España, 30-09-2016

¿No habían ido las tropas españolas perfectamente equipadas a la guerra, según Zapatero? Acciones de Guerra y no de Paz

Mi Columna
Eugenio  Pordomingo (27/6/2007)eugenio2
Ahora todo se cifra en hablar de “disuasores” o “inhibidores”, que ya no se. Que si “disuasores” por aquí, que si disuasores” por allá. Pero nadie pide que dimitan los responsables que nos han estado mintiendo de forma reiterada. Primero nos dijeron que las tropas españolas partían a esas “misiones de Paz” en las mejores condiciones, perfectamente equipadas y preparadas para tan noble misión. De Zapatero para abajo, Gobierno, PSOE y acólitos, todos responsables.

Después, ¡ya el colmo!, han impuesto sobre los cadáveres de los seis soldados muertos en El Líbano, de madrugada, obstaculizando la entrada y a hurtadillas, la Medalla al Mérito Militar, con distintivo amarillo, que no rojo; pues esta última se otorga a los soldados muertos en “acción de guerra”, que es lo que el Gobierno quiere evitar.

Pues sí señor, han muerto en “acción de guerra” y se la merecen, además de que sus familiares perciban el pecunio correspondiente. Como también se la merecen guardias civiles, policías, obreros de la construcción y un largo etcétera, pues todos estamos en combate. En combate diario con la vida.

Discutir sobre si los “disuasores” se encargaron o no,  sobre el por qué no se han instalado, es lamentablemente, tiempo perdido. Una nimiedad. Ni aunque se abriera una comisión de investigación sabríamos nunca la verdad. El Gran Hermano, como diría Orwel, se encargaría de taparlo todo.

Prueba es que son escasas las voces que piden o exigen explicaciones sobre qué  es lo que hacen nuestros soldados -casi niños- de dieciocho años, en ese conflicto. Nadie nos ha explicado si nuestras tropas están preparadas psicológicamente para tamaña tensión. Tampoco nos han explicado cuál es su experiencia en ese tipo de conflictos -guerra moderna- ni si están debidamente pertrechados para tales misiones. Es más, por no saber ni sabemos quién mandaba el convoy atacado.

Allí no se va a repartir leche en polvo ni mantequilla amarilla. Allí, a Afganistán, El Líbano, Haití, Congo, Kosovo, se va a lo que se va ¿alguien lo sabe? Yo tampoco…Que haga el CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) una encuesta, y verán el resultado. Los más valientes, sinceros y osados dirán que a “defender determinados intereses”; los más cautos o cobardes, “que no saben…”. Y los adeptos-adictos al sistema imperante, siguen con la copla de que “Aznar si que nos metió en la guerra. Precisamente por él estamos como estamos…”

Más coherente ha sido Tony Blair que en su despedida como Premier ha dicho que allí estamos para defender “nuestro estilo de vida; el estilo occidental”, algo similar a lo que afirmaba Supermán en los tebeos y películas: “Vengo a defender el estilo de vida americano”.

Ahora, nuestro ministerio de Defensa anuncia que dotará de mayor seguridad a las tropas españolas destacadas en El Líbano. Así lo ha confirmado el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz, que ha dado instrucciones urgentes al respecto. Hoy algunas cadenas de televisión se han apresurado a mostrarnos cuatro vehículos -BMR  los llaman- dotados, ya sí, con los famosos “disuasores”.

Oros tres “disuasores” más se van a preparar durante esta semana y otros treinta más se instalarán en los vehículos militares que ya operan en El Líbano. Todo “disuasores” nada sin “disuasores”.

También ahora, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, afirma que “atendiendo a la pura lógica” el Ministerio de Defensa se ha ocupado de que se “elimine” en El Líbano “cualquier riesgo” de atentado con explosivos activados a distancia, hasta que no haya “inhibidores”  en todos los vehículos militares.

Para el ministro, el riesgo de que hubiera un atentado de estas características en El Líbano “era bajo” y prueba -según él- “es que el resto de las tropas de los otros países no están dotado con inhibidores”.

Yo le diría al ministro que puede ser cierto -uno ya duda de todo-, pero no lo es menos que los “otros” países (occidentales) tampoco han tenido un 11-M, ni siete agentes de sus servicios secretos asesinados, sin que todavía nadie haya aclarado quién o quiénes y por qué los asesinaron. ¿Verdad, ministro?

No hubiera sido mejor equipar bien a nuestras tropas, entrenarlas mejor, y pagarlas más, que no tener que dolerse ahora de estos “sucesos” como los ha llamado la televisión estatal. No hubiera sido mejor hacer todo esto que no comprar  a Estados Unidos 24 misiles de largo alcance, tipo Tomahawk, destinados para la Armada Española.

En fin, ahora todo disculpas; la maquinaria de propaganda se ha puesto a trabajar para taponar las heridas habidas entre la ciudadanía; y, nada, a empezar de nuevo que la mies es mucha y el salario más y hay que mantenerlo.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826