España, 15-12-2017

De visita en Marruecos y la casa sin barrer

Abaha (18/6/2010)guerrero
La información que facilitamos el pasado día 9 de este mes, referida a una posible intervención quirúrgica de  Teodoro Obiang Nguema en Marruecos toma visos de realidad, ya que el dictador arribó ayer  a territorio alauíta. Pero, el patio de su casa ha quedado sin barrer, se encuentra sucio y plagado de enfrentamientos entre los suyos. A ello se une el tremendo éxito de haber conseguido que se paralice, posiblemente para siempre, como ya se ha dicho aquí, la concesión de un premio de la UNESCO con el nombre del sátrapa.

Por otro lado, circula el rumor por Guinea Ecuatorial de que el general Antonio Mbá Nguema, ministro de Defensa y hermano del presidente, está en estado de shock irreversible desde hace varios días. Al parecer se encuentra en el  policlínico La Paz de Bata. Se dice que está sedado, que no habla ni se percata de nada. En el argot médico se encuentra en estado de “muerte clínica”.

De acuerdo con nuestras fuentes, Obiang mandó traer a su hermano Antonio Mbá Nguema desde Estados Unidos, donde se encontraba para recibir atención médica. Allí lo envió el dictador para que fuera atendido debido a su ml estado de salud. Pero, en EE. UU., los médicos confirmaron su gravedad, lo que hicieron saber a su familia y a la delegación que le acompañó.

Desde hace unos días, la familia de Antonio Mbá Nguema permanece reunida “en una especie de velorio adelantado”, según nos confirma una fuente fidedigna, pero sin permitir que la población se “entere de lo que se cuece de paredes para dentro“. Todo un secreto del clan.

Sin embargo, según parece, y a pesar del oscurantismo que rodea este caso, nos informan que la noticia de la gravedad del general ha sido difundida desde el entorno familiar.

Los nervios están tan a flor de piel, que al parecer, el dictador guineano se cayó, tropezó o se mareó, cuando iba a visitarle, a resultas de la cual se produjo un corte en los labios. El servicio de seguridad de Obiang Nguema no pudo evitar la caída; lo que provocó un enorme revuelo alrededor del dictador. “Fueron momentos muy tensos”, nos informa la misma fuente.

Ahora, a esperar…

No hay etiquetas para esta entrada.

Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826