España, 21-04-2019

Sin Acritud…

Crisis económica: AIG y el colmo de la irresponsabilidad

obama-21Bernardo Kliksberg (27/3/2009)
Malestar creciente sobre los bonus de los altos ejecutivos.

EL PRESIDENTE OBAMA SE HA caracterizado por su serenidad y calma. La perdió estos días frente a los 168 millones de dólares en bonos pagados a los ejecutivos de la aseguradora AIG con fondos que aporto el Estado para que no quebrara. Fue la segunda vez en breve tiempo en que califico duramente esos comportamientos. Poco antes, reunió a los periodistas. Les refirió que los ejecutivos de las organizaciones financieras de Wall Street –beneficiarias, en su



No hay rescate para los más golpeados

Amy GoodmanAmy Goodman (22/3/2009)
La utilización de dinero del rescate financiero -dinero aportado por los contribuyentes-para el pago de primas de AIG ha provocado, con razón, una virulenta reacción masiva contra la aseguradora y contra Wall Street. Pero también contra el Presidente Barack Obama y sus asesores económicos -el Secretario del Tesoro Timothy Geithner y Larry Summers. Con el rescate financiero, los ciudadanos estadounidenses pasaron a ser propietarios del 80 por ciento de AIG. La indignación se hizo notar tanto en el Partido Demócrata como en el



El sistema de salud de pagador único tiene que estar en el debate

Amy GoodmanAmy Goodman (17/3/2009)
El Presidente Barack Obama promete implementar una reforma del sistema de salud, pero ha descartado la opción del sistema de pagador único. Un sistema de “pagador único” implica quitar del medio a las compañías aseguradoras privadas: el gobierno paga la cobertura pero la prestación de servicios médicos sigue siendo enteramente privada. La gente seguiría eligiendo el médico con quien desea tratarse e iría al hospital de su preferencia. Con un sistema de pagador único se reducen los costos administrativos y se



Guinea Bissau: el narco-Estado número uno de África

 Zidane Zeraoui (14/3/2009)
EL DOBLE ASESINATO en Guinea Bissau,guinea-bissau los días 1 y 2 de marzo pasado que costó la vida tanto al Jefe del Estado Mayor, Tagme Na Wai, como al presidente de la República, Joao Bernardo Vieira, marca un nuevo nivel de la crisis estructural de la ex-colonia portuguesa de África occidental.

Sin embargo, si la violencia es común en Guinea Bissau desde que el país accedió a la independencia, el



Notas sobre la técnica y la suerte

diosa-foerunaAlberto Buela (13/3/2009)
Hace ya muchos años un helenista de la talla de Conrado Eggers Lan nos llamaba la atención acerca de la relación entre téchne (técnica) y týche (fortuna) en los griegos mientras nosotros la dejábamos pasar como con tantas otras enseñanzas de la otrora famosa Universidad de Buenos Aires.

El hombre, ese ser careciente del que nos habla A. Ghelen, ocupa en la escala de lo real un molesto e incordioso lugar intermedio entre la divinidad, las criaturas puramente espirituales y los procesos necesarios y regulares de la



Obama y su coalición de los ya no tan dispuestos

Amy obama-4Goodman (10/3/2009)
El Presidente Barack Obama se reunió recientemente con los primeros ministros de Canadá y Gran Bretaña. El encuentro de esta semana con el británico Gordon Brown -promotor de un “New Deal mundial”- provocó una pequeña conmoción cuando la Casa Banca decidió reducir la conferencia de prensa que estaba pautada a una simple sesión de preguntas y respuestas en la Oficina Oval, lo cual en ciertos círculos británicos fue visto como un desaire. Se adujo que el cambio se debía al mal tiempo que cubrió de nieve el Rose Garden, lugar donde tradicionalmente se celebran las conferencias de prensa presidenciales.

Pero quizás no se debiera tanto al exceso de nieve que efectivamente cubría los jardines de la Casa Blanca, sino a una estrategia dirigida a cubrir las crecientes diferencias en las políticas referidas a Afganistán.

La política que impulsa Estados Unidos en Afganistán incluye un incremento pronunciado de soldados -ya iniciado- y bombardeos continuos en Pakistán utilizando aviones teledirigidos. La intensificación de las muertes civiles es un hecho. Naciones Unidas estima que más de 2.100 civiles murieron en 2008, lo cual representa un incremento del 40 por ciento con respecto a 2007.

La ocupación de Afganistán ya lleva ocho años y en muchos países de la OTAN concita cada vez menos apoyo. Joseph Stiglitz, ganador del Premio Nobel de Economía en 2001, me dijo: “El avance en Afganistán va a costar muy caro. Las cosas no están marchando muy bien… Nuestros socios en la OTAN están cada vez más desencantados con la guerra. He hablado con mucha gente en Europa y ellos sienten que la situación está realmente empantanada, que nos estamos empantanando otra vez.”

Cuarenta y un naciones contribuyen con tropas para conformar la presencia de 56.000 efectivos de la OTAN en Afganistán. Más de la mitad de estos soldados son estadounidenses. El Reino Unido tiene 8.300 y Canadá casi 3.000. Mantener las tropas resulta costoso, pero el costo humano es aún mayor. Con un total de 108 muertes, Canadá tiene la tasa más alta de muertes per cápita de los ejércitos extranjeros en Afganistán, debido a que sus tropas están destacadas en el sur, en las inmediaciones de Kandahar, donde los talibanes son más fuertes.

El domingo pasado, el Primer Ministro canadiense, Stephen Harper, declaró en CNN: “No vamos a ganar esta guerra quedándonos… De hecho, mi opinión personal es que francamente no vamos a derrotar nunca a los insurgentes”.  El Secretario de Defensa Robert Gates escribió hace poco en la revista de política exterior Foreign Affairs: “La victoria de Estados Unidos no puede lograrse matando o capturando”.  Sin embargo, fue Canadá quien fijó el plazo para el retiro de tropas a fines de 2011. Estados Unidos, en cambio, habla de escalada.

Anand Gopal, corresponsal en Afganistán del periódico The Christian Science Monitor, describió laafganistan situación en el terreno: “Muchos afganos con los que he hablado en la región del sur, donde se están dando los combates, afirman que traer más tropas resultará en un aumento de las bajas civiles. Traerá más incursiones nocturnas, tan resistidas por la sociedad afgana. Y también está el problema de que cada vez que los soldados estadounidenses entran en una aldea y luego se retiran, atrás vienen los talibanes a atacar la misma aldea”. La legisladora afgana Shukria Barakzai le dijo a Gopal: “Envíennos 30.000 universitarios. O 30.000 ingenieros. Pero no nos envíen más tropas, que sólo traerán más violencia.”

Las mujeres de Afganistán cumplen un rol clave en la lucha por la paz. Una fotógrafa me escribió recientemente contándome que: “El domingo 8 de marzo se realizarán diversas celebraciones en todo Afganistán para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. En Kandahar, cientos de mujeres se reunirán para orar juntas por la paz, un acto que resulta particularmente significativo en esta región tan inestable de Afganistán”.  Al retornar de un encuentro internacional de mujeres celebrado en Moscú, la escritora feminista Gloria Steinem señaló que se habló en particular de la necesidad de que los medios de comunicación contrataran a corresponsales de paz para contrarrestar a los corresponsales de guerra.

