Albares apuesta por la resolución del Consejo de Seguridad que aplaudió Marruecos y rechazó el Polisario

José Manuel Albares, Ministrp de AA. EE.

Sáhara Occidental
Alfonso Lafarga (1/2/2022)

  • El ministro de Asuntos Exteriores afirma que si el enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, sigue esa vía contará con el apoyo de España.
  • La prensa marroquí califica de giro importante la declaración del ministro español.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, se muestra a favor de la última resolución del Consejo de Seguridad sobre el Sáhara Occidental, alabada por el Gobierno marroquí y rechazada por el Frente Polisario, como punto de partida para resolver el conflicto de la excolonia española, invadida por Marruecos a finales de 1975.

En una entrevista en el diario  Público  el fin de semana, el ministro habla de no mantener “posiciones fijadas, ancladas”, y afirma que la resolución 2602 del Consejo de Seguridad es “una pista interesante”, y que si el enviado de la ONU quiere seguir esa vía “ahí va a estar España”.

La resolución 2602 del Consejo de Seguridad, aprobada el 29 de octubre de 2021, por la que se prorrogó por un año el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), fue interpretada diferentemente por Marruecos y el Frente Polisario.

El ministro de exteriores marroquí, Naser Burita, mostró su alegría, según la declaración que facilitó la agencia oficial marroquí MAP: «Marruecos se congratula de esta importante resolución por su contexto, su contenido y las posiciones expresadas durante su adopción (…), y que refuerza los logros del Reino en este expediente», declaró Burita en una rueda de prensa celebrada tras la adopción de la resolución 2602 que prorroga por un año el mandato de la MINURSO, al tiempo que consagra, una vez más, la preeminencia de la iniciativa de autonomía marroquí para resolver el conflicto artificial en torno al Sáhara marroquí.

El Frente Polisario, legítimo representante del pueblo saharaui según la ONU, rechazó “categóricamente la inacción y el deplorable silencio del Consejo de Seguridad”, en particular de algunos miembros influyentes, “que constituye un importante retroceso que tendrá graves consecuencias sobre la paz y la estabilidad en toda la región”.

Consideró que la resolución 2602 constituye un retorno lamentable “a la política de hacer como si nada hubiera pasado”, pues “ignora por completo el estado de guerra que se vive en el territorio desde el 13 de noviembre de 2020 como resultado de la grave violación por parte del Estado ocupante de Marruecos del alto el fuego de 1991 y de los acuerdos militares relacionados”.

Para el Polisario, ante la reiterada inacción del Consejo de Seguridad, al pueblo saharaui, que apostó por una solución pacífica durante tres décadas, “no le queda más remedio que continuar e intensificar su legítima lucha armada para defender la soberanía de su país y asegurar el ejercicio de su derecho inalienable e innegociable a la autodeterminación y la independencia”, de acuerdo con la legalidad internacional y las resoluciones de las Naciones Unidas y la Unión Africana.

La declaración de Albares ha sido considerada por el periódico marroquí Rue 20 “un giro importante” de España al apoyar “una resolución favorable a Marruecos”. Dice que el ministro, nombrado para enderezar la crisis diplomática desatada “por la entrada clandestina y bajo identidad falsa del presunto líder del Polisario, Brahim Gali, a España”, “sigue sin conseguir su objetivo principal”, a pesar de que no deja de enviar mensajes de reconciliación hacia Rabat: “Siempre han sido dichos sin hechos y aunque ahora volvió a enviar una señal un poco atrevida a Marruecos, le falta claridad, que es lo que más reclama Rabat”.

El diario marroquí concluye: “Albares no expresó en la entrevista su apoyo al Plan de Autonomía para el Sáhara presentado por Marruecos, pero su alusión y apoyo a la resolución 2602 son muy significativos en el contexto actual. Ahora la Moncloa comienza a entender que no se empieza la casa por el tejado”.

Sobre las relaciones con Marruecos, el ministro de Exteriores de España afirma en Público que son “muy complejas”, que se están reconstruyendo “porque necesitan actualizarse”, y que se queda con el discurso del rey de Marruecos, en agosto, “cuando habló de esa relación de mutuo beneficio, de confianza y no de acciones unilaterales por ninguna parte: “Tenemos una asociación estratégica en materia migratoria de primer nivel, tenemos que seguir mejorando y perfeccionando. Tenemos que disipar cualquier desconfianza y estoy seguro -podrá tomar más o menos tiempo- de que llegaremos a ello”.

Albares insiste, también, en lo dicho en otras declaraciones, como que ha sido el primer ministro de Asuntos Exteriores del mundo en reunirse con el enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Staffan de Mistura, y que este ha efectuado la gira a la zona en un avión de las Fuerzas Armadas españolas. Pero no ha sido el único, también lo hicieron los enviados James Baker y Christopher Ross, así como el anterior secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Fuente: Contramutis.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal