España, 26-09-2016

Se va de la política… “El Profeta”  

Alfonso Guerra con su hermano Juan, éste condenado por fraude fiscal. Eran los inicios del gobierno socialista

Alfonso Guerra con su hermano Juan, éste condenado por fraude fiscal. Eran los inicios del gobierno socialista

España
Antonio García Fuentes (22/7/2014)
Lo declaró y lo dieron como “gran noticia” todos los voceros de España e islas adyacentes el cinco de noviembre; puesto que así lo dijo “el único profeta” que hemos tenido en España en los últimos cuarenta años; aunque lo de que se va, no es

cierto puesto que en realidad se queda en lugar que debe considerar seguro y donde podemos “profetizar” que se va a quedar de por vida salvo que lo echen, que tan bien pudiera ser.

Se trata del ya viejo político Alfonso Guerra González (cuenta casi 75 años) y el que hizo su carrera política, “pegado a Felipe González Márquez” y como segundo de a bordo en su gobierno como presidente nacional; y fue en esa etapa cuando hizo la gran profecía que habrá lamentado miles de veces haberla hecho, puesto que empapado del orgullo vencedor de aquellos momentos, dijo más o menos que… “A España la vamos a dejar que no la va a conocer ni la madre que la parió”. 

Y acertó plenamente, puesto que la destrucción que se inició nada más ser enterrado Franco, la fueron fomentando entre “hunos y hotros”, hasta llegar al desastre que hoy

presenta esta ya “harapienta España o españistán”, donde lo único abundante o abundantísimo, son la enorme deuda pública acumulada y los ejércitos de ladrones y bandidos, amén de muchos más inútiles, que nos han obligado a mantener y vivir en una impunidad que hasta prácticamente ahora mismo… se mantiene.

Y como de todos los que han gobernado, su partido (PSOE) ha sido el que más años ha mangoneado España, pues por lógica su parte alícuota en todos estos desastres es la mayor de todas. No hablemos de Andalucía (“su Andalucía y la mía”) en la que han gobernado ellos “solitos” y que hoy presenta el desastroso presente, de ser la región europea más depauperada de las de toda la Europa de la UE (o de las más arruinadas y faltas de futuro); puesto que por poner unos ejemplos concretos, en dos de sus provincias, Cádiz y Jaén; se ha llegado y se mantiene un paro obrero de alrededor o más

del cuarenta por ciento; lo que quiere decir que aquí la mitad de la población ya vive de la limosna o de las ridículas subvenciones que han recibido y reciben, lo que por otra parte es tan pernicioso, que ha propiciado una “clientela política” y que sólo vive y piensa en el maná que va a recibir de sus pésimos administradores, que más que administradores (se supone) se consideran… “los nuevos amos del cortijo andaluz”. 

Alfonso Guerra (como tantos otros) lleva en política “pagada” nada menos que treinta y siete años; y ahora cobrará la máxima paga oficial que existe y vete a saber “cuantas prebendas más”, que unido a lo que “ahorrase en tan arduo y sufrido oficio”, seguro que la da para vivir como muy pocos jubilados españoles podrán, puesto que la mayoría cobran o cobramos pagas de miseria (yo 668 euros mensuales y tras 11 años jubilado). No olvidemos tampoco su otra famosa sentencia… “El que se mueva no sale en la foto”; lo que por sí solo ya era instaurar la total dictadura de partido, que al final el resto ha cultivado y mantenido; o sea todo un ejemplo “democrático” y que como tal, destruyó todo lo que de verdadera política pudiera haber existido aquí.

Y se va “El Guerra”  (a mi entender) por cuanto y como “muy listo que siempre ha sido”, ve que sus posibilidades ya son nulas y antes de que lo echen, se retira unos meses antes para guardar las apariencias y salir por lo que ellos dicen “la puerta grande”; pero se queda (como antes digo) puesto que sigue manteniendo la presidencia de la denominada “Fundación Pablo Iglesias”, que dicho sea de paso, aparte de conservar “el prestigio político” algo le caerá por tan gran responsabilidad, puesto que por cuanto aquí ha ocurrido y ocurre… “aquí los políticos cobran hasta por respirar o aguantar la respiración, según convenga en cada momento… pero cobrando”.

Y es así, por cuanto aquí lo primero que se afianza y apalanca al máximo, son los fondos que cada año van a los bolsillos de los políticos o destinados a los partidos que los sostienen. Aquí no se podrán subir las pensiones, hay que pagar las medicinas y reducir todo lo que sea menester… pero los fondos para la política son siempre “sagrados” y como son los políticos los que dicen administrar el dinero, lógico que hagan con él lo que más les convenga a ellos; puesto que en ese menester nunca discutieron ni va a discutir “la casta”, esté gobernando o en la oposición… “si discuten es por cuanto alguno o algún bando se lleva más que el otro y trata cada cual de llevarse lo mejor de la tajada del león”.

Por todo ello y mucho más, sonriamos con conmiseración por esa retirada de un ya viejo en la política, puesto que no lo vamos a echar de menos, como a tantos otros no los echamos; y creo que si se fueran todos, tampoco lo notaríamos. “A lo mejor los funcionarios solos y por propia inercia, administraban mucho mejor”.

EL PODER: Casi todos podemos soportar la adversidad, pero si queréis probar el carácter de un hombre, dadle poder. (Abraham Lincoln).

POLÍTICA Y JUSTICIA: “La ley es como una red que atrapa las moscas y deja pasar a los pájaros”. La política se creó para “legalizar” la corrupción. (Anacarsis. siglo VII a. C.)

N. de la R.
El autor de este artículo, Antonio García Fuentes, escritor y filósofo.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826