España, 15-12-2017

Días contados para la pesca en el Sahara ocupado

Sáhara Occidental
Carlos Ruiz Miguel  (29/11/2010)marcha-verde-de-marruecos
Galicia tiene razones para preocuparse por el Sáhara Occidental ocupado. Sobre esto el Parlamento Europeo acaba de aprobar una resolución el 25 de noviembre que es el anuncio de acontecimientos importantes. Y especialmente en relación con la explotación de los recursos naturales del territorio.

La ocupación marroquí del Sáhara Occidental se intentó justificar con los ilegales «acuerdos de Madrid» en 1975. Nuestra sonriente ministra de Asuntos Exteriores (la que se gastó 330 millones de euros en combatir una «pandemia» inexistente) finge no saberlo, pero las resoluciones de la ONU califican la presencia de Marruecos en el territorio como «ocupación». También finge que España no es la «potencia administradora» del Sáhara Occidental a pesar de que la ONU diga lo contrario. Ya se sabe cual es el modus operandi de este gobierno: si sus tesis no concuerdan con la realidad… ¡peor para la realidad!

Los gobiernos españoles desde 1976 tratan de ocultar estos datos importantes. En unos casos, por vergüenza y en otros, como ahora, por complicidad. Y es que la ocupación del Sáhara Occidental terminaría rapidísimamente en el momento en que el Gobierno Español asumiera sus responsabilidades como «potencia administradora» del territorio. ¿A quien le conviene que eso no se haga? Creo que está claro…

La cuestión es que las aguas del Sáhara Occidental cuentan con un banco pesquero riquísimo y Galicia con un sector pesquero muy importante. Y esto puede ser una «tentación» o una oportunidad.

La «tentación» fue negociar con el ocupante ilegal. Y así se firmaron una serie de acuerdos (el último en vigor desde marzo de 2007) pagando dinero a Marruecos para pescar en aguas ¡que no son «marroquíes»! Beneficios de los que las autoridades marroquíes no han dado participación a la población saharaui (dueña de los caladeros).

Esta fórmula es la que satisface los intereses del gobierno marroquí. El resultado de esta política lo acabamos de ver: los saharauis, en el campamento de Akdaim Izik se reunieron para protestar contra el expolio de sus recursos y su protesta fue ahogada en sangre por Marruecos.

La «oportunidad» fue la de denunciar el acuerdo de Madrid y decidir que España podía seguir pescando en esas aguas sin pedir permiso a Marruecos porque España es la «potencia administradora». Una parte de esos beneficios podría luego transferirse a la población saharaui autóctona. Esta fórmula respondía al interés de España. Pero se prefirió primar el interés de Marruecos.

Ahora el Parlamento Europeo ha pedido a la UE «que inste al Reino de Marruecos a que acate el Derecho internacional en lo que se refiere a la explotación de los recursos naturales del Sáhara Occidental». Se acaban las «tentaciones». Y quizás es tarde para las «oportunidades». Es lo que tiene no hacer las cosas bien.

NOTA:
Este artículo de publicó en el diario ABC en su edición de Galicia el día 27 de noviembre de 2010. Este artículo se publica con la autorización de su autor, Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Santiago de Compostela, que también pueden ver en  desdeelatlantico.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826