El gobierno de Malí y los tuaregs acuerdan la paz

Malí
espacioseuropeos< (20/6/2013)

Combatientes yihadistas en el norte de Malí.

Combatientes yihadistas en el norte de Malí.


Unas largas negociaciones de casi dos semanas entre el gobierno provisional de Malí y los tuaregs han concluido con un “alto el fuego” y, sobre todo, unanimidad en que se puedan celebrar las elecciones presidenciales previstas para el 28 de junio.

El acuerdo contempla además, un período de dos meses para organizar las conversaciones de paz con los tuaregs del norte de Malí y concluir el estatuto administrativo de la zona norte de Azawad (ciudades de Tombuctú, Kidal y Gao).



Francia consiente que la guerrilla Seleka tome el poder en la República Centroafricana

Fuerzas rebeldes en el norte de la República Centroafricana en 2004

África
Ana Camacho (27/3/2013)
Llama la atención que el presidente francés Hollande, rechazase la petición de ayuda que el presidente centroafricano François Bozizé le hizo para que las tropas franceses acudiesen en su ayuda y frenasen el avance de los guerrilleros del Seleka (Alianza) que lo han acabado derrocando este fin de semana.

Bozizé había pretendido al fin y al cabo lo mismo que ha logrado en Malí, su colega Diancounda Traoré, al que las tropas francesas están ayudando a recuperar el control del Azawad que el Gobierno de Bamako había perdido con la secesión tuareg. Pero así como Hollande, para intervenir en Malí, las responsabilidades históricas que Francia tiene como antigua potencia colonial, el cumplimiento de los compromisos en materia de seguridad existentes entre los dos países y la necesidad de impedir que las bandas islamistas impusiesen su voluntad por la vía de las armas, en el caso de la República Centroafricana, no quiso saber nada.

 “Se acabaron los tiempos de la Françafrique”, le contestó Hollande aludiendo al fin de una era en que, desde París, se acudía con tropas a salvar a los dictadores de los estados africanos amigos. A Bozizé, evidentemente, no le gustó ese doble rasero con el que a él le presionaban para que negociase con la guerrilla de  Seleka, mientras Hollande y su ministro de Exteriores Fabius, rechazaban tajantemente la vía de la negociación entre las partes enfrentadas, prescrita para Malí por las resoluciones de la ONU, alegando que no había “nada que discutir con terroristas”.

Bozizé, pertenece a esa estirpe de autócratas africanos indeseables que llevaba diez años gobernando y luciendo un execrable historial en materia de valores democráticos y derechos humanos. Su situación no era mucho más criticable que la de su antiguo colega y aliado, el presidente chadiano Idriss Déby que, entre sus crímenes tiene el de haber entregado a Bozizé, en 2009, su principal enemigo, el dirigente opositor Charles Massi que, tras ser detenido en el sur de Chad, desapareció en las cárceles centroafricanas. Pero Déby, tras una temporada de difíciles relaciones en París, ha logrado cierta indulgencia del Gobierno de Hollande en relación a sus métodos de gobierno, a raíz del importante papel que ha jugado en favor de los intereses franceses con el envío a Malí de unos 2.000 hombres.

En cualquier caso, el derrocado dictador sentía que tenía más derecho que Traoré en recibir la ayuda militar francesa contra sus enemigos: su colega maliense no es más que el presidente interino de un Gobierno todavía no legitimado en las urnas que en París tuvieron que articular, tras un golpe de estado militar en Bamako, para poder dar credibilidad a ese punto con el que han justificado la intervención como la leal respuesta al “Gobierno de Malí”. Él, en cambio, había ido prolongando su presidencia con elecciones que en París nunca pusieron oficialmente en entredicho. Además, así como para Malí Hollande ha tenido que enviar tropas desde otras bases en África, en la República Centroafricana lo tenía mucho más fácil, porque este país es tradicionalmente una de las bases más importantes de Francia en el continente.

Con estos argumentos a su favor, Bozizé volvió a insistir desplegando curiosas estrategias: manifestaciones de mujeres en Bangui pidiendo al Seleka que cesara las hostilidades o el asalto por parte de un grupo teledirigido desde el palacio presidencial a la sede de la embajada francesa de Bangui pidiendo que  la intervención militar gala salvase al pueblo de nuevos sufrimientos.

Ana Camacho

Ana Camacho

Ni por esas: Hollande se mantuvo en sus trece. “Estamos ahí para proteger a nuestros expatriados y nuestros intereses”, dijo tajante al subrayar que la base no está «para ayudar al régimen» y que Francia no iba a hacer nada que tuviese que ver con una injerencia en los asuntos internos de la República Centroafricana. Eso sí, en París decidieron reforzar su contingente con el envío de 150 paracaidistas.

Es comprensible que el ex presidente se lo tomase muy mal acusando a Francia de conspirar en su contra. Seguramente, no se creyó la versión con la que algunos analistas aseguraron que la República centroafricana era la prueba de fuego de un cambio de política de Hollande respecto al patio trasero africano, con el que marcar un antes y un después respecto a su antecesor Sarzozy. Sabemos que Bozizé salvó la vida huyendo a Camerún en un helicóptero pero, hasta el momento, no hay pistas de que haya averiguado por qué en Malí sí, y con él no.

N. de la R.
Este artículo se publica con la autorización de Ana Camacho, periodista, activista intelectual y física, de los derechos humanos, que también  se puede leer en su página de Internet en arenas movedizas.

 



Continúa la guerra en Malí

Malí/Francia
espacioseuropeos.com (13/3/2013)Mali
La ofensiva francesa en Malí en la denominada operación Serval que comenzó  el 11 de enero continuará al menos tres semanas según declaraciones del Ministro de Defensa galo, Jean Yves Le Drian. La intervención, que además de los 4.000 militares franceses, cuenta con tropas malienses y chadianas, frenó el avance de los rebeldes hacia el sur y permitió que se recuperaran tres ciudades del norte: Tombuctú, Gao, y Kidal.

Según el ministro, el grupo de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) responde con una «resistencia muy violenta» y se encuentra principalmente en los macizos de Ifoghas y de Timetrine. En Gao se enfrentan con los islamistas de MUYAO, mientras que se mantiene la lucha con el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA), grupo tuareg que había accedido a cooperar pero que se negó a entregar las armas sin negociar con el gobierno de transición de Malí.

Problemas económicos
Por parte de las fuerzas militares africanas, uno de los problemas a los



Misterios de la guerra de Malí

Malí (África)
Ana Camacho (31/1/2013)mapa-de-mali
Las tropas francesas de la Operación Serval han culminado hoy,  con la toma de la localidad de Kidal, el paseo triunfal que iniciaron en Malí el pasado día 11. Lo que Hollande y Fabius en un principio dijeron iba a ser una intervención de urgencia para contener en el centro del país a la rebelión de las bandas de Al Qaeda que amenazaban con marchar sobre Bamako, no perdió desde entonces ni un segundo en su avance implacable para acabar con la secesión del Azawad.

De esta manera, lo que se planteó como una acción que debía asegurar el cumplimiento de la resolución del Consejo de Seguridad 2.085,  la que preveía una acción militar si fracasaban las soluciones políticas, se ha



El Sáhara Occidental y sus vasos comunicantes con la secesión de Malí

Sáhara Occidental/Malí
Ana Camacho (26/12/2012)sahara-occidental
El fin de año son días propicios para hacer balance. Considerando la situación del Sáhara Occidental, de  2012 yo reseñaría las declaraciones del enviado especial del secretario general de la ONU, Christopher Ross en la escala que hizo en Madrid dentro de su histórica visita a la zona, incluyendo los territorios ocupados por Marruecos y los liberados bajo control del Polisario. Fue en la capital española sin embargo, donde Ross subrayó que este conflicto se ha prolongado «demasiado tiempo». 



Hillary Clinton le da la razón al presidente de Argelia sobre el conflicto de Malí

Hillary Clinton y Abdelaziz Buteflika. Foto Embajada de EEUU en Argel.

Hillary Clinton y Abdelaziz Buteflika. Foto Embajada de EEUU en Argel.

Internacional
Ana Camacho (1/11/2012)
Hillary Clinton estuvo el lunes en Argel donde se entrevistó (por segunda vez desde que es ministra) con el presidente Abdelaziz Buteflika. Según la agencia France Presse (AFP), y la prensa española y marroquí que reprodujeron esta versión,  la visita de la secretaria de Estado norteamericana tuvo como objetivo presionar al Gobierno argelino para que de su apoyo a la intervención internacional en Malí. ¿Hubo realmente presión de los EEUU en Argel como ha aireado la agencia pública de noticias francesa? 



Hollande se da un festín de Francofonía tras lograr el apoyo de la ONU a una intervención en Malí

Malí/Francia
Ana Camacho (13/10/2012)

Niñas de Malí en los campamentos de refugiados de su país en el vecino Níger. UNHCR/ H. Caus

Niñas de Malí en los campamentos de refugiados de su país en el vecino Níger. UNHCR/ H. Caus

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer por unanimidad una resolución promovida por Francia y Marruecos en apoyo de la intervención de una fuerza militar africana en Malí cuyo objetivo es ayudar al Gobierno de Bamako a «reconquistar» el norte del país. Se trata de un importante avance para la diplomacia francesa que, desde la declaración de independencia de los tuareg del Azawad, el pasado abril, está volcada en una intensa actividad



La ONU no quiere una intervención militar en Malí. Francia 0, tuaregs y Argelia, 1

Internacional
Ana Camacho (18/6/2012)

Cheij Modibo Diarra, primer ministro interino de Malí, con el ministro de Exteriores francés Laurent Fabius

Cheij Modibo Diarra, primer ministro interino de Malí, con el ministro de Exteriores francés Laurent Fabius

Desde que ganó las elecciones en Francia, el presidente François Hollande ha seguido la línea de su antecesor Sarkozy, moviendo hilos para intervenir en Malí contra la rebelión tuareg que ha partido el país saheliano en dos. Acabar con el recién proclamado estado del Azawad es ya claramente una de las prioridades  la política exterior francesa. Pero, por el momento la jugada les ha salido rana ya que



Rebeldes tuareg e islamistas de Ansar Dine se enfrentan en el norte de Malí

Malí (África)
espacioseuropeos.com (18/6/2012)
tuaregEl norte de Malí fue escenario ayer de duros enfrentamientos entre los rebeldes tuaregs del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) y hombres de Ansar Dine, grupo ligado a Al-Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI). La disputa parece ser (los datos por el momento son difíciles de verificar, según informa Misna) por el control de la ciudad de Tombuctú. Se habla de uno o dos muertos y varios heridos. 



Malí recibe ayuda de Argelia

emergencia-humanitaria-en-maliMali/Argelia
espacioseuropeos.com (24/5/2012)
Argelia enviará a Malí 3.000 toneladas de arroz con el objetivo de contribuir a mejorar la situación alimentaria en medio de una profunda crisis. El país árabe también ofrecerá asistencia humanitaria para los desplazados por la inestabilidad en el norte del país, según dijo Nourddine Ayadi, embajador argelino en Malí.

El momento en Malí es muy convulso en el norte por la violencia de los grupos que controlan la región, fundamentalmente el grupo islámico Ansar Dine y el Movimiento Nacional de Liberación de Azawad tuareg. Más de 300.000 personas se han desplazado como consecuencia del conflicto, y casi la mitad de ellos son niños, según UNICEF. A la situación en el norte se une el golpe de estado militar del que hemos venido informando.

N. de la R.
Esta noticia se publica con la autorización de Mundo Negro.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal