España, 11-12-2017

Conviene aprender para el Año Nuevo lo que significa “quedarse zapatero”

Pedro Elías Acebal (30/12/2009)zapatero1
Cuando se despide este 2009, annus horribilis, porque así ha resultado, como poco para la política, la economía, la corrupción y el mundo de la Comunicación en España, hay unos personajes  que pudiéramos considerar representativos de esa fatalidad, en la tierra de nuestros pecados (aunque, por necedad, se diga que no es de nadie).

Si no están todos los que son, al menos son todos los que están. En pocas palabras, se les puede colocar las correspondientes etiquetas para el recuerdo de una especie de cotillón esperpéntico de fin de año.

Ø Juan Carlos I no ejerce, que se sepa, esas funciones que le otorga el artículo 56.1 de la Constitución: “.. arbitra y modera…”. Lo que sí hace es leer, en el teleprompter, algo que le escriben al dictado del Gobierno (una de las instituciones a moderar cuando tenga un desliz de irregularidad).

Ø ZP, cuando no crea un problema, tampoco soluciona otro. No da una en el clavo. Su filosofía más profunda es el flatus vocis. Y, para propagarla, ejerce de ventrílocuo con sus muñecos.

Ø María Emilia Casas juega, en una interminable prórroga, como para colar el Estatuto de Cataluña, aunque sea por cansancio de los miembros más renuentes a comulgar con ruedas anticonstitucionales en los reiterativos plenos de las puñetas.

Ø María Teresa Fernández de la Vega ¿cómo va a tener credibilidad, en su papel de portavoz, si confunde los antecedentes políticos paternos y se domicilia, para el censo electoral, en un chamizo inhabitable?

Ø Leire Pajín arropa la fábula de las bajas en el PSOE para la toma del poder en Benidorm; pero sus papás, en supuesto exilio del partido, tiernamente, confraternizan con los “compis” en Navidad.

Ø Mariano Rajoy parece que trazó su futuro, con escuadra y compás, “allá en el Rancho Grande” y así los debates son entre hermanos.

Ø María Dolores de Cospedal: los sentimientos de pareja no le dejan leer la cartilla en serio a Caja Castilla La Mancha.

Ø Ana Mato: si los jaguares son fieras que no respetan más leyes que las de la selva ¿cómo van a respetar códigos ñoños de andar por casa?

Ø Ruiz Gallardón queda retratado como lo pintan en barrios castizos: como Ruiz-Vampirón.

Ø Gerardo Díaz Ferrán: él, como empresario, parafraseando la doctrina de Groucho Marx y la suya propia para comprar pasajes, no permanecería si le siguen teniendo como presidente.

Ø Baltasar Garzón está cómo el alguacil alguacilado, entre los embrollos del faisán, la correa (traducida al alemán), los osarios de la Guerra Civil y su querido botín.

Ø Alfonso Coronel de Palma ya ha conseguido espantar a más de medio millón de oyentes de la COPE. Su querencia por los números rojos la practicó en el CEU y ahora la revalida en la Radio Episcopal.

Para 2010, si sigue Zapatero, el diccionario de la RAE, nos lo dice bien claro en una de las acepciones del término: que no nos apuntaremos ni un solo tanto. El problema es la abundancia de iletrados.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826