España, 29-09-2016

Western Sahara Resource Watch cuestiona la legalidad del Acuerdo de Pesca entre España y Marruecos

España/Sáhara Occidental
espacioseuropeos (30/7/2013)Barcos de pesca en el Sahara Occidental
Las protestas por el acuerdo de pesca entre España y Marruecos que contempla las aguas del Sáhara Occidental van en aumento. Ahora es Western Sahara Resource Watch (WSRW) la que cuestiona la legalidad del Acuerdo de Pesca entre España y Marruecos. Por su interés reproducimos la carta que Javier García Lachica, presidente de WSRW ha dirigido al Secretario General de Pesca de España:

A la atención de D. Carlos Domínguez Díaz, Secretario General de Pesca
Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Estimado Sr. Domínguez Díaz:
El pasado 24 de julio, la Comisión Europea (CE) firmó un Protocolo para la renovación del acuerdo de Pesca UE – Marruecos por un periodo de cuatro años. Este acuerdo hará posible que las embarcaciones europeas faenen en aguas del Sahara Occidental, aguas que no pertenecen a Marruecos y que, por tanto, no deben formar parte del acuerdo firmado. Además el acuerdo no cuenta con el consentimiento del pueblo saharaui. Por ello, le instamos a que no apoyen su ratificación.

El Protocolo anterior fue revocado por el Parlamento Europeo (PE) el pasado 14 de diciembre de 2011. El PE basó su rechazo en tres aspectos: el daño medioambiental a unas aguas sobreexplotadas, el bajo rendimiento económico (un alto coste financiero para la UE en relación con los escasos beneficios obtenidos) y el incumplimiento con la Legalidad Internacional, al incluir las aguas del Sahara Occidental ocupado y al no contar con el consentimiento de los saharauis.

Respecto a los dos primeros argumentos por los que el acuerdo fue rechazado por el PE, llama poderosamente la atención que el nuevo protocolo incluya mayores cuotas de captura (más impacto medioambiental) y tenga un coste mayor.

Respecto al aspecto ilegal del acuerdo, como sabe Marruecos ocupa la mayor parte del Sahara Occidental desde 1975, cuando el gobierno español de entonces se retiró de la ex colonia, dejando inconcluso el proceso de autodeterminación al que le obligaba las Naciones Unidas (ONU) y que deberían haber concluido los siguientes gobiernos, incluyendo el actual. Según la propia Carta de la ONU, la Corte Internacional de Justicia, el Consejo de Seguridad y la Asamblea General, el Sahara Occidental es un Territorio No Autónomo sobre el que Marruecos carece de derecho jurídico alguno.

La firma de acuerdos con un país que ocupa ilegalmente un territorio, incluyendo en dichos acuerdos el territorio ilegalmente ocupado, es en sí un acto ilegal. En su informe de 2009, los Servicios Jurídicos del PE concluyeron de forma rotunda que debían cesar inmediatamente todas las actividades pesqueras de le UE en el Sahara Occidental, ya que no se podía demostrar que se realizaban según los deseos e intereses de sus legítimos dueños (los dos requerimientos legales establecidos por el Dictamen de la ONU en 2002).

El Frente Polisario (FP), legítimamente reconocido por la ONU como el representante de los Saharauis, ha rechazado en numerosas ocasiones, ante diversas instancias de la UE y ante la propia ONU, la inclusión de las aguas saharauis en el acuerdo de pesca UE–Marruecos. En ningún momento el FP ha sido consultado ni ha participado en las negociaciones de un acuerdo que tendrá serias consecuencias para su población. Le adjuntamos las declaraciones del FP a este respecto.

Al parecer, el protocolo firmado por la Comisión incluye una cláusula sobre derechos humanos con la que se pretende justificar una supuesta protección de los derechos de los saharauis. Dado que el protocolo en sí carece de base legal por no considerar los deseos e intereses de los saharauis, dicha cláusula de derechos humanos no es más que papel mojado.

Por otro lado, es bien conocida la postura de Marruecos en cuanto a la observancia de los derechos humanos en el Sahara Occidental. La última prueba de ello ha sido su fiera oposición a la propuesta de Estados Unidos de incluir la vigilancia de los derechos humanos en el mandato de MINURSO. Otro ejemplo reciente es el juicio de civiles saharauis en una corte penal militar y su injusta condena a penas de entre 20 años y cadena perpetua por el mero hecho de participar pacíficamente en una protesta contra la exclusión económica y social de los saharauis en su propio territorio. Muchos de estos condenados exigían públicamente la exclusión del Sahara Occidental ocupado de cualquier acuerdo entre la UE y Marruecos, incluyendo el acuerdo de pesca.

Marruecos esgrime argumentos de “soberanía nacional” para justificar su intolerable comportamiento. Ése es precisamente el fondo de la cuestión en el acuerdo de pesca: la falta de transparencia, especialmente frente a los consumidores europeos, en cuanto a los límites de su aplicación. Esa vaguedad intencionada no hace sino enviar un mensaje de apoyo de la UE a las ilícitas pretensiones de Marruecos de anexionarse un territorio que no le pertenece.

Este Nuevo protocolo no excluye las aguas del Territorio no Autónomo del Sahara Occidental y además no cuenta con el consentimiento del pueblo saharaui. Por ello, le instamos a que no apoyen su ratificación.

Le agradecemos su tiempo en leer esta carta y esperamos una respuesta a la misma. No duden en ponerse en contacto con nosotros.

Cordialmente,

Javier García Lachica
Presidente de Western Sahara Resource Watch España


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826