España, 29-09-2016

Centenares de personas se manifiestan en Santa Cruz de Tenerife (Canarias) por la libertad del Sáhara Occidental

Manifestación en favor del pueblo saharaui en Santa Cruz de Tenerife

Manifestación en favor del pueblo saharaui en Santa Cruz de Tenerife

Santa Cruz de Tenerife (España)
espacioseuropeos (20/7/2014)
Centenares de personas, unas mil según la organización, se manifiestan en Santa Cruz de Tenerife ayer sábado, 19 de julio, bajo el lema de “Acojamos su sonrisa, luchemos por su independencia”. La marcha, convocada por la Asociación Canaria de Amistad con el Pueblo Saharaui (ACAPS), junto a la Plataforma de Apoyo al Pueblo Saharaui de Tenerife, compuesta por partidos, sindicatos y asociaciones de diversa índole de la Isla y la provincia, recorrió las principales calles de Santa Cruz de Tenerife.

La manifestación partió de la Plaza Weyler de la capital para recorrer las calles principales de la localidad hasta la emblemática Plaza del Príncipe. Los manifestantes hicieron un alto en la Subdelegación del Gobierno en la ciudad, donde se corearon consignas a favor del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, contra la represión de los Derechos Humanos de los saharauis por parte de Marruecos y por la independencia del territorio ocupado por Marruecos y que está considerado oficialmente por Naciones Unidas como un “territorio pendiente de descolonización”.

Varios niños saharauis, que se encuentran en la Isla acogidos en familias tinerfeñas dentro del programa Vacaciones en Paz, participaron en la manifestación. Al finalizar la marcha se emitió un mensaje de solidaridad al pueblo palestino, exigiendo que “cese el genocidio” contra hombres mujeres y niños de Gaza, asimismo se leyó un manifiesto. De acuerdo con los datos aportados por el Servicio de Comunicación Saharaui en Canarias (SCSC) los manifestantes exigieron que se imponga la necesidad de “imponer la legalidad internacional y de celebrar a el Referéndum de Autodeterminación en el que el pueblo saharaui decida libremente sobre su futuro”.

Respecto al programa de Vacaciones en Paz, en el manifiesto se dice, entre otras cosas, que “Reconocemos el esfuerzo solidario, continuo y sostenido que lleva a cabo la red de solidaridad con el pueblo saharaui, a través de multitud de programas, proyectos y actividades de carácter sociopolítico, humanitario, de cooperación y en defensa de los derechos humanos, en colaboración con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y teniendo como horizonte un Sahara libre e independiente”.

Otro de los puntos alude a la exigencia al Gobierno de España para que lleve a cabo “acciones que pongan fin al drama humano que viven los saharauis y poder completar el proceso de descolonización en un referéndum de autodeterminación (..) se amplíen las competencias de la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) en materia de derechos humanos, para que vigile el cumplimiento de los mismos”, petición dirigida al Consejo de Seguridad de la ONU.

Asimismo, se denunció a existencia del ‘Muro de la Vergüenza’, “crimen contra la humanidad, construido por el Reino de Marruecos, que divide el Sahara Occidental y al pueblo saharaui”, y se solicitó a la UE que se “paralicen el Estatuto Avanzado de Socio Preferencial, que permite a Marruecos y a la Unión Europea seguir haciendo negocios basados en el sufrimiento del pueblo saharaui y la violación constante de sus derechos básicos y fundamentales”.

El cese de las prospecciones gasísticas y petroleras, así como el continuo expolio “de los recursos naturales y culturales del Sahara Occidental, contrario al derecho internacional civil y humanitario”, fue otra de las peticiones de los manifestantes, a la que se unió la petición a la Casa Real, Parlamento y al gobierno de Mariano Rajoy para que “no mantengan actuaciones que vayan en contra de multitud de resoluciones aprobadas por el Congreso, Senado, Comunidades autónomas y Ayuntamientos, tanto en escenarios nacionales como internacionales, favoreciendo los intereses de Marruecos, a costa de la vida, los derechos e intereses de la población saharaui”.

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Unión Europea y España, fue la diana donde apuntaron las exigencias respecto al cumplimiento de sus “compromisos en materia de ayuda humanitaria y de cooperación, con la Media Luna Roja Saharaui y las autoridades saharauis de la RASD, en los campamentos de la población refugiada saharaui en Tinduf (Argelia)”. El manifiesto termina con la petición de que se lleve a cabo el referéndum en el Sáhara Occidental.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826