España, 25-09-2016

Gabilondo, la COPE y Barriocanal   

Ángel Gabilondo

Ángel Gabilondo

España
José Luis Heras Celemín (17/5/2015)
“Los periodistas no son la noticia, no deben ser noticia”.

La frase es de una joven periodista. Decía ella, profesional, que el periodista no es la noticia, sino quien busca y transmite la noticia. Por extensión, tampoco los medios que permiten ejercer la función del periodismo deberían convertirse en noticia.

Pero frente al idealismo de la joven periodista está el interés por saber qué hay tras los medios y los periodistas que manejan la información y transmiten las noticias, sean éstas, o no, dependientes, interesadas, subordinadas o independientes.

Fruto de ese interés es el Foro de la Nueva Comunicación, una organización independiente que tiene lugar en el Hotel Ritz bajo los auspicios de Nueva Economía Fórum. Por él han pasado ya algunos medios: Unión Radio, El País, ABC, El Mundo, La Razón, La Sexta, la Asociación Española de la Prensa, la Asociación de Publicaciones y Periódicos, la Asociación de Revistas de Información, TVE… Y pasará, está anunciado ya, el incombustible Pedrojota, fundador de Diario 16, El Mundo y el recién nacido, casi “non nato”, El Español.

Hoy era noticia la comparecencia en el Foro, y en el Ritz, de Fernando Giménez Barriocanal, que preside la Cadena de Ondas Populares (COPE) y a quien presentaba Ángel Gabilondo, que puede ser designado para sustituir al defenestrado Tomás Gómez; y que ya es ex: Fraile, Rector, Presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades de España, y Ministro de Educación en un Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Había interés por conocer qué decía Gabilondo, al que algunos toman por el arma externa con la que una facción del PSOE intenta “doblar el brazo” a Pedro Sánchez. Pero Gabilondo, locuaz, habló mucho, pero, como ex fraile, de lo que quiso. Al entrar, le contó a la prensa que está dispuesto, calló que expuesto, para escuchar propuestas. “Miro a los ojos y afronto el desafío”, dijo.

Ya en la tribuna, con voz apacible de orador calmoso, evitó el berenjenal que se esperaba, sobre su posible nombramiento “a dedo” como candidato impuesto y sólo dejó un par de frases sigilosas, como de homilía matutina: 

“Yo estoy a favor del bien y en contra del mal”, sobre sí mismo para capear una pregunta de la prensa.

“Él es una persona, qué le vamos a hacer, experto en nada”, sobre Giménez Barriocanal.

También había interés, aunque menos, por saber qué iba a decir el Presidente y Consejero Delegado de Cope.

Tras los agradecimientos, Barriocanal empezó “¿Qué les cuento?: Mi visión sobre la situación actual y qué pintan los medios y la Cope”.

El presidente de la Cope es un hombre que parece débil, pero no lo es. Aunque flaco, es recio y tiene el ánimo de los que parece que ven las cosas claras. Expuso su visión de la realidad, como profesor en cátedra, tranquilo y sin estridencias: No soy catastrofista.

Hay contradicciones, con datos y consecuencias muy duras. Confío en la grandeza de la sociedad, en la familia y en la sensibilidad social. Hay una crisis institucional y política que pone en entredicho la base de nuestro sistema. Hay corrupción y crisis moral. Urge una nueva moral, que es la moral de siempre. Se debe superar el fanatismo y la intolerancia.

Sin decirlo, ésa pareció ser la misión y responsabilidad que atribuyó a los medios: ayudar a superar la crisis moral con la moral de siempre.

A continuación se centró en el pasado, en la realidad y en el futuro de Cope: Pasamos de la radio de los comunicadores a la radio de los oyentes. Al oyente le interesa información, pluralidad. Las graves declaraciones políticas no le interesan a nadie.

Hacemos programas cuidando el segundo, pretendiendo dar compañía. Diversificamos en Cadena 100, Cope FM y Megastar. Nos falta cobertura, no nos han dado licencias y en Cataluña nos han quitado. Acuerdos de colaboración.

Y una confesión que no tronó, sonó:
“La COPE no es una radio independiente. No estamos alineados con una opción política, pero sí con una filosofía moral”. 

Dejó asimilar el concepto, y echó mano de algunos datos: No ha habido ERES en Cope, se han hecho acuerdos y hay menos trabajadores. Terminó afirmando la línea editorial de la Cadena: “Opinar desde el pensamiento social de la Iglesia”, con optimismo ante el futuro, pretendiendo convertirse en un referente para la sociedad e intentando (frase agradable) “La radio que tú quieres”.

En el turno de preguntas, cuando algunos asistentes se iban (Jesús Posada, Antonio Miguel Carmona, Ignacio González, Enrique Cerezo…) y otros se removían en sus asientos (Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes, Gil Tamayo, Urdaci, José Manuel de Prada,…) algunas respuestas claras:

“Es más fácil hacer radio de trincheras. Carlos Herrera ha tenido la puerta abierta, pero no ha venido. Si Pablo Iglesias acepta puede venir a Cope, pero nos tiene vetados. Dice el Consejo de Administración que estamos en números rojos. Vamos hacia las vacas gordas. Jiménez Losantos hace seis años que no está en Cope, pero un 30 % cree que está ¿Qué no funcionó Sáenz de Buruaga?, funcionó. 13 TV es un deseo legítimo de la Conferencia Episcopal. ¿Gabilondo presidente de la Comunidad Autónoma?, no le deseo ese marrón, pero él sabrá dónde se mete.”

Una vez más, alguien de la comunicación, el Presidente de Cope, Fernando Giménez Barriocanal, fue noticia.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826