España, 24-10-2017

Tras las bravatas de Kim Jong Un y Donald Trump

Prensa de Corea del Norte.

Corea del Norte/Estados Unidos
Alejandra Durrell (24/9/2017)
Mientras la escalada verbal se quede ahí, en verborrea barriobajera y chulesca, propia de gallitos de barrio, no pasa nada. Lo malo es que el lobby armamentístico necesita seguir calentando el ambiente para hacer negocio. A más amenazas y a más guerras, más compra de armas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha tildado al líder norcoreano de “loco” y “hombres misil”, entre otros epítetos. Por su parte, Kim Jong-Un promete “domesticar con fuego” a Donald Trump. Literalmente, si la traducción es correcta, el líder norcoreano dijo: “Domesticaré con fuego al viejo chocho estadounidense”.

El discurso de Trump ante la Asamblea General de la ONU no le ha gustado a Kim Jong-Un, ni tampoco a Irán, ni a Cuba, ni a otros muchos países. Trump amenazó a Corea del Norte con destruirla totalmente, a lo que el dirigente norcoreano contestó que Estados Unidos pagará muy caro su “excéntrico” y beligerante discurso.

De las amenazas de Trump y Kim Jong-Un a la Asamblea General de la ONU
En la 72ª sesión de la Asamblea General de la ONU buena parte la han ocupado los discursos de los líderes mundiales, o sus representantes, sobre Corea del Norte. Uno de ellos, ha sido el del canciller norcoreano, Ri Yong Ho, que ha explicado el por qué Pionyang necesita bombas nucleares. Y ello es debido a las provocaciones de Estados Unidos y sus aliados, aunque apostó por una paz duradera.

España ha sido uno de los países más beligerantes con Corea del Norte. Y así lo ha mostrado en su discurso el Ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso María Dastis, que ha denunciado los ensayos nucleares de Corea del Norte como una amenaza para la paz.

Más sensato que Trump ha sido ministro alemán de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel, que ha dado su versión a la cadena Actualidad rt, sobre la actitud de Corea del Norte. Para Gabriel, el líder norcoreano no es un loco, ni mucho menos, simplemente se está protegiendo de las amenazas de Estados Unidos y sabe que sólo puede hacerlo mostrando su poder nuclear. El ministro alemán es partidario de garantizar la seguridad a Corea del Norte y tomarse en serio a Kim Jong-Un.

Según publica la misma fuente, Sigmar Gabriel declaró lo siguiente: “Decir que él [Kim Jong-un] ha perdido el juicio sería subestimar lo que pasa allí. Él tiene una estrategia clara. Dice: ‘Si poseo armas nucleares, nadie me expulsará de aquí’. Y por eso, por lo pronto, hay que -y esto es lo que me gustó en la propuesta de los estadounidenses- garantizar la seguridad a Corea del Norte”.

Quien no entiende nada de lo que pasa es el Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que ni corto ni perezoso expulsó a un diplomático de la embajada de Corea del Norte en Madrid, y después al propio embajador. El motivo alegado: por ser un peligro para la paz mundial con sus pruebas nucleares. El verdadero motivo: halagar con esta decisión al presidente Donald Trump.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826