El régimen de Guinea Ecuatorial no acepta las recomendaciones  en materia de Derechos Humanos que le hace la ONU. Y, ¿ahora qué?

Teodoro Obiang Nguema se ríe pocas veces…

Guinea Ecuatorial
Abaha (26/9/2019)
Como era de esperar, el régimen de Guinea Ecuatorial no aceptó las recomendaciones en materia de Derechos Humanos que hizo la ONU a través del Examen Periódico Universal (EPU) en el país.

Segú Amnistía Internacional,  que se hace eco de ese informe, el régimen dictatorial de Teodoro Obiang Nguema, “respondió a 221 recomendaciones que otros estados le formularon y aceptó 202 de ellas, incluida la abolición de la pena de muerte y la supresión de la tortura”.

“Aunque reconocemos que el número de recomendaciones aceptadas es significativo, Amnistía Internacional seguirá muy de cerca su aplicación, ya que Guinea Ecuatorial aún tiene mucho por hacer para mejorar plenamente su historial de derechos humanos”, afirma AI

“El país rechazó 19 recomendaciones de derechos humanos clave. Sobre todo descartó todas las recomendaciones relativas a la protección de los defensores y defensoras de los derechos humanos. Las personas que defienden los derechos humanos en Guinea Ecuatorial seguirán enfrentándose a situaciones peligrosas y amenazadoras como las que registró Amnistía Internacional en su último informe sobre el país”,
continúa.
El gobierno guineano rechazó “muchas recomendaciones para garantizar su seguridad, asegurar el entorno en el que desarrollan su trabajo y aprobar y aplicar leyes que las reconozcan y las protejan. El gobierno rechazó asimismo las recomendaciones de investigar las amenazas y las represalias contra defensores y defensoras de los derechos humanos. Se rechazó incluso la petición de que se aplicara de forma efectiva la Declaración de la ONU sobre los Defensores y Defensoras de los Derechos Humanos, aprobada en 1998”.

Menos mal que a AI “le preocupa la falta de compromiso de las autoridades de Guinea Ecuatorial con los derechos humanos de las mujeres. Durante el EPU, las autoridades ecuatoguineanas rechazaron las recomendaciones de acabar con su política de prohibir la asistencia a la escuela de las niñas embarazadas. La organización considera que ésta es una medida discriminatoria que priva a las niñas embarazadas de su derecho básico a la educación”.

Natural es –suele hacerlo siempre- que el gobierno de Obiang Nguema rechace también “todas las recomendaciones efectuadas por los Estados miembros de la ONU para que el país curse una invitación a los mecanismos de derechos humanos de la organización, incluido el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria. Es lamentable ver que el país sigue sin permitir que los procedimientos especiales de la ONU sometan a escrutinio su situación de derechos humanos, y esto refuerza los temores sobre hasta qué punto es real su voluntad de aplicar las recomendaciones que ha aceptado”.

AI y la ONU se sienten profundamente decepcionadas por “el rechazo de Guinea Ecuatorial de muchas recomendaciones importantes en materia de derechos humanos, el gobierno sí ha aceptado otras que, de aplicarse plenamente, podrían hacer que la situación de derechos humanos mejorara”.

¿Compromiso del dictador?: “Guinea Ecuatorial sigue demostrando su compromiso con la abolición de la pena de muerte también en este EPU, pues ha aceptado las recomendaciones de más de 15 Estados para que ratifique el Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, encaminado hacia la abolición de la pena capital. El país también ha aceptado recomendaciones que pedían directamente la abolición de este castigo”.

“Guinea Ecuatorial ha mostrado también cierto compromiso con la supresión de la tortura y otros malos tratos en el país, pues ha aceptado en total siete recomendaciones, incluida la de adherirse al Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes”.

Inexplicable esto que nos cuenta AI: “El gobierno ha aceptado también recomendaciones que pedían la reforma de la Ley 1/1999, que regula la inscripción en registro de las ONG. Amnistía Internacional espera que esta reforma jurídica se acuerde con las ONG nacionales y que, una vez aplicada, permita su funcionamiento pleno e independiente”.

“La organización espera también que Guinea Ecuatorial respete los compromisos contraídos con la comunidad internacional y que antes de su próximo examen, dentro de cuatro años, haya aplicado plenamente todas las recomendaciones que ha aceptado”
. Y en caso de no respetarlo, ¿quién reclama? ¿La Comunidad Internacional? Y ¿qué correo electrónico, número de teléfono o dirección postal tiene la Comunidad Internacional?

Por cierto, ¿por qué no investiga la ONU, Amnistía Internacional y esos del Examen Periódico Universal (EPU), dónde están el centenar de presos desaparecidos en Guinea Ecuatorial que fueron condenados en un  juicio farsa por la supuesta intentona golpista de diciembre de 2017?

¡Cosas veredes, amigo Sancho…!





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal