España, 30-09-2016

Definición de grosería

einstein1España
espacioseuropeos.com (7/12/2012)
Circula por la red (Internet) un texto anónimo relativo a la palabra grosería, que hemos considerado publicar; entendemos que recoge de alguna forma el sentir y la crítica que desde hace tiempo muestran los ciudadanos españoles por lo que está aconteciendo en nuestro país. La RAE (Real Academia Española ), en una de sus acepciones, recoge que grosería es Descortesía, falta grande de atención y respeto”. Quizás, aquí ese término se quede corto, pero es el que el anónimo autor ha considerado:

 ¿Que es Grosería?

Grosería es que un catedrático de universidad, un científico o un cirujano de la salud pública ganen menos que el concejal de la intendencia de tercera.

Grosería es que los políticos se suban sus retribuciones en el porcentaje que les apetezca, (siempre por unanimidad, por supuesto, y al inicio de la legislatura).

Grosería es comparar la jubilación de un diputado con la de una viuda.

Grosería es que un ciudadano tenga que trabajar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con tres o con seis según el caso y que los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima sólo necesiten jurar el cargo.

Grosería es que un presidente o cualquier ministro del ejecutivo con solo estar unas horas en su cargo se jubile con ese sueldo y la mayoría en dólares. Grosería es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo.

Grosería es colocar en la administración a miles de asesores (léase amigotes con sueldo) que ya desearían los técnicos más calificados. 

Grosería es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos políticos aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

Grosería es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural).

Grosería es el costo que representa para los ciudadanos, sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

Grosería es que sus señorías tengan casi cinco meses de vacaciones al año (48 días en Navidad-enero, unos 17 en Semana Santa -a pesar de que muchos de ellos se declaran laicos- y unos 82 días en verano).

Grosería es que sus señorías cuando cesan en el cargo tengan un colchón del 80% del sueldo.

Grosería es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política cuando cesan son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público.

Grosería es que se utilice a los medios de comunicación para transmitir a la sociedad que los funcionarios sólo representan un costo para el bolsillo de los ciudadanos…

Grosería es que nos oculten sus privilegios mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven. Mientras, ¿hablan de política social y derechos sociales?

Grosería es que ningún cargo de gobierno, legisladores nacionales o provinciales y todos los jueces cualquiera sea su competencia, no paguen impuesto a las ganancias de sus groseros sueldos y el obrero y empleado si.

¡Qué grosería!

Ésta debería de ser una de esas cadenas que no se rompan porque sólo nosotros podemos ponerle remedio a esto.

Nosotros (espacioseuropeos) añadiríamos algunas reflexiones más, pero para empezar la campaña, puede valer perfectamente.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826