manifestó que Israel podría permitir «un número limitado de envíos de ayuda humanitaria, pero no más que eso».

Las acusaciones contra Israel por practicar un castigo colectivo en Gaza no hicieron más que soliviantar a Olmert, que amenazó con  nuevos enfrentamientos militares con Hamas: «Hamas es un obstáculo. No es un obstáculo insuperable. Puede ser superado. Cuándo y cómo es un asunto diferente. No creo que quiera entrar en detalles sobre esto, pero digo y quiero reiterar lo que dije antes. No negociaremos con Hamas, y no vamos a llegar a un acuerdo con alguien que está lanzando cohetes permanentemente en las cabezas de los israelíes. Trataremos con Hamas de otras formas, y estas formas serán muy dolorosas».

En todo momento, Israel rechazó los ofrecimientos de Hamas de «alto el fuego», siempre que los israelitas se retiren a las fronteras que había en 1967.



Ex soldados estadounidenses revelan nuevos detalles de maltratos en la cárcel de Abu Ghraib

espacioseuropeos.com (28/3/2008)

La revista The New Yorker ha revelado que prisioneros iraquíes y de otras nacionalidades que estaban en la prisión iraquí de Abu Ghraib sufrieron torturas. Estas informaciones las ha obtenido la revista de ex soldados estadounidenses que estuvieron prestando servicio en ese centro.

De acuerdo con los datos que ha facilitado «Democracy Now», muchos de los presos «fueron sumergidos en latas de basura repletas de agua helada y eran colocados desnudos en duchas heladas a temperaturas muy bajas hasta que quedaban en estado de shock».

Uno de los ex militares que ha facilitado esas informaciones ha sido el sargento Javal Davis. «algunos prisioneros no eran alimentados durante varios días antes de ser interrogados«, declaró a la revista The New Yorker. El sargento Davis afirma que «sospechaba que prisioneros estaban siendo cremados en la prisión luego de ver un incinerador que contenía huesos humanos. Otra soldado, Sabrina Harman, dijo que Estados Unidos encarceló a mujeres y niños en Abu Ghraib, entre ellos a un niño de 10 años».

La soldado Harman apareció en una fotografía, que publicaron la mayoría de los medios de comunicación internacionales, posando encima del cadáver de un prisionero «que ahora dice -según Democracy Nowque cree que fue torturado hasta la muerte».



Estados Unidos se hace con el control del tequila mexicano

espacioseuropeos.com (27/3/2008)

La tendencia en Estados Unidos a consumir tequila ha ido creciendo en los últimos años, de hecho el año pasado, por primera vez, se vendieron más bebidas de este tipo que en el mismo México. El volumen de ventas de tequila, según los datos de la firma  Euromonitor International Inc., fue muy superior al de etapas anteriores.

En enero de 2006 comenzó el decaimiento en el control del tequila por parte de empresas mexicanas. Por entonces se firmó un acuerdo entre la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos y la Secretaría de Economía de México, mediante el que se sentaron  las bases para que el envasado y comercialización del tequila se hiciera en Estados Unidos.

Mediante este acuerdo, México cedió, incomprensiblemente,  el derecho a supervisar que bajo el nombre de «tequila» se comercializara esta bebida; asimismo, perdió el derecho a controlar el embasado en origen. Dicho de otra forma, que Estados Unidos  se ha convertido en el exportador de la bebida mexicana. Desde México se envía una a Estados Unidos y Canadá una parte importante de tequila a granel y se envasa en el país vecino.

De esta forma, Jalisco, Michoacán, Tamaulipas, Nayarit y Guanajuato, zonas donde se produce la mayor parte del tequila no han visto que sus poblaciones aumente su nivel de vida. Y ello es debido a que una gran parte de la producción, envasado y exportación se encuentran en manos de compañías estadounidenses.

