España, 26-06-2019

Se filtra un disco duro con información que deja al descubierto las cloacas de GEPETROL

Sede centras de Gepetrol en Malabo (Guinea Ecuatorial).

Guinea Ecuatorial
Espacios Europeos (24/9/2018)
Este periódico  (Diario Rombe) ha tenido acceso a las operaciones financieras que el Gobierno realiza al margen de la población.

Cuando los guineoecuatorianos, las organizaciones internacionales de lucha contra la corrupción y la misma clase política pensaban que lo habían visto todo, se equivocaban. Tras los primeros descubrimientos de petróleo en el país, el gobierno de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo optó por convertir en secreto de Estado todas las transacciones, contratos y operaciones que realizaban con las compañías petrolíferas extranjeras que operan en Guinea Ecuatorial.

Dichos contratos fueron firmados por empresas e instituciones públicas como Gepetrol, el Ministerio de Minas e Hidrocarburos o Sonagas y se convirtieron en un misterio. Por ello, Guinea Ecuatorial es el único país del mundo en el que no hay transparencia, ya que la industria de hidrocarburos es completamente opaca. Esto sucede de esta manera por la desorbitada corrupción que acaece sobre el entramado de negocios que en los últimos años ha hecho quintuplicar el PIB Per Cápita de Guinea Ecuatorial hasta llegar a codearse con los países más desarrollados del mundo.

El dictador y su grupo han sabido llevar en secreto todos los contratos adquiridos con las multinacionales y las sociedades creadas en los paraísos fiscales para desviar las comisiones recibidas por los barcos de petróleo vendidos. Esta fuente de ingresos hizo que la cúpula familiar incrementara exponencialmente su patrimonio de manera ilícita. Este periódico puede afirmar sin miedo a equivocarse que gran parte de esas operaciones ocultas malintencionadamente por el Gobierno dejarán pronto de ser un secreto de Estado. Diario Rombe dispone de un disco duro en el que se encuentran gran parte de esos contratos firmados por el régimen de Obiang desde los inicios de la explotación del petróleo.

Un ejemplo de los tantos que se publicarán en este medio de comunicación tiene que ver con el entonces ministro de Minas, Industria y Energía, Atanasio Ela Ntugu Nsa. En representación del régimen de Malabo, el exmiembro del Gobierno de Obiang firmó el 17 de julio del 2006 un acuerdo –Contract of sale zafiro blend crude oil– de venta de crudo zafiro blend con el exdictador de Zimbabwe, Robert Mugabe. En este contrato Guinea Ecuatorial se comprometía a suministrarles 4 millones de barriles por un ratio de cargamento cada 3 meses.

En cuanto a las condiciones económicas reflejadas en el contrato, la cantidad a pagar por cada cargamento era de 1.000.000 de dólares -/+ 5% (comisiones) a opción del comprador durante al menos dos años, que podrían ampliarse si ambas partes así lo decidían. Este es solo uno de los muchos contratos que se llevan a cabo al margen de la opinión pública; así como las múltiples transferencias realizadas a través de diferentes bancos que serán puestas a disposición de los lectores en próximas publicaciones.

Hace tiempo que este medio comenzó una investigación para dar con el destino de los muchos millones de dólares que se reparten los bancos extranjeros de las compañías compradoras de nuestro crudo y el Gobierno de Guinea Ecuatorial a través de Gepetrol, sociedad controlada por la cúpula de los oriundos de Mongomo que gobiernan el país con mano de hierro.

Desde hace tiempo, es por todos conocida la existencia de turbulencias dentro de la compañía estatal de petróleo, donde se han establecido diversos grupos o facciones enfrentadas entre sí, batallas de las que en su día este periódico se hizo eco.

Estas disputas están protagonizadas por tres bandos distintos:

Estructura de GEPETROL.

En primer lugar, está el llamado clan Okomo encabezado por Cándido Nsue, Teodoro Biyogo y Teodoro Nguema Obiang, que actualmente se encuentra retenido en Brasil por introducir ilegalmente 16 millones de dólares y joyas valorados en más de 40 millones de dólares, Crispin Edu, Constancia Mangue, Cándida Nsue.

En segundo lugar, se encuentra otro grupo encabezado por el ministro de Minas, Gabriel Mbega Obiang Lima, el director general de Gepetrol, Antonio Oburu Ondo y gran parte de los funcionarios del Ministerio de Minas e Hidrocarburos.

Por último, no hay que olvidar al tercer grupo porque, aunque tiene menos influencia que los anteriores, cuenta con mucho poder económico derivado de las comisiones procedentes de la venta de crudo. Sus miembros más destacados son: Jonás Nsue, Eliseo, Leoncio, Domiciano Abeso, Pergentino Angue, Pergeintino Ondo, Pedro Ondo, Bertin, etc.

La rivalidad de los tres equipos y la lucha por el poder siempre conlleva que unos a otros intenten ponerse la zancadilla. Por eso, Diario Rombe ha tenido acceso al denominado como “Las Cloacas de Gepetrol” que fue filtrado por uno de los bandos. Se trata de un disco duro que contiene más de 50 gigas que prueban las inmensas cantidades de dinero que han trascendido entre los bancos extranjeros Malabo, Beac y los muchos paraísos fiscales creados para el cobro ilícito de las comisiones. Además de las verdaderas cantidades de barriles diarios que Guinea Ecuatorial ha estado vendiendo desde 2005, que hubieran supuesto unos ingresos muy necesarios para mejorar la vida de los guineanos y que al final solo beneficiaron a los mismos privilegiados de siempre, aquellos que ostentan el poder.

Otro dato a tener en cuenta es la existencia clandestina de un fondo privado perteneciente a un reducido grupo de oriundos de Mongomo, a donde irían a parar todas las comisiones recibidas por cada venta realizada. Este fondo de comisiones posee diversas cuentas bancarias en múltiples paraísos fiscales e incluso en Guinea Ecuatorial a nombre de empresas, cuyos beneficiarios serían: Cándido Nsue Okomo, Crispin Edu, Jonás Nsue, Bertin, Pedro Ondo, Eliseo, Leoncio Abeso, Pergentino Angue y Pergentino Ondo. Próximamente ampliaremos esta información con más detalles.

Es bastante significativo que en este grupo que compone “la mesa redonda” no esté Antonio Oburu, el que fuera durante más de 15 años director general de Ventas de operaciones de petróleo de Guinea Ecuatorial en Londres y, por tanto, encargado de todas estas transacciones.

Una de las cosas más importantes que deducimos tras la investigación y el análisis de los archivos recibidos es el gran despilfarro que estos ejecutivos de Gepetrol han provocado, demostrando un total desprecio hacia los guineanos, mientras ellos se jactan en las redes sociales de gastar cantidades desorbitadas en Dubai, Estados Unidos, España o Inglaterra. Un alto tren de vida que, como publicará Diario Rombe, financian con los recursos que tienen escondidos en paraísos fiscales y cuentas bancarias ubicadas en diversas partes del mundo.

Un ejemplo de que los gastos que se permiten no se pueden pagar con los salarios que perciben es el del director de Ventas de Gepetrol, quien con una nómina de algo más de 3 millones de Ccfa al mes, se permitió el 11 de diciembre del 2012 comprar un lujoso chalet a las afueras de Madrid valorado en 780.000 euros que se abonaron por medio de una transferencia procedente del banco HSBC de Hong Kong. La cuenta de donde procedían los fondos está a nombre de una sociedad opaca, Rodexia Investiment Limited con domiciliación en dos paraísos fiscales, las Seychelles y las Islas Vírgenes. Sobre esta operación Diario Rombe publicará en los próximos días información detallada con documentos sobre la operación de compra y cómo se constituyó la sociedad.

Es inexplicable que el Gobierno de España, que cuenta con un sistema de vigilancia de blanqueo de capitales e introducción de diferentes fondos de procedencia dudosa, que pone especial atención a las transferencias realizadas desde paraísos fiscales, haya podido permitir que se lleve a cabo la compra de inmuebles con dinero ilícito.

Fuente: Diario Rombe.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal