España, 16-12-2017

Teodoro Obiang Nguema abraza a Montesquieu

Abaha (2/7/2009)
Con estupor y cierto alborozo, leemos un titular de obiang-20prmontesquieuensa que dice “Malabo asegura que no tiene “nada que ver” con la detención del periodista Rodrigo Angüe. La noticia la ha suministrado la agencia Europa Press. Si Guinea Ecuatorial, o sea, Teodoro Obiang Nguema, no ha tenido nada que ver con la detención del periodista  Rodrigo Angüe, entonces ¿quién ha sido?

Seguimos leyendo la noticia y nos enteramos que ha sido el ministro de Información, Cultura y Turismo y portavoz del Gobierno, Jerónimo Osa Osa Ecoro el  que pretende lavar la cara de su gobierno, pero lo hace tal mal que “canta la gallina”.  Dice Osa Ecoro que “algunos grupos del exterior reciben financiaciones “desinteresadas” para crear “noticias falsas” sobre Guinea”. La financiación que reciben esos grupos -según el ministro- es “desinteresada”, pues mira que hay que ser tontos, soltar dinero sin interés alguno. Lo que ha querido decir, seguro, aunque lo expresa mal es que es “interesada”, pero es lo mismo. Al grano.

El ministro afirma que el Gobierno de Guinea Ecuatorial no tiene “nada que ver” con la detención del periodista Rodrigo Angüe, colaborador de la Agencia France-Presse (AFP) y Radio France Internationale (RFI), que fue encarcelado en el penal de Black Beach el 17 del mes pasado. Angüe fue acusado de “difundir informaciones falsas”.

Dice el ministro que esos grupos del “exterior” generan noticias falsas para continuar con la mala imagen de Guinea Ecuatorial. No hace falta, la mala imagen la tienen a raudales, lo que sucede es que Obiang tienen petróleo y gas.  Fíjese ministro, si tienen mala imagen que en la última visita de su presidente a España, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, escurrió el bulto para que no le fotografiasen. Y los que no tuvieron más narices que “posar” lo hicieron con gesto adusto, con “cara de palo”.

El comunicado del ministerio de Información de Guinea Ecuatorial afirma que el Gobierno no ha intervenido en nada en la detención del periodista, pues en Guinea Ecuatorial “el poder Ejecutivo no interviene  en los asuntos del Poder Judicial, y mucho menos en el caso de una detención particular”. ¿Detrodrigo-angueención particular? Quizás ha sido una empresa privada la encargada de ello… ¡Que dominio del lenguaje!

Lo más interesante de ese comunicado es que nos hemos enterado que por fin el Barón de Montesquieu ha entrado en Guinea Ecuatorial. A partir de ahora el poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial son un hecho irreversible e incuestionable en la ex colonia española.

Para iletrados, televidentes abusivos y neófitos en la res pública, esto quiere decir que el dictador Obiang Nguema no interfiere para nada en la Cámara de Representantes ni en el quehacer de los jueces… No vale la pena ni desmentirlo. Simplemente, hay que tomar nota y actuar en el futuro.

Desde aquí pedimos al Club Internacional de Prensa y a la Asociación de la Prensa de Madrid y de otras provincias, emitan comunicados solicitando la libertad de su compañero Rodrigo Angüe.

Sobre los camiones y equipos varios, además de los 6.000 trabajadores de Francisco Hernando, “El Pocero”, que esperan a ser trasladado a Malabo, hablaremos otro día. Como también hablaremos del seminario de DOS HORAS Y MEDIA que Policy Forum va a llevar a cabo, para analizar la situación de Guinea Ecuatorial, dentro de unos días en Barcelona en la costosa fundación CIDOB, que preside el ex ministro Narcís Serra, metido ahora a banquero, y necesitado con urgencia de un “plan rescate”, o sea dinero para “sanear” los desaguisados de Caixa Cataluña, no confundir con la seria Caixa.

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826