Hasta la firma de este acuerdo estaba prohibido por el Gobierno Federal de México exportar tequila a granel para que fuese envasado y etiquetado fuera del país. La presión de las autoridades estadounidenses fue más que evidente. El 17 de enero de 2006 se firmaba un acuerdo entre la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos y la Secretaría de Economía de los Estados Unidos Mexicanos.

Por otro lado, México perdía también el derecho a poder inspeccionar el contenido y el  envasado. Tampoco podrá en adelante, según resaltaron los medios de comunicación mexicanos, adoptar medidas de control ni, en consecuencia,  sancionadoras.

En la actualidad, Estados Unidos consume el 35 por ciento de la producción mexicana, el resto es distribuido al mundo entero, principalmente, por empresas estadounidenses, seguidas por Canadá. Más de un 70 por ciento de la producción de tequila es controlada por Estados Unidos.

Tras el maíz transgénico, producto que se emplea básicamente para elaborar las «tortas» -principal base alimenticia en el medio rural-, ahora empresas de Estados Unidos se han hecho con lo que algunos han denominado el «alma de México», el tequila…



La España guerrera: La OTAN pide a Zapatero que aumente sus efectivos en Afganistán

E. G. (26/3/2008)

La OTAN, o sea Estados Unidos,  pretende que todos sus miembros  participen más activamente y que se comprometan más en todos los frentes que la organización tiene abiertos. Con ese objetivo, ha pedido que todos los socios incrementen su participación en Afganistán, una de las mayores operaciones  en toda la historia de la Alianza Atlántica. A pesar de los casi 50.000 efectivos que la OTAN ha desplegado en ese país, los resultados no parecen ser muy halagüeños.

La petición de la OTAN a España consiste, al parecer, en el envío de más equipos e instructores para agilizar la puesta en funcionamiento de las Fuerzas de Seguridad y el Nuevo Ejército Afgano (ANA). Todo ello será tratado en la próxima cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Atlántica que tendrá lugar en Bucarest (Rumania), entre los días 2 y 4 del mes de  abril.

En Bucarest, José Luis Rodríguez Zapatero tendrá ocasión, por fin,  de estrechar la mano del presidente de EE UU, George W. Bush. No obstante, no va a se nada fácil para nuestro presidente poder evadirse de contribuir con más esplendor a la «campaña de Afganistán», sobre todo porque en la cumbre de Bucarest, la OTAN tiene previsto aprobar el llamado «Plan para Afganistán 2008-2012», en el que se definen una serie de objetivos estratégicos.

El «Plan para Afganistán 2008-2012», pretende luchar contra la corrupción y el narcotráfico, pero para ello se exige a todos los miembros de la OTAN que mantengan las tropas que actualmente tienen en Afganistán, al menos durante cinco años más. La cumbre de Bucarest va a servir para que algunos países se comprometan a aumentar su contribución. Ese va a ser el caso de la Francia de Nicolas Sarkozy, que con toda probabilidad enviará otros 1.000 soldados más. Estos efectivos podrían  relevar a otros tantos soldados estadounidenses, que se encuentran en la zona  este de Afganistán, que es frontera con Pakistán, y una de las más conflictivas.

Para dar mayor cobertura mediática, asistirán el presidente afgano,  Hamid Karzai, y Ban Ki-moon, secretario general de la ONU. El Consejo de Seguridad aprobó el pasado día 20 de este mes una resolución en la que se insta «a un apoyo más coherente de la comunidad internacional al Gobierno afgano».

Este mismo mes, el Consejo de Ministros aprobó el envió, dentro de la misión ISAF-Afganistán, de 4 aviones espía, No Tripulados. Modelo Searcher MKIIJ, comprados recientemente, con una dotación de 36 militares, para «reforzar la seguridad de las tropas españolas destacadas en Afganistán. Es posible que España se comprometa ahora a enviar más unidades de estos «aviones espía».

La misión de estos aviones, de fabricación israelí, es realizar misiones de reconocimiento, tratando de evitar ataques por sorpresa, similar al que se produjo el pasado día 18 de este mes, cuando una patrulla del Ejército español sufrió una emboscada al norte, en  Qal-i-Naw.

El Gobierno español buscando obtener más protagonismo e influencia trató  de que el nuevo representante especial para Afganistán del secretario general de la ONU,  Ban Ki-moon, fuese un español. En concreto, se propuso la candidatura de Narcís Serra y Julián García Vargas, los dos han sido ministros de Defensa, pero la propuesta fracasó. El nominado fue el diplomático noruego Kai Eide.

Afganistán, Kosovo, Haití, República Democrática del Congo, Irak, El Líbano… El Ejército de España se extiende por el mundo siguiendo el modelo que marca el Imperio.   



Tíbet se rebela de nuevo, en vísperas de las Olimpiadas ¿Otra causa justa destinada al fracaso?

José Catalán Deus (26/3/2008)

EN EL 49º ANIVERSARIO DEL LEVANTAMIENTO popular tibetano contra la ocupación china del Tíbet, realizada en 1950, y un par de meses antes de la celebración de las Olimpiadas en Beijing, el Dalai Lama pronunció un discurso muy duro que fue señal para iniciar una serie de protestas callejeras por parte de sus seguidores en la capital Lhasa y otras zonas del Tíbet, hoy convertido en simple provincia china.

Poca información fiable se ha filtrado al exterior de lo realmente sucedido. El gobierno chino inmediatamente aisló la región, rescatando a los pocos extranjeros que había en ella y prohibiendo toda entrada desde el exterior. «Los disturbios son los primeros desde 1989 y llegan tras cuatro años de espera a una reanudación de conversaciones con el gobierno chino». Su versión es que se trata de un intento subversivo del gobierno tibetano en el exilio que encabeza el Dalai Lama, destinado a fracasar por falta de apoyo interior. Afirma haber reprimido las protestas sin uso de armas de fuego y que la docena de muertos civiles se ha originado en incendios provocados por los amotinados.

Por el contrario, las fuentes de Dharamsala, territorio indio cercano donde tiene su sede los exiliados, empezaron hablando de decenas de muertos y ahora ya afirman que son centenares, sin que puedan ofrecer de ello pruebas fehacientes. Los disturbios son los primeros desde 1989 y llegan tras cuatro años de espera a una reanudación de conversaciones con el gobierno chino, que suspendió los primeros y únicos contactos a pesar de que los tibetanos han olvidado su reivindicación de independencia y se conforman con una simple autonomía.

LA POLÍTICA DE REPRESIÓN DE CHINA

«China ha reducido al gobierno en el exilio tibetano a poco más que una reliquia, y a su Dalai Lama a un líder espiritual respetado internacionalmente, pero sin capacidad política». La absoluta cerrazón china no deja el menor resquicio de esperanza a que la oposición pacífica de todos estos años pueda conducir a salvaguardar la identidad de un pueblo aislado en el Himalaya, que hasta hace sólo medio siglo era una teocracia gobernada por una reencarnación divina. China ha practicado durante estas décadas una sistemática política de represión contra la autoridad budista, sus monasterios y monjes, y todas las señas de identidad cultural tibetana, importando una fuerte inmigración foránea, implantando un sistema educativo ateo, e intentando suplantar la tradicional economía de subsistencia y las formas de vida tradicionales por una modernización forzada.

Todo ello no ha dado grandes resultados y se supone, aunque no se sabe con certeza, que la mayoría de la población permanece fiel al Dalai Lama y a la rama budista que representa. Bien es cierto, que las autoridades chinas han montado un gobierno fiel, que han conseguido controlar la última reencarnación del Panchen Lama (la otra autoridad tibetana que junto a la religiosa del Dalai Lama, venía ejerciendo funciones más terrenales), y que con su enorme influencia en los asuntos mundiales, ha reducido al gobierno en el exilio tibetano a poco más que una reliquia, y a su Dalai Lama a un líder espiritual respetado internacionalmente, pero carente de toda capacidad política.

UN EXILIO A LA ESPERA DE UN MILAGRO

«El budismo tibetano es tradicionalmente pacífico, lo que no ha evitado injusticias seculares en su sistema feudal de casi esclavitud». El exilio tibetano se encuentra ante la misma tesitura cruel de otras causas justas destinadas al fracaso. Su presión pacífica, su trabajo de proselitismo en la opinión pública internacional, el cariño y respeto que despiertan su causa y su líder, no sirven de nada si no se pone sangre y dolor encima de la mesa donde los medios de comunicación y los poderes globales reparten las prioridades. Cuanto más se repite que con la violencia no se llega a ningún lado, más falso resulta ante el ejemplo de los que la han empleado con éxito envidiable en los cuatro puntos cardinales de nuestro inestable mundo, ya sean los Balcanes o Timor Este, ya sea Irlanda del Norte o Darfur, ya sea Bagdad o el País Vasco.

«La uniformización social implantada desde Beijing parece haber quebrado la estructura social en torno a una religiosidad omnipresente». El budismo tibetano es tradicionalmente pacífico, lo que no ha evitado enormes injusticias seculares en su sistema feudal de casi esclavitud, ni que intentara ya antes el camino de las armas con grupos armados financiados por Estados Unidos hasta que se impuso la diplomacia del ping-pong con el peligro amarillo convertido en bendición consumista. El exilio, como todos los exilios, se cansa y amarga esperando un milagro. El mismo Dalai Lama es ya un hombre mayor al que se le acaban las oportunidades.

Y sobre todo, la uniformización social implantada desde Beijing parece haber quebrado la estructura social ligada a los monasterios y de una vida ordenada en torno a una religiosidad omnipresente.

UNA LUCHA BASADA EN LA NO-VIOLENCIA

«Dalai Lama: Si la ayuda internacional a favor de negociaciones significativas, con la cual estoy todavía comprometido, falla, no podré continuar está línea de acción por más tiempo con la conciencia tranquila». Las dificultades del budismo tibetano en el exilio se han agudizado en la última década. Su Santidad el Dalai Lama, al celebrar el 35º aniversario del levantamiento tibetano, en 1994, difundió una declaración en la que decía: Deseo hacer inventario de nuestros catorce años de esfuerzos por encontrar una solución pacífica y realista a través de honradas negociaciones con el gobierno chino. He tratado siempre de guiarme por el realismo, la paciencia y la perspectiva. He realizado concesiones extremas, una solución que no pide la independencia total del Tibet a pesar de la decepción y las críticas que muchos tibetanos han expresado contra mi moderada postura. No he olvidado que 1.200.000 tibetanos han muerto y que el Tibet ha sufrido enormemente. No obstante, había confiado en que mi moderado acercamiento pudiese llevar a un clima de mutua confianza y negociaciones fructíferas. Pero el gobierno chino ha rechazado todas mis ofertas, la gravedad de la situación ha aumentado dramáticamente, hay una intensificación del plan de acción chino dirigido a la supresión, a la marginación del pueblo tibetano dentro de su propio país, a la exterminación gradual de nuestra cultura y religión, y la destrucción y explotación del medio ambiente. Debo reconocer que mi postura no ha traído consigo ningún progreso, ha causado desilusión.

Y continuaba: Si la ayuda internacional a favor de negociaciones significativas, con la cual estoy todavía comprometido, falla, no podré continuar está línea de acción por más tiempo con la conciencia tranquila. Entonces debería consultar a mi pueblo acerca de la futura dirección de nuestra lucha. Sin embargo, es muy importante que esta lucha esté basada en la no-violencia.

Todavía el Dalai Lama ha aguantado casi década y media, hasta hace pocos días. A partir de ahora, todo es una incógnita.

EL OPTIMISMO DEL DALAI

El Dalai, en los últimos años, ha conquistado un lugar de honor entre todas las fuerzas y tendencias alternativas que trabajan por la transición a una sociedad ecológica planetaria y una nueva era en la evolución de la humanidad. «El Dalai aún no se ha pronunciado ante la violencia de sus partidarios en Lhasa, que han atacado bienes de inmigrantes chinos, equivocando el objetivo». Participando en 1994 en una conferencia internacional en Israel, convocada por la Sociedad para la Protección de la Naturaleza, decía: Una de las mayores lecciones para todos nosotros ha sido el cambio pacífico en la Europa del Este. En el pasado, las personas oprimidas siempre recurrían a la violencia en su lucha por la libertad. Ahora, estas revoluciones pacifistas, siguiendo las huellas de Gandhi y de Martin Luther King, han ofrecido a las futuras generaciones un gran ejemplo de cambio exitoso hacia la no violencia. Cuando en el futuro surja la necesidad de cambiar la sociedad nuestros descendientes podrán retroceder hasta 1989 como un momento paradigmático en la lucha por la paz: una triunfal historia real sin precedentes en la que están implicadas más de media docena de naciones y centenares de millones de personas.

¿Mantiene hoy este análisis? De momento, no se ha pronunciado ante la violencia de sus partidarios en Lhasa, que desgraciadamente han atacado comercios y bienes de inmigrantes chinos, equivocando el objetivo.

Me siento optimista ante el futuro, repite insistentemente como un disco rayado a juego con su sonrisa paradigmática. Existen una serie de tendencias recientes que muestran nuestro potencial para conseguir un mundo mejor. Ahora, tanto las personas como los gobiernos buscan un nuevo orden ecológico y económico. El próximo siglo -hablaba la década pasada- será más armonioso y menos dañino. La compasión, las semillas de la paz, podrán florecer. No lo hacen por el momento en su amado Tíbet.

N. de la R.

José Catalán Deus es periodista y escritor. En su larga trayectoria profesional ha escrito para muchas publicaciones, alternándolo con puestos de dirección en revistas y diarios. En la última década fue corresponsal en Londres y en Roma. Actualmente, publica «Infordeus» en Internet. Entre sus últimos libros figuran «De Ratzinger a Benedicto XVI, los enigmas del nuevo Papa» y «La cuarta guerra mundial: terrorismo, religión y petróleo en los inicios del tercer milenio».

Este artículo se publica gracias a la gentileza del auror y de de Safe Democracy.



Estados Unidos bombardea la «zona Verde» de Bagdad, mientras pide a Gran Bretaña que aumente el número de soldados en Basora

espacioseuropeos.com (25/3/2008)

Al menos 58 iraquíes murieron el pasado domingo en Irak en distintos sucesos violentos. Doce de ellos murieron en la llamada «Zona Verde», a causa de los intensos bombardeos efectuados con morteros, en uno de los peores y más prolongados de los habidos hasta ahora en  la región. Esta zona está bajo estricto control de las tropas estadounidenses.

Al norte de Irak, en la ciudad de Mosul, doce soldados iraquíes murieron a causa de la explosión de un camión-bomba que conducía un suicida. Otros cuatro soldados de la misma nacionalidad murieron en parecidas circunstancias, cuando estalló una bomba en una carretera en las Montañas de Hamrin.

Si los Estados Unidos no consiguen controlar ni  pacificar la zona  que se han asignado, otro tanto le sucede a la ciudad de Basora, actualmente bajo control de los soldados iraquíes desde el mes de diciembre. El Sunday Mirror de Londres aportaba esta información a principios de esta semana, informando que el mando estadounidense tenía constancia del aumento de la violencia, y que  el gobierno de Bush había  pedido a Gran Bretaña que aumentase el número de efectivos militares y que se hiciese otra vez con el mando directo en Basora.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal