Los bandazos del presidente: ¿De verdad, Pedro Sánchez?

A sus órdenes, Señor Presidente

España
José Luis Heras Celemín (4/4/2022)
Comparecencia del Presidente del Gobierno ante el Pleno del Congreso de los Diputados para informar de las conclusiones del Consejo Europeo, la cumbre de la OTAN y la relación con Marruecos. Sin ocurrir, el PSOE trató de corregir ‘Comparecencia, a petición propia, del Presidente del Gobierno ante el Pleno del Congreso de los Diputados, para informar de las conclusiones del Consejo Europeo que se celebrará los días 24 y 25 de marzo de 2022, la cumbre de la OTAN y las relaciones con Marruecos’. Entre ellas, una diferencia que marca el reglamento: La comparecencia a petición propia, que dice el PSOE y acepta el Gobierno, es obligatoria.

Visto lo anterior, antes de empezar, con un frío que ahuyenta moscas, una en la oreja: La información es obligatoria sobre las conclusiones del Consejo Europeo. No sobre lo que ocurra en una cumbre OTAN, aunque deba conocerlo la cámara. Ni, aunque conviniera, el asunto de Estado ‘Cambio de postura del Gobierno español sobre el Sahara’, que Marruecos publicó tras recibir una carta el Rey Mohamed VI, que Sánchez firmó, el ministro Albares no corrigió, y el Gobierno ocultó.

La mosca se posó al empezar a hablar Sánchez: Señora presidenta, como ha indicado comparezco a petición propia ¿? Benevolencia. Virus, pandemia, volcán, tormenta de arena, Filomena y guerra. Pido unidad, ahora dejando la pandemia, España crece y nuestro deber y el de sus señorías es afrontar lo que ocurre. Inflación. Hemos de contrarrestar el desafío Putin. El ataque a Ucrania es el ataque a Europa. Putin teme a Europa. Europa unida. Para cuándo unidad en España, en Europa y en la Alianza Atlántica.

Con la mosca posada, o muerta, el acto se convirtió en el espécimen ‘Aló presidente’ que inventó Iván Redondo escenificado en el Congreso: Nadie quiere guerra, sólo Putin. Europa y la alianza atlántica quieren que acabe –Sánchez, ¿?,definía qué quieren UE y OTAN- Después, España como ejemplo. Fronteras. Naciones Unidas. Solidarios. La OTAN refuerza planes. Cumbre OTAN de Madrid. Disuasión. Amenaza terrorista. Estabilidad europea en Este y flanco Sur. Prioridad social. Mercado energético. Ayudas a familia, transportes y empresas. Ciberseguridad. No a disputas pequeñas. Terminó dolido: En este escenario, “Pedir apoyo y unidad en medio de una pandemia no creo que sea pedir demasiado”.

Pedro Sáchez, risueño; Mohamed VI medira…

Del ronzal. Conducida la Sesión, con el beneplácito de Batet y el aguante de todos, Sánchez convirtió el acto en el batiburrillo que pretendía y en el que cayeron los grupos parlamentarios. Como resultado, hurto a la Cámara y a todos de lo anunciado. Sin lo anunciado, Conclusiones del Consejo Europeo, cumbre OTAN y relación Marruecos, la mañana se convirtió en el atrezo del ‘aló presidente’. Dosis amplia en la tribuna del Congreso. La Oposición, toda o en parte, podía haberse negado, al ver qué pretendía Sánchez y permitía Batet, pero entraron por el aro y en la ronda de turnos de portavoces: Gamarra (PP), hablemos de España, gestión calamitosa; estanflación, cierre de fábricas; paro; Gobierno, dividido y roto, ha demonizado al transporte. Ni sus vicepresidentas están de acuerdo. Plan primavera y sacrificio, pero el Gobierno vive a cuerpo de rey; ha fracasado en la OTAN y en la UE; apoyaremos pero; dimisión o cese, sin citar a Albares, quién remitió la carta. Abascal (VOX), da igual lo que diga; a los españoles se les acaba la paciencia y a usted las trampas, por eso no sale a la calle; la carta al rey de Marruecos es un insulto al parlamento; no se esconda en Putin porque la inflación del 7% es antes de él; no le creemos; no vale, ¿a quién obedece?; usted es un autócrata. Echenique (U-P) En el gobierno de coalición tenemos posturas distintas. Rufián (ERC), ¿por qué defiende el derecho de Ucrania y no el del Sahara. Los portavoces Nogueras, Accensi, Errejón, Baldoví y Rego (GPlu), transigieron. Bal (C’s) no; “para usted, esto, que debía haber empezado aquí, es un desfile”, no es un dispensador de avales; en 24 horas cambió cuatro temas que necesitarían un pleno monográfico cada uno; diluye problemas unos con otros; aquí usted debe de rendir cuentas, no puede pedir bajo la etiqueta de unidad. Aitor Esteban (PNV), debería haber dado la cara. Ana Oramas, remató el retrato “Con sus bandazos, usted no es de fiar”. En otra respuesta, una sentencia: Pide unidad, ya la tiene, toda la cámara en contra.

En réplica, menos preparada, Sánchez dio muestras de sentimientos de miedo, autodefensa, y arranques de furia que no contuvo. Frente a Abascal, pidió ayuda (a Batet) “me ha llamado autócrata”, “se han forrado algunos con sobresueldos”, “España abandonó el Sahara con Franco. No ha gobernado nunca (a Bal). No dé lecciones porque le han expulsado de su partido (a García Adanero).

Tras Sánchez, la réplica de los grupos parlamentarios. Gamarra: Hay secretarios de Estado en el patio que están contra usted; el problema no es el PP, “¿no será que el problema es usted?”; ayudaremos cuando fallen sus socios. Abascal: no hay corrección, es un autócrata. Rufián: Su traición al Sahara ha violado 74 resoluciones ONU. Bal: Parece Luis XIV, el rey Sol. Esteban: ¿Ha sacado la conclusión de que nadie está contra lo que ha hecho? ¿De verdad?

Más de seis horas, Sesión de Control con Preguntas a ministros. Con Sánchez hablando, algunos diputados salieron. No Aitor Esteban, él preguntó: ¿De verdad, Pedro Sánchez?





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal