España, 27-04-2018

Diplomáticos de “La Carrera” contra los Embajadores políticos

Ministerio de ExterioresOscar Riaño (10/7/2008)
La Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE), que cuenta con el 70 por ciento de los profesionales de la Carrera Diplomática, ha hecho explícito su descontento por la designación de personas ajenas al cuerpo y que “carecen de adecuada especialización y experiencia en asuntos internacionales” para encabezar Misiones Diplomáticas de España en el extranjero. Actualmente son siete los embajadores políticos, un número inédito hasta ahora en tiempos democráticos.

Comparativamente con otros países democráticos de nuestro entorno aportan los siguientes datos sobre embajadores no profesionales:

– Italia, Países Bajos y Austria: ninguno.

– Francia y Suecia: uno

– Portugal y Reino Unido: dos

– Alemania: tres.

Entre aquellos embajadores españoles meramente a “dedo”, destacan:

– Dos ex ministras socialistas: Cristina Narbona, en París-OCDE, y María Jesús San Segundo, en París-UNESCO.

Francisco Vázquez, ex alcalde de La Coruña, embajador ante la Santa Sede.

– Luís Planas Puchades, inspector de Trabajo y “apparachik” del PSOE, embajador en Marruecos.

Rafael Estrella, interesado por las nuevas tecnologías, embajador en Argentina.

 



Inmigración, “de qué se trata, que me opongo”

InmigrantesAna Ortiz (10/7/2008)
Definitivamente, en este país ha habido un antes y un después para el Gobierno socialista cuya fecha clave es el 9 de marzo pasado. De antipatriotas y xenófobos, hemos pasado a hablar de “casi-crisis” (aunque muy deprisa y rápidamente), así como de los problemas que ha ocasionado el chorro de demagogia buenista que ha sido el hilo conductor de la legislatura pasada en materia de inmigración. Hasta el conocido gafe que se le presume al presidente del Gobierno parece que ha pasado a mejor vida, a juzgar por su pronóstico futbolístico.

“Algunas críticas a la directiva europea solo pueden proceder de la ignorancia supina o de la demagogia irresponsable”. Palabras de Rodríguez Zapatero publicadas en El País, acompañadas de un editorial que, lejos de apoyar al presidente, tacha sus argumentos de “poco convincentes”, sin olvidar la dosis diaria de demonización a la Oposición. La frase no tiene desperdicio: “esta norma la podría aplicar en su día un Gobierno menos garantista: Rajoy dijo ayer acoger ‘satisfactoriamente’ ese respaldo de la directiva”.

El problema es que un día llegará la derecha “comeniños” y “fagocitainmigrantes” y entonces sí que tendremos algo de lo que preocuparnos. Como ejemplo para poner las cosas en su sitio, hay que recordar el magnífico trabajo que se está llevando desde la Consejería de Inmigración de la Comunidad de Madrid, que ha aportado un buen número de soluciones tanto económicas como sociales. (Ver artículo en Gees).

El caso es que las palabras del presidente Zapatero venían a cuenta de las protestas de los grupos minoritarios en el Congreso de los Diputados, que han tachado de “Guantánamo Europeo” a la directiva aprobada por los socios de la Unión, que permite mantener en centros de internamiento a los inmigrantes ilegales, hasta por un período de dieciocho meses.

Un período dedicado a tratar de conseguir que la repatriación, sea, primero voluntaria y después obligatoria, como medida para atajar, en lo posible, el lucrativo negocio de las mafias que traen gente a Europa en condiciones infrahumanas y que las dejan abandonadas a su suerte, en el mejor de los casos. Un margen de tiempo en el que se deberá poner en marcha todo un procedimiento legal bajo todas las garantías que establece la ley.

Lo que ocurre es mucho más sencillo: el Gobierno está manteniendo un doble discurso. Uno, el de nuestros socios europeos, consciente de que es muy necesario adoptar una política común para el conjunto de la Unión Europea, que no sea solo un papel escrito, sino algo verdaderamente responsable, tanto para los que están, como para los que son doble víctimas: en su país, del que huyen por no encontrar oportunidades, y de las mafias, que obtienen pingües con la desgracia ajena.

Otro, de puertas para adentro: una de cal y otra de arena “nos sumamos a nuestros socios porque no hay más remedio, pero no es tan malo lo que apoyamos, aunque tenemos que encontrar la fórmula para desmarcarnos del Partido Popular que ofrece algunas soluciones pero no podemos aceptarlas”. Al menos esto es lo que parece, a juzgar por sus actuaciones, como la de rechazar la propuesta hecha por el Partido Popular en el Congreso el pasado 10 de junio.

Una Proposición No de Ley encaminada a establecer un contrato de integración para aquellos inmigrantes que deseen establecerse en nuestro país.

Una proposición que fue rechazada entre vaguedades, no solo por el PSOE
CiU alegó que la rechazaba porque lo que debería hacer el Gobierno es impulsar un Pacto de Estado en políticas de inmigración con las diversas fuerzas parlamentarias, con el objetivo de garantizar el control de los flujos migratorios y la plena integración de las personas inmigradas en la sociedad. Es decir, que todo lo que pase por el conseCongreso Diputadosnso de los dos grandes partidos con oportunidades reales de gobernar no se puede aceptar.

Todo tiene que pasar por el filtro nacionalista, que dicho sea de paso, lejos de contribuir con soluciones, se ha dedicado a difundir información en la que se explica al inmigrante que con el castellano tendrá menos oportunidades para todo que con el catalán.

 En paralelo, el Grupo Socialista insta a sustituir la proposición hecha por el Grupo Popular porque, lo que debe hacer el Gobierno y el resto de las Administraciones, es promover un consenso territorial y social en materia migratoria que “permita avanzar hacia la consecución de un Pacto de Estado en esta materia, basado en nuestros principios y valores constitucionales”.

Además, afirma, que el quid de la cuestión es lograr la integración de los inmigrantes sobre la base de las leyes y normas que regulan nuestra convivencia. Considera que la pieza clave para lograr el pretendido éxito está en lograr la cohesión social y la efectiva integración de los inmigrantes y que esto se conseguirá con el fortalecimiento de los instrumentos de cooperación territorial con las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos, dentro de un Plan Estratégico de Ciudadanía e Integración.

Es decir, que lo que hay que lograr es llegar a acuerdos de Estado basados en la integración, que serán guiados por nuestros principios y valores. Lo mismo que ya llevaba en cartera el Partido Popular en la pasada Campaña Electoral, pero llamado de otra forma. La idea es buena, pero que no se entere la gente, porque lo menos que le dirán es lo que ya le han dicho a Zapatero, que se está “derechizando” (UpyD).

Palabrería aparte, la cuestión es que hay un consenso generalizado, tanto por parte de la sociedad, como por la clase política de que no podemos seguir como estamos. El problema es el dichoso cordón sanitario, fruto de complejos ultramontanos, además del disfrute del sillón parlamentario logrado basándose en demagogia.

Es cierto que de Corbacho a Caldera hay un trecho. Pero lo primero que debe hacer el Gobierno, y el resto de los Grupos políticos, es olvidarse de una vez de complejos y aunar fuerzas cuando así convenga a todos, porque todos, nos representan, incluidos los inmigrantes, que serán los primeros beneficiados cuando se pongan en marcha medidas integradoras respaldadas por la Ley y el Gobierno de turno.

Si seguimos anclados en complejos no conseguiremos más de lo que tenemos: oleadas de inmigrantes llegando a las puertas de nuestro país, sin papeles y sin futuro.

El paisajeParlamento Europeo
La fotografía ante la que nos encontramos es que la población extranjera se ha multiplicado en España por siete en la última década. De algo mas de 600.000 inmigrantes que había en 1997, a cuatro millones y medio que hay en la actualidad, que representa el 10% de la población.

Somos el país de Europa que más inmigración recibe y el segundo a nivel mundial, solo por detrás de Estados Unidos.

Otro dado. En 2007, entraron en España 725.000 inmigrantes, es decir, el 50% de los inmigrantes que llegaron al conjunto de la Unión Europea, superando los llegados a Francia, Reino Unido, Alemania e Italia, sumados todos juntos.

Gran parte de esta situación se debe al efecto llamada denunciado hasta la saciedad, tanto dentro, como fuera de España.

En cualquier caso, lo que tenemos que tener muy presente es que el fenómeno de inmigración es imparable a nivel mundial, gracias a las nuevas tecnologías y la facilidad para viajar. De eso no cabe ninguna duda. Lo que en ningún caso se puede obviar, es que si este fenómeno no se trata con seriedad, pueden ocurrir episodios como los que ocurrieron en Francia hace un par de años, por la falta de medidas de integración respaldadas por la sociedad en su conjunto, previamente establecidas por los políticos que nos representan.

La integración es un camino de doble vía. Debe partir de las administraciones del país receptor, que deben hacer un esfuerzo especial en el área de servicios sociales, sanidad y educación, así como de los extranjeros que deciden establecerse en otro país distinto al de su origen. Aquellos que han elegido España como lugar de residencia deben hacer también un esfuerzo por adaptarse e integrarse, aportando lo mejor de su cultura y costumbres, pero sin que ello vaya en menoscabo de los logros conseguidos en nuestra sociedad, que tienen que ver con el respeto a la ley e igualdad de derechos, deberes y consideración de hombres y mujeres.

Llegados a este punto, cabe preguntarse qué hay de malo en que tanto los que llegan como los que estamos -representados por nuestras instituciones- establezcamos un compromiso en firme en el que ambas partes respondan y se impliquen por igual en conseguir el ansiado objetivo de la integración.

¿No es acaso un verdadero Guantánamo encontrarse sin protección, sin conocer el terreno y sin que nadie te eche una mano?

Los países de nuestro entorno ya están dando los primeros pasos en relación a esto, bajo fórmulas distintas entre los ciudadanos extranjeros y el Estado. Francia ha establecido un contrato de acogida e integración, que tiene su origen en la reforma de la Ley de Extranjería, para quienes soliciten un permiso de residencia. Está basado en cuatro aspectos que tienen que ver con el control de los flujos migratorios, promoción de co- desarrollo, favorecer la integración y promoción de la identidad francesa.

En relación a los dos últimos puntos, el estado francés se compromete a fomentar el conocimiento de la lengua francesa, la formación sobre la vida en Francia, así como los usos, costumbres y valores de la sociedad gala.

Lo que el Gobierno francés pide a cambio a los que llegan, es que se comprometa a seguir esta formