España, 25-09-2016

De Arístegui fuera de las listas del PP. Los saharauis lo prefieren lejos

España
Miruca Falcón (15/10/2011)gustavo-de-aristegui
Acabo de leer con satisfacción que Gustavo De Arístegui ha quedado excluido de las listas del PP. Ni para el Congreso ni para el Senado: en el PP parece que ya no se fían de él. El año pasado, desde este mismo medio, le dediqué un artículo al Sr. Gustavo de Arístegui, en el que le pedía que su actitud hacia el conflicto del Sáhara fuera fiel a los principios éticos y a la voluntad del pueblo saharaui. Le pedía que exigiese a Marruecos el respeto de los Derechos Humanos, de las resoluciones de la ONU y de las leyes internacionales. Sin embargo, De Arístegui “erre que erre”, procurando siempre hablar a favor del “lobby” marroquí, y disimulando para que no se le viera el plumero, empeño harto inútil dada su trayectoria de tantos años.

Hacía tiempo que los fieles a la causa saharaui le seguíamos la pista muy de cerca y estábamos atentos a todo lo que dijese o hiciese en relación con Marruecos. Reconozco que le teníamos ganas. Su tristemente famosa defensa de una “neutralidad activa” en el conflicto del Sáhara, continua siendo un eufemismo inaceptable que solo puede convencer a los que no conocen el tema a fondo y se dejan embaucar por tipos como él, amparado por un cierto pedigrí de “linaje diplomático”. Desde las filas saharauis hemos echado en falta que defendiese con determinación la opción de la independencia en un referéndum libre, pero él solo habla de “una solución justa y duradera y aceptada por ambas partes” ¿A qué solución justa y duradera se refiere usted? De Arístegui nunca ha querido contestar claro, siempre se ha quedado en el eufemismo intentando convencernos de que Marruecos es un buenazo, un pedazo de país con el que, incluso ha llegado a decir, que España está en deuda.

Parece ser que tamaño dislate, unido a otros tropiezos en su partido le han puesto en su sitio, es decir fuera de las listas. Esperemos que cuando el PP llegue a la Moncloa esté también fuera de la lista de embajadores en Marruecos o en la ONU. Incluso, es posible que los marroquíes se alejen de él, cual apestado, al igual que hicieron al votar contra Moratinos cuando éste pretendía la presidencia de la FAO. A este respecto, ya sabemos que hay muchos países que después de utilizara sus abanderados, les abandonan. En lo que respecta a favor de Marruecos y su ocupación ilegal del Sáhara, De Arístegui ha trabajado de lo lindo.

Esperemos que a partir de ahora, fuera de las listas, se dedique a otra cosa, pues capacidad y experiencia no le faltan, pero eso sí, que lo haga bien lejos de los saharauis y sin emplear más eufemismos contra las legítimas aspiraciones de éstos.

Noticias relacionadas: 

Ø      Gustavo de Arístegui, una perita en dulce para Marruecos: “cherchez la femme”

Ø      El diputado del PP, Gustavo de Arístegui, no considera dictador a Teodoro Obiang Nguema

Ø      Fue en el Sáhara y no en Túnez donde se iniciaron las protestas contra la tiranía en el Magreb

Ø      Incansable Arístegui

Ø      La oposición guineana molesta con los diputados y senadores españoles

Ø      Yo que ustedes no seguiría los consejos del señor Arístegui, y no invertiría en Guinea Ecuatorial…

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826