España, 25-05-2019

Amnistía Internacional, la campaña de imagen de Obiang Nguema, los muertos y la “crisis humanitaria” de la que el gobierno español no se ocupa

Obiang Nguema rodeado de guardaespaldas en su gira por el país ()Foto; PDGE.

Guinea Ecuatorial
Abaha (28/2/2019)
Amnistía Internacional ha publicado un informe sobre la situación de los derechos Humanos en Guinea Ecuatorial, en el que afirma que defensores y defensoras de los DDHH “se enfrentan a detenciones arbitrarias, ataques y persecución por su trabajo, ha dicho hoy Amnistía Internacional”, en un nuevo documento.

En este informe se dice que “las autoridades no han respetado ni puesto en práctica los compromisos contraídos para garantizar que defensores y defensoras de los derechos humanos, activistas y periodistas trabajen en un entorno sin intimidación, acoso, violencia ni detenciones”.

“Hace cinco años, las autoridades prometieron acabar con el hostigamiento, la intimidación y la detención de defensores y defensoras de los derechos humanos, activistas y miembros de la oposición. Desgraciadamente, estas violaciones de los derechos humanos se siguen produciendo. Los derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica se han ido reprimiendo progresivamente”, dijo ayer en la presentación de ese informe sobre Guinea Ecuatorial, Marta Colomer, responsable de campañas de Amnistía Internacional para África Occidental.

“El presidente Teodoro Obiang Nguema, cuyo país actualmente preside el Consejo de Seguridad de la ONU, debería aprovechar esta oportunidad para demostrarle al mundo el compromiso de su gobierno con la mejora de su atroz historial de derechos humanos. Un primer paso sería que las autoridades investigaran de forma minuciosa, independiente, transparente y efectiva todas las amenazas y ataques contra activistas y defensores y defensoras de los derechos humanos, y llevaran ante la justicia a los presuntos responsables”, añadió.

Y cita como víctimas de esa política a Alfredo Okenve, Ramón Esono Ebalé, Enrique Asumu  y Joaquín Eló Ayeto, éste último permanece preso en dependencias policiales del la dictadura guineana.

Al término de la presentación del informe de AI, Marta Colomer, afirmó que “Es hora de que Guinea Ecuatorial cumpla sus obligaciones internacionales de derechos humanos, lo que incluye garantizar que se respetan plenamente los derechos de activistas y defensores y defensoras de estos derechos.”

A la responsable de campaña de Amnistía Internacional para África Occidental le faltó citar a los numerosos muertos por torturas en centros policiales, entre ellos a Onofre Otogo y Héctor Santiago Ela, que fueron ilegalmente detenidos en 2017 y que aparecen en la lista de BUSQUEDA Y CAPUTURA INTERNACIONAL que elaboró el Ministerio de Seguridad de Guinea Ecuatorial, con intenciones de confundir a la opinión pública nacional e internacional sobre el verdadero paradero de esos ciudadanos, según informó CORED.

También ha quedado en el saco del olvido el contenido de la carta que el Movimiento para la Liberación de Guinea Ecuatorial III Republica (MLGE III R), que lidera el abogado Martín Obiang Ondo, cuyo vicepresidente es Rubén Clemente Nguema Engonga, que han enviado al Presidente del Gobierno de España, Grupos Parlamentarios del Congreso de los Diputados, Secretario General de la ONU y Presidente del Parlamento Europeo, entre otros, en la que solicitan se “ inste al régimen de Malabo la puesta inmediata en libertad de las 43 personas “desaparecidas” el pasado mes de diciembre de 2017 o que, en su caso, se presenten cargos y se facilite la dependencia en la que se encuentran a fin de prestarles la debida asistencia médica y jurídica”.

Asimismo, en esa misiva se denuncia la “desaparición de más de cincuenta personas detenidas por el régimen sin orden judicial expresa y sin ninguna garantía procesal; asimismo, condenamos, como hiciera el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, en un comunicado del cinco de Julio del año pasado, el fallecimiento de dos presos políticos, Juan Obama Edu y Santiago Ebee Ela, y denunciamos el fallecimiento en dependencias policiales de Malabo a causa de las torturas sufridas durante el interrogatorio, del Magistrado Don. José Esono Ndong Bindang”.

Fuentes de ese movimiento, muestran su preocupación por el estado físico de esos secuestrados, pues tienen información de que pudieran estar siendo envenenados.

Por su parte, el líder del Partido del Progreso, Severo Moto, ha emitido un entrevista que le ha hecho la Cadena COPE (Guadalajara), en la que pide con urgencia que se tomen serias medidas, pues el estado de salud del dictador Teodoro Obiang Nguema es grave, y cita la caída que tuvo en el transcurso de un mitin, y que actualmente no se sabe dónde se encuentra ni cuál es su estado físico. Moto pide con urgencia que Guinea Ecuatorial sea considere al mismo nivel que Venezuela, ya que se encuentra en un auténtico caso de “crisis humanitaria”.

A pesar de la campaña que está llevando a cabo el régimen de Guinea Ecuatorial para tratar de lavar su imagen, los efectos conseguidos han sido nefastos. Los esfuerzos de los embajadores de Obiang en Francia, Miguel Oyono Ndong Mifumu y de Carmelo Nvono-Ncá, embajador en Bruselas, han sido más que penosos. La realidad se impone.

Solo falta que el gobierno español de un paso, tome una decisión. Es lo que el resto de países europeos, desea y pide. Pero España, por intereses personales, no es capaz de dar un paso al frente. Quizás Pedro Sánchez, lo haga. Y la verdad es que no le vendría nada mal de cara a las elecciones generales de abril de este año.

 


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

Privacidad | Política de Cookies | Aviso Legal