De esa manera se amplificarían las voces de la sociedad civil, resaltando a aquellas que luchan por la paz. En los medios de prensa estadounidenses la tendencia es a equiparar librar una guerra con combatir al terrorismo. Pero en el terreno, las bajas civiles provocan una enorme hostilidad. En este sentido, Mary Robinson, ex presidenta de Irlanda, recalcó: “Me entristece y asombra la virulencia de las reacciones anti-estadounidenses que provocan estas guerras [en Irak y Afganistán]. Son vistas como ocupaciones… Creo que es vital que aprendamos de los errores en que incurrimos al hacer llamamientos de guerra, en particular, a hacerlo de la manera en que lo hizo Estados Unidos, sin tener en cuenta las preocupaciones que planteaba el resto del mundo… lo que pasó inicialmente con la guerra de Irak… Es cierto que el Reino Unido se sumó, pero había mucha gente dentro del Reino Unido que no apoyó la alianza que abrió el camino a esa guerra. Y los daños han sido muchos. Tenemos que ser capaces nuevamente de construir una estrategia multilateral y una estrategia de apoyo regional para resolver problemas particularmente difíciles. Vimos que eso era posible en el caso de Corea del Norte, donde trabajaron y siguen trabajando juntos seis países, cinco países y Estados Unidos. NeAmy Goodmancesitamos una alianza similar estructurada en la región, porque está todo muy conectado ahora-Medio Oriente con Afganistán y Pakistán, e incluso con India, luego de los incidentes en Mumbai, y las tensiones que hay ahí. De manera que precisamos una estrategia que se nutra de la fuerza que brinda trabajar con los países vecinos”.

Barack Obama arrasó en las primarias y llegó a la presidencia debido en gran medida a su discurso antibélico. Sin embargo, mientras mandatarios como Brown y Harper están cediendo ante los crecientes reclamos de sus ciudadanos para poner fin a la guerra, en Estados Unidos apenas si se debate la decisión de aumentar las tropas en Afganistán, o el hecho de que la guerra se expanda hacia Pakistán.

N. de la R.
Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna. Este artículo se publica gracias a la gentileza de la autora y de Democracy Now.



El brusco final de la Transición española. Cómo superar un modelo completamente agotado

José Catalán Deus (7/3/2009)transicion-espanola
EL LIMITADO PERO INTERESANTE eco despertado por el análisis del mismo título, reproducido y comentado en varias plataformas de debate y medios digitales, me ha animado a proseguir con el tema, pues como varios lectores han señalado puede y debe ser desarrollado, dado que probablemente aborda las cuestiones de fondo de las que depende la recuperación española de la actual crisis.

Tres ha sido las principales críticas, si descontamos las reacciones viscerales de quienes se sienten amenazados cuando se pone en duda sus creencias. La primera tiene que ver con la datación exacta del final de la transición. Desde el segundo gobierno de Felipe González en 1986 a los atentados del 11 de marzo de 2003, las propuestas son variadas. Es interesante detectar que para algunos es un término desconocido o confuso, a pesar de que la denominada transición española a la democracia que siguió al franquismo, “En esos lapsos de la memoria colectiva tan frecuentes, ya no interesaba constatar que el proceso estaba enfermo y hasta agonizante” ha sido uno de los procesos más comentado y loado de la política occidental de las últimas décadas.

Otros ignoran que nunca fue definitiva y oficialmente dado por finalizado. Se propuso que la alternancia en el poder de las dos grandes fuerzas políticas demostraría su consolidación definitiva, pero al terminar la etapa del Partido Popular (1996-2004) de la traumática forma que lo hizo, se dio por sobrentendido que algo grave había pasado que impedía dar por cerrado el proceso en las discretas celebraciones del trigésimo aniversario de las fechas claves del inicio de la transición, como el fallecimiento de Francisco Franco, el gobierno de Adolfo Suárez, la legalización del Partido Comunista y el refrendo ciudadano de la nueva Constitución.

POR QUÉ AHORA Y NO ANTES
En esos lapsos de la memoria colectiva tan frecuentes en este país, ya no interesaba constatar que el proceso estaba enfermo y hasta agonizante. No interesaba porque demostraba una crisis política y social, una crisis de rumbo colectivo y de impulso regenerador, de la que nadie quería enterarse. Y a esa crisis vital -si las naciones tienen vida y pulso propio, como pensaban Toynbee y Spengler-, a ese cansancio acre que se convirtió en actitud dominante hacia mediados de la anterior legislatura, cuando llegaba el momento de celebrar lo bien que nos había ido en las tres décadas de transición, se sumaron rápidamente los nubarrones amenazadores de una crisis económica que cuanto más se negaba más evidente se hacía: “… es testimonio las persistentes dudas sobre la institución monárquica, el clamor por retoques constitucionales, el colapso del Estado de las Autonomías, la falta de solidez del poder ejecutivo…”

La coincidencia del cansancio social, del desgaste institucional, de la ausencia de consensos para renovar el impulso, de la falta de metas y la carencia de guías, en definitiva, de una crisis político-social, su coincidencia -decimos- con la aparición súbita y grave de una crisis económica, es la que en mi opinión permite fechar ahora y no antes el brusco final de la transición española, el coitus interruptus de una transición que se quedaba agarrotada a poca distancia de la meta orgiástica o cuando menos, placentera.

La segunda crítica detectada en los comentarios a la primera parte de este análisis, tiene que ver con la ausencia de exposición de datos económicos que la sustenten, y la tercera, con su supuesto elevado pesimismo y su supuesta partidista reivindicación de lo positivo de la etapa de gobierno de José María Aznar. De ambas críticas, el análisis se defendía preventivamente; frente a una enumeración repetitiva de datos espectaculares que está en la cabeza de todos, se pretendía dar przapatero-y-gonzalezioridad por una vez al análisis filosófico, a la denostada moralina; en cuanto al pesimismo, se reconocía cierto tono premeditado de provocación intelectual; en cuanto a escoramiento político, aseguramos que sólo nos mueve poner las cosas en su objetivo sitio. Pero es tal el partidismo feroz que domina las conciencias españolas que hasta en este sosegado foro circulan feos ejemplos de dogmatismo, de sectarismo y de enfermedades del intelecto propias del siglo pasado que debían y podían estar ya superadas.

PARA AHORRAR CIFRAS…
Establecemos, pues, que el brusco final de la transición española a la democracia ha tenido lugar recientemente por la confluencia de una seria crisis política y social con una fuerte crisis económica, dejando en suspenso un período de treinta años y poniendo en cuestión sus logros. “La descripción de este panorama complicado no tiene por objeto paralizar a la sociedad española, sino convencerla de que hay que movilizarse de nuevo”. De la primera, es testimonio las persistentes dudas sobre la institución monárquica, el clamor por retoques constitucionales, el colapso del Estado de las Autonomías, la falta de solidez del poder ejecutivo, el desgaste estructural de los partidos políticos, la deriva del poder legislativo, el colapso del poder judicial, el galope desbocado de los libertinajes sobre la libertad responsable, el desprestigio del principio de autoridad, y la agonía del sistema educativo, por citar sólo algunos de los síntomas abundantemente detectados.

En cuanto a la crisis económica, reconocida oficialmente una severa recesión económica desde mediados de 2008 cuyo final se retrasa cada día que pasa; detectada una depresión en puertas que podría durar media década o una entera; derrumbados todos los indicadores de actividad productiva, así como el milagro trucado del consumo, la construcción y el turismo; disparados los indicadores del déficit estatal, el desempleo, de los agobios empresariales y del incumplimiento generalizado del pacto de confianza en que se basa la economía de libre mercado; dibujándose en el horizonte perspectivas preocupantes en cuanto a la normalización del crédito, la seguridad del sistema bancario, la pervivencia del modelo de inmigración, el futuro del sistema de pensiones y la quiebra del estatus de convivencia social presionado por los agobios políticos y económicos, nos ahorraremos de nuevo el aburrido rosario de cifras sensacionalistas para más adelante.

NO SE NECESITA TRIBUNOS
“El modelo económico de desarrollo insostenible basado en consumo, construcción, turismo, mano de obra barata, y chanchullos y chapuzas por doquier, debe enterrarse para siempre”.  La descripción de este panorama complicado no tiene por objeto paralizar individual y colectivamente a la sociedad española, sino por el contrario convencerla de que hay que movilizarse de nuevo. Estamos absolutamente seguros de que ha llegado el momento de la verdad. O los patrones de deterioro y decadencia se cortan, o no podrá hacerse en al menos una generación.

La grave situación permite rebobinar, detectar donde nos equivocamos, rehacer el camino. El modelo social de vale todo está acabado si es que en algún momento fue más que puro oportunismo general. El modelo económico de desarrollo insostenible basado en consumo, construcción, turismo, mano de obra barata, y chanchullos y chapuzas por doquier, debe enterrarse para siempre. Hay un programa más allá de los inmovilistas partidos políticos, de los sensacionalistas medios de comunicación, de los irresponsables predicadores de demagogias variadas, del individualismo feroz, del cinismo aberrante, de la hipocresía y la doblez generalizadas.

Todos sabemos en el fondo lo que está bien y lo que está mal, cómo hay que comportarse. No se necesita tribunos. Es un impulso que a veces aúna elites y eso que antes se llamaba masa y ahora opinión pública. Podemos y debemos detallarlo quizás en sucesivas entregas. Pero no se nos ocurre sinceramente otra pjose-catalan-deus1ropuesta.

N. de la R.
José Catalán Deus es periodista y escritor. En su larga trayectoria profesional ha escrito para muchas publicaciones, alternándolo con puestos de dirección en revistas y diarios. En la última década fue corresponsal en Londres y en Roma. Actualmente, publica “Infordeus” en Internet. Entre sus últimos libros figuran “De Ratzinger a Benedicto XVI, los enigmas del nuevo Papa” y “La cuarta guerra mundial: terrorismo, religión y petróleo en los inicios del tercer milenio”. Recientemente ha publicado la biografía “El Príncipe del Renacimiento: Vida y leyenda de César Borgia” (editorial Debate, grupo Randon House Mondadori).

Este artículo se publica gracias a la gentileza de Safe Democracy   y del autor.



Bolivia: El territorio y los plurinacionales

mapa-de-boliviaAndrés Soliz Rada (2/3/2009)
El director de “Le Monde Diplomatique”, Ignacio Ramonet, en nota titulada “Neocolonialismo Agrario” (febrero 2009), advierte que los Estados ricos están comprando tierras en forma frenética en diversas partes del mundo. Demuestra que China es un “comprador compulsivo”. Detenta más de dos millones (MM) de hectáreas (ha) en Australia, Kazajistán, Laos, México, Brasil, Surinam y sobre todo África. Pekín ha firmado 30 acuerdos de cooperación con gobiernos que le dan acceso a tierras. Corea del Sur ha adquirido 2.3 MM . Kuwait, Qatar y



Aut Perón aut nihil: En busca de una ilusión

peron Alberto Buela (28/2/2009)
Parodiando la inscripción de la espada de César Borgia hemos titulado este breve artículo: O Perón o nada, a propósito de las próximas elecciones de octubre, porque consideramos que la coyuntura es favorable para que una vez por todas el peronismo pueda elegir candidatos verdaderamente peronistas y no extra partidarios como viene sucediendo desde siempre.

 



Consumo tóxico

Amy GoodmanAmy Goodman (28/2/2009)
¿Su lápiz labial está cargado de plomo? ¿Es tóxico el biberón de su bebé? El American Chemistry Council –la asociación que representa a las compañías químicas de Estados Unidos- nos asegura que elabora los productos que nos ayudan a mantenernos sanos y saludables. Pero lo cierto es que los consumidores estadounidenses están expuestos a una amplia gama de sustancias químicas y aditivos nocivos que están presentes en juguetes, cosméticos, botellas plásticas de agua y un sinfín de otros productos. Las industrias químicas y manufactureras de Estados Unidos se han resistido enérgicamente a la




Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal