España, 25-09-2016

El dictador de Guinea Ecuatorial sigue haciendo de las suyas

Guinea Ecuatorial
espacioseuropeos.com (10/3/2013)Guinea Ecuatorial
El diario ´El País´ publica hoy un reportaje sobre la odisea que está viviendo un empresario español en Guinea Ecuatorial. De acuerdo con esa información, que titula el diario“Dos meses refugiado en la Embajada española en Malabo”, el empresario español Roberto Cubría, lleva  “59 días refugiado en la Embajada española en Malabo. Dormía en un sofá de la biblioteca y se aseaba en la ducha de la piscina. Nunca salía solo a la calle por temor a ser detenido. O algo peor. Califica de “excepcional” el trato que le brindó el personal de la Embajada en Guinea Ecuatorial, pero se confiesa “avergonzado” de que su país fuera incapaz de evitar la “extorsión” de la que, según sus palabras, ha sido víctima”.

El relato periodístico comenta el viaje que el empresario realizó hace tres meses para “comprobar la instalación de las naves que su empresa, Soluciones Modulares, había vendido a la ecuatoguineana Gao Services, y resolver las discrepancias sobre el precio de las modificaciones pedidas por el cliente a posteriori”.  El empresario iba a viajar acompañado del representante guineano de  Gao Services en  España, Antonio Olo Nchama, pero a última hora éste se excuso; sin embargo le encargó que llevara unos juguetes para un familiar.

La peripecia comenzó en el aeropuerto de Malabo cuando un policía le recogió los juguetes y el pasaporte. Entre tanto, el empresario revisaba el “montaje de los hangares prefabricados y charlaba con Genoveva –dueña de la empresa guineana-  sobre proyectos futuros. Le garantizó que le enviaría la nave pendiente cuando le abonase la factura con los gastos extra. A ella no le gustó la idea”.

En diciembre del pasado año,  Roberto Cubría no “pudo tomar el vuelo a Madrid. Seguía sin pasaporte. Comunicó su situación a la Embajada española y allí le dieron dos sorprendentes consejos: que no acudiera a recogerlo a la comisaría de la Policía guineana y que dejase su hotel y se trasladara a vivir a la sede diplomática”.

“Las gestiones para conseguir la devolución de su pasaporte fueron infructuosas”,  recoge el diario ´El País´. Es más, a pesar de un documento que le había proporcionado la embajada española no pudo salir del país.

La operación de acoso se completaba con llamadas amenazantes del delegado de la empresa guineana a la mujer del empresario español en Valencia.

Las denuncias de la empresaria guineana sobre la mala calidad de los materiales contrasta con la verificación de peritos.  Por su parte el empresario español “regaló” materiales por valor de 50.000 euros para poder salir del país, aunque de momento ha sido imposible.

Tras varias gestiones y el “regalo”  del empresario español, la policía guineana le devolvió el pasaporte y pudo viajar a España hace pocos días.

El diario relata lo siguiente: Genoveva Andeme Obiang es una mujer influyente. Tiene pasaporte diplomático y un policía de escolta. Es directora adjunta del BEAC, el banco central de África Occidental. En 2011 compró una casa en Maryland (EE UU) por 600.000 dólares. Pero, sobre todo, es hija del dictador del país, Teodoro Obiang”.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826