España, 20-06-2019

Diego Camacho, agente de Inteligencia (II): Con el Plan Oscar Arias, sandinistas, Edén Pastora, Cuba y hasta Gabo

España
José Manuel González Torga (1/8/2011)

Edén Pastora

Edén Pastora

Del Golfo de Guinea, en el África exuberante, a la América Central, el entrevistado efectuó un gran salto. El escenario cambiaba mucho y en muchos sentidos. Las dimensiones geográficas contaban con otra amplitud. Ya no era un pequeño país, descolonizado en la segunda mitad del siglo XX, sino un mosaico de naciones, relativamente jóvenes; pero con bastante más rodaje en su independencia de la España histórica.

El destino del agente de Inteligencia resultará, obviamente, más complejo, aunque la experiencia adquirida en sus cometidos anteriores, le permitirá, en buena lógica, acometer, con otra soltura, las dificultades crecientes.



Coronel Sánchez de Rojas: Hizbulá tiene penetrados sectores del Ejército israelí mediante la droga

España
J.M.G.T. (30/4/2010)reunion-servicios-secretos-en-madrid
El coronel Emilio Sánchez de Rojas ha destacado la calidad, en El Líbano,  del órgano de inteligencia de Hizbulá, que tiene penetrados sectores del Ejército israelí, a través de la droga.

Más de 400 asistentes, de 27 países, han asistido a la Jornada sobre «Los Servicios de Inteligencia, un factor clave para la Seguridad», según anticipó Antonio Gavilanes Dumont, presidente del  Club Diálogos para la Democracia, entidad organizadora, en las palabras de apertura de la sesión.

La conferencia inaugural estuvo a cargo del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), general de Ejército Félix Sanz Roldán. En su exposición, esbozó una panorámica del propio CNI, cuyo producto representativo es la información valorada, lo que se entiende en este campo por inteligencia. El personal del Centro, que cuantificó en 3.500 personas, aparece organizado en tres grupos: analistas de inteligencia, que elaboran el producto final; unidades operativas que, según dijo Sanz Roldán viven en un riesgo responsable; y unidades técnicas.

Abierto un turno de preguntas, el director del Centro  amplió algunos datos; pero justificó en la discreción inherente a su cargo eludir la respuesta en cuestiones sensibles.

Inició la sucesión de ponencias, Francisco Calvo Vicente, miembro del Comité Ejecutivo de Atos Origin, multinacional con ramificaciones de actuación diversificada: montaje de olimpiadas, seguridad en transportes públicos e infraestructuras, e inteligencia para la estrategia de seguridad.

José María Escario, consejero-delegado de UTI-SLI (Servicios logísticos integrados), hizo referencia al origen español de esta multinacional, proveedora de elementos diversos para la industria de la Defensa.

José Martín Juárez, presidente de la firma Interligare, expuso, en un tono más abierto que el característico de los ejecutivos de manual, que su empresa responde a una iniciativa propia y que, luchando contra corriente en España para abrirse camino, ha conseguido interesar internacionalmente, en cuanto a la investigación de inteligencia en ámbitos varios: militar, policial, económico, sanitario… Remató con un brindis en homenaje a los agentes clandestinos, insinuando que él mismo fue cocinero antes que fraile.

Información oculta
Tras un breve alto para el café de media mañana, introdujo  el siguiente tramo, en calidad de moderador, el ex-secretario  general del CNI, Aurelio Madrigal, general de División en situación de retiro. Situó  la excelencia de la inteligencia en procurar información oculta para la seguridad nacional. En cuanto a las fuentes humanas aludió a la utilización de coberturas para no parecer lo que alguien es.

El profesor universitario Rogelio Alonso centró su ponencia en el papel de la inteligencia frente a la amenaza terrorista.

Ramón Lobo, como corresponsal de guerra, afelix-sanz-roldanportó su visión periodística, con la evocación de varias experiencias. Su testimonio deducía que es más fácil trabajar con los militares estadounidenses que con los españoles. Entiende que, ante la conciencia política, los nuestros actúan con menos fe en su práctica armada.

El capitán de Fragata, Joaquín Castellón, que ha estado destinado en el Cuartel General de la Operación Atlanta, reconoce que la actuación de la Armada frente a los piratas, no representa grandes operaciones navales. Las carencias vienen después. Precisó que ha habido que dejar en libertad a casi 400 piratas por falta de jueces con competencia para juzgarlos.

Juan Pedro Monteagudo, de la  Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congelados, mostró que desean un mayor compromiso de la Unión Europea con acciones en tierra de Somalia contra los piratas.

Siguió la intervención del coronel Sánchez de Rojas, jefe del Departamento de Estrategia y Relaciones Internacionales de la Escuela Superior de las FAS del CESEDEN. Hasta mayo de 2009 fue jefe de Inteligencia de la Misión UNIFIL en El Líbano. Su exposición ya dio pie para el titular y la entradilla de esta crónica.

En la conferencia de clausura, el general de Ejército, Fulgencio Coll Bucher, jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), trató  de dos aspectos a destacar: la demanda a la que responde el embrión de un Servicio de Inteligencia europeo; y cómo la labor de inteligencia  resulta indispensable para la seguridad de nuestras fuerzas en las zonas de operaciones.

Militares, diplomáticos, políticos, periodistas y representantes de otros gremios, coincidieron y mantuvieron diálogos, tanto en el intermedio como a la entrada y la salida. No en vano el general Sanz Roldán subrayó que todas las carreras universitarias que se cursan en España tienen representación entre el personal que sirve en el CNI, además de hombres y mujeres de otras extracciones. Y una treintena de idiomas en la madrileña Cuesta de las Perdices. Para entender, según dijo, hasta los susurros en tantas lenguas.



Los servicios secretos españoles, el Estado, los «poderosos» y los ciudadanos

Mi Columna
Eugenio Pordomingo  (19/8/2009)eugenio
Tras el encargo que ha recibido el CNI (Centro Nacional de Inteligencia) de vigilar los acuerdos de las dos Coreas, me han asaltado algunas interrogantes. Por ejemplo, ¿a quién transmitirá el CNI las informaciones obtenidas? A nosotros no nos cabe ninguna duda…

Esta noticia me ha hecho recordar lo que se comentó en una de  las ediciones de los Cursos de Verano que la Universidad Complutense celebra todos los años en la localidad madrileña de San Lorenzo  de El  Escorial. A  la que me refiero ahora -data de algunos años-  dedicó bastantes horas lectivas a la cuestión de los «servicios secretos» o de «inteligencia». Por cierto, yo nunca he sabido ni me he podido explicar por qué los llaman de «inteligencia».



La ex Secretaria General del CNI, Esperanza Casteleiro Llamazares, actualmente destinada en Madrid, percibe salario y complementos como si estuviera todavía al mando de la «antena» de Cuba

España
Eespacio Eeuropeos.com (8/7/2009)colmillos1
Esperanza Casteleiro Llamazares tras ser cesada como secretaria general del CNI (Centro Nacional de Inteligencia) por el ex director Alberto Saiz, fue destinada a Cuba como responsable de la «antena» de los servicios secretos en la isla. Allí se encontró con el asunto del empresario Conrado Hernández, y la caída en desgracia de los dirigentes cubanos, Lage y Pérez Roque. La presencia de Casteleiro vino a agravar aún más la situación, que terminó -de momento- con la retirada de los agentes del CNI de Cuba antes de que fueran expulsados por el régimen de Castro.



Obligado a dimitir Alberto Saiz, Director del CNI

Mi Columna
eugenio Eugenio Pordomingo  (2/7/2009)
El íntimo amigo de José Bono, presidente del Congreso de los Diputados, y protegido de la Vicepresidenta Primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha sido obligado a dimitir. Los numerosos escándalos -todo hay que decirlo- publicados por el diario «El Mundo», anunciaron el acoso y derribo de este hombre, Alberto Saiz, cuyo historial profesional no tenía nada que ver con los servicios secretos. De no ser por José Bono, nunca hubiera llegado a ese cargo, ¡director del CNI!



Al director del CNI, Alberto Saiz, le queda un telediario…

Mi Columna
eugenioEugenio Pordomingo (28/6/2009)
La ocasión le ha venido que ni pintada a la ministra Carma Chacón. Esa oportunidad fue la comparecencia del director del CNI (Centro Nacional de Inteligencia), en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso de los Diputados, a puerta cerrada, y sin posibilidad de que ningún diputado -si es que alguno lo pretendía- pudiese comprobar la veracidad de lo dicho y, presuntamente, documentado (facturas de las costosas reformas de su domicilio particular, entre otras). Todos esos documentos acreditativos de los pagos de viajes exóticos y jornadas de exterminio de cérvidos y escualos en tierras africanas, los guarda su amigo José Bono, Presidente del Congreso, sin que se pudieran ver ni fotocopiar. ¡Esto es democracia y no la de Honduras o Irán!  

En esas denuncias, también se encuentra la «compra» y «almacenamiento» de patatas gallegas -sí, sí, patatas- de un familiar. La cosecha (una cada año) la compraban expertos y aguerridos agentes de la «Casa»; el almacenamiento se hacía en dependencias del CNI, no sabemos si en la sede central de la Cuesta de las Perdices (Carretera de La Coruña) o en algún polígono industrial habilitado al efecto.

Otras de las denuncias, que recoge el diario «El Mundo» se refieren a que «ordenó Alberto Saiz a tres agentes del grupo E de la Administración que armados con gafas de buceo y un cepillo le limpiaran desde dentro su piscina privada. Uno de ellos se negó» (a éste hay que ascenderlo de inmediato).

La lista de «denuncias» no acaba ahí: «Que utiliza un todoterreno comprado por el CNI para sus cacerías -que los agentes deben limpiar habitualmente de la sangre de los animales- y guarda en frigoríficos del Centro las piezas que mata en ellas (ciervos, venados, jabalíes…); que ‘pinchó’ el teléfono de casa de un amigo porque quería espiar a su asistenta, ya que hablaba mucho con su novio». Además de contratar a sobrinos suyos y a la hija del juez que autoriza determinadas acciones de los servicios secretos, entre otras las «escuchas telefónicas».

Nada más pasar el «amaralberto-sainz-director-del-cnigo trance» de esa comparecencia, Alberto Saiz declaró a los medios de comunicación que «el servicio de espionaje está funcionando a la perfección y a pleno rendimiento», y que está «muy satisfecho» con el desarrollo de la sesión ya que «por fin pudo explicar lo que le preguntaron los diputados». «He podido respaldar mis palabras y mis relatos con documentación que ha quedado depositada en la Comisión», manifestó visiblemente nervioso.

Al día siguiente, la ministra Carma Chacón declaró a «bombo y platillo» que iba a pedir «información completa y reservada» para averiguar si son ciertas las acusaciones contra el director del CNI aparecidas  en el diario «El Mundo».

A la ministra Chacón le ha venido que ni pintado que  Alberto Saiz mandase utilizar el polígrafo para «interrogar» a sus agentes en busca de delatores y que le ocultase la dimisión de la cúpula antiterrorista del CNI por desavenencias con el director.

La ministra de Defensa se opuso en el mes de mayo a la continuidad de Alberto Saiz, pero las promesas de éste a Zapatero de que se podía acabar con ETA a corto plazo, así como el apoyo desmedido de la Vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, prevalecieron. Aunque no hay que despreciar la información que para que se produjera esa continuidad aportó un «confidencial», según el cual el director del CNI se apoya para permanecer en el cargo, en el «conocimiento» que tiene de algunos asuntos relacionados con el Rey Juan Carlos, el 11-M, la OPA contra ENDESA y lo que acontece en los ayuntamientos  gobernados por el PSOE.    

El RIP de María Teresa Fernández de la Vega
El viernes, después del habitual Consejo de Ministros, la Vicepresidenta Primera compareció ante la prensa, y leyó -siempre lo hace-  que «el Gobierno decide y decidirá  con criterio de eficiencia y con voluntad de servicio público» y que «No es bueno que el trabajo maria-teresa-fernandez-de-la-vegay el papel de los servicios secretos españoles se esté cuestionando de forma continuada».

Sólo queda ya dar forma a la dimisión o cese de Alberto Saiz; y buscarle una salida honorable (cargo de prestigio y dinero) para silenciar lo que pueda dañar al «Estado»…

Pero, a nosotros nos gustaría que nos explicasen por qué el CNI se ha visto obligado a abandonar el norte de Marruecos, y cómo no se responde a la expulsión de las «antenas» de Nador y Tetuán, entre otras. ¿Acaso no conoce el CNI la infiltración de las poderosas DGSN y DGED en España?



Alberto Saiz, hombre de José Bono, puede ser cesado como Director del CNI

España
espacioseuropeos.com  (11/4/2008),alberto-saiz-director-del-cni
Alberto Saiz, director del  Centro Nacional de Inteligencia (CNI) puede ser cesado en pocos días tras el nombramiento del nuevo gabinete de José Luís Rodríguez Zapatero. La labor de Alberto Saiz al frente del servicio de «inteligencia» español ha sido muy cuestionada últimamente, especialmente por  las informaciones elaboradas sobre el terrorismo etarra, así como por alguna supuesta filtración a los medios de comunicación.

El malestar existente entre Alfredo Pérez Rubalcaba y el director del CNI es más que evidente. El ministro de Interior se ha quejado, al parecer, en más de una ocasión al Presidente del Gobierno sobre determinados



El abuso de autoridad en el CNI contra sus propios miembros. Descripción resumida y comentarios a un caso real (I)

Javier Perote

España
Javier Perote (24/3/2008)
Hace unos días el periódico «EL MUNDO» dedicó una página entera al caso de una funcionaria con veintitrés años de servicio en el (CNI) Centro Nacional de Inteligencia (antiguo CESID) que ha sido destituida de su destino, por estar casada con un ciudadano alemán. Esa fue la razón para cesarla aducida por el entonces Director de inteligencia, Miguel Sánchez San Venancio (la identidad y cargos de este señor ha sido revelada en varias ocasiones en medios públicos, incluso en el blog  del  Diputado Sr. Anasagasti).

Al comunicarle el cese a MCSR lo hace con estas palabras: …..que  había dejado de ser la persona idónea para el puesto por que se tenían informaciones que antes se desconocían, como que tu marido es alemán y  tiene intereses  en el sector industrial que comercia con España (cosa que no es cierta). En esas circunstancias, tú no puedes ocupar un puesto en la embajada; sería incompatible ya que te verías expuesta a situaciones de conflicto de lealtades y no sabrías defender los intereses de España».



El CNI emite informes falsos

Javier Perote

España
Javier Perote (28/2/2008)
Sí; la Secretaría General del Centro Nacional de Inteligencia envió un informe falso al Defensor del Pueblo, y éste, a sabiendas de que le mentían, lo utilizó como excusa para denegar su amparo a una funcionaria que denunciaba la violación de sus derechos constitucionales por parte de la dirección del CNI.

El informe aludido, dada su procedencia, es de suponer que es el mismo de fecha 05-02-2007, firmado por la Secretaria General en el que se exponen los cargos contra la funcionaria. Los mismos contra los que ésta está recurriendo; es decir: el Defensor del Pueblo, no entra a analizar los hechos sino que simplemente se sitúa a favor de la Administración, traicionando lo que es la razón de su existencia: la defensa de los ciudadanos. Lamentablemente esta actitud parece que es bastante frecuente. ¿Para qué sirve el Defensor del Pueblo? se pregunta la gente.



El CNI expedienta a otra “espía”

España
Espacios Europeos.com
(17/2/2008)
Una crónica del diario El Mundo, firmada por Antonio Rubio, nos desvela un nuevo caso de arbitrariedad y prepotencia del CNI (Centro Nacional de Inteligencia). El periódico cita el caso de “Alejandra” (nombre en clave), directiva del CNI que tras el nacimiento de su segundo hijo solicitó acogerse “al Plan Concilia de la Administración y reducir un tercio su jornada”.




Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal