España, 18-12-2018

ACUERDO SIN FISURAS EN EL CONJUNTO DE LA SOCIALDEMOCRACIA ESPAÑOLA: NO DAR LA “BATALLA” AL PSOE

La Socialdemocracia apoya a Pedro Sánchez.

España
Espacios Europeos (15/6/2018)
Quizá por primera vez en los últimos años los diferentes grupos del espectro reformista español ha coincidido en una apreciación política en torno al momento que vive el país. En efecto, desde personajes que habían sostenido posturas radicalmente antagónicas en relación con la posibilidad de un acuerdo gubernamental como el PSOE, como ha sido Julio Anguita, hasta dirigentes más proclives a la colaboración con la socialdemocracia oficial, como son Iñigo Errejón y Cayo Lara, comparten ahora un punto de vista común: no dar la batalla al PSOE y ser “comprensivos” con la muy posible ausencia de reformas.

Este fin de semana, Íñigo Errejón, uno de los cofundadores de Podemos y candidato por ese mismo partido a la presidencia de la Comunidad de Madrid, en una entrevista concebida al digital socialdemócrata eldiario es, apostó  porque su formación política aprovechara   “el impulso de la ilusión generada por la salida de Mariano Rajoy y los suyos”.  Para ello, pidió a su partido que optara  decididamente por la “ingenuidad”, y no por el cabreo  en sus relaciones con el recién constituido gobierno del PSOE.

Sugirió, igualmente, que Podemos sea “leal” y “sostenga y empuje” al Ejecutivo de Sánchez, aunque este no sea el “Gobierno del cambio”. En opinión de  Errejón, se trata tan sólo de “un Gobierno de transición”.

Según Errejón,  en la “nueva situación política” española Podemos puede correr el riesgo  de equivocarse al tratar de:

“ejercer un papel de estar todo el rato avisando de la posible decepción y enfadado mientras el pueblo español progresista se ilusiona. El papel permanente de ‘te lo dije’ que juega la izquierda tradicional. Eso te deja como una fuerza muy subalterna, que no marca rumbo sino que solo se queja. Y hay otro riesgo. El de quedar como una muleta cuyo apoyo se da por descontado por lo que siempre conduce el otro” . Según Errejón resulta preciso “navegar entre ambos riesgos”.

Errejón dice ignorar cuál es la razón por la que Pedro Sánchez no ha llamado a la puerta de Podemos  para consultarle sobre su opinión en relación con la composición del nuevo gobierno, ni tampoco para  la propuesta de cargos. No obstante, Errejón cree que cree que  la salida debe ser siempre:

“entenderse con las fuerzas que le han permitido llegar a presidente del Gobierno. Cuanto antes lo descubramos, sin aspavientos, con generosidad y con un sentido de la política más largo que el titular de la semana que viene, mejor porque antes nos podemos poner a trabajar.

No  obstante,

“El nuevo Gobierno debe ser consciente de que las expectativas son mucho mayores que su fuerza parlamentaria, que depende un bloque todavía en formación y sin rasgos políticos ni orgánicos pero que se respira y que forma el conjunto de gente que sonríe por la calle y que estos días te da la enhorabuena y te dice “joder, qué bien, venga ahora para adelante”. 

Aunque las últimas encuestas indican que el PSOE y el Partido Popular están recuperando los votos que les habían “robado” desde Podemos y Ciudadanos, Íñigo Errejón no cree que la vuelta al bipartidismo sea posible:

“Por un tiempo largo es imposible. Es posible que haya gente poderosa que lo ansíe. En nuestro sistema, que quepan cuatro partidos es complicado. Que quepan tres, no tanto. Me preocuparía si fuera Ciudadanos, que está con el pie cambiado y sufre una OPA hostil sobre una parte de su electorado” .

Pero el optimismo y la “esperanza”  no sólo parecen haber cundido entre  la dirigencia de Podemos. También el antiguo coordinador de IU, Cayo Lara, aseguró en unas declaraciones realizadas este domingo  en Zamora  que Pedro Sánchez ha conformado un gobierno “de estabilidad” y no de transición para solo unos meses, que ha supuesto “un soplo de esperanza”.

Para cubrir esas ilusiones suscitadas, Sánchez lo tiene fácil, según Cayo Lara:

“Únicamente con desarrollar las distintas iniciativas aprobadas en el Congreso de los Diputados en los últimos años y que luego  bloqueó Mariano Rajoy  con triquiñuelas. Solamente con el desarrollo de esas iniciativas, entre las que ha citado la derogación de la LOMCE, la reforma laboral del PP y la ley mordaza, las mejoras sociales o la modificación del Código Penal, el nuevo Gobierno “puede respirar durante unos meses con bastante holgura”. 

A juicio de Lara, con el nuevo Ejecutivo parece que “sale el sol” frente a la “noche larga” que ha constituido el Gobierno de Mariano Rajoy. Su impresión es que con el nuevo Gobierno “España ha recibido un soplo de esperanza”, aunque habrá que ver en el futuro si se frustra esa esperanza o no se cumplen las expectativas, “pero por lo pronto hay que darle los cien días” y la primera impresión es “muy positiva”.

Atendiendo a las declaraciones expresadas hace unos días por Julio Anguita y Pablo Iglesias, y ahora  por Íñigo Errejón y Cayo Lara, bien pudiera decirse que todo el espectro de la socialdemocracia institucional española, coincide ampliamente en ver en el Ejecutivo  recién constituido por Pedro Sánchez una esperanzadora luz que preconiza “cambios progresistas” en el horizonte  político español.

Fuente: Canarias-Semanal.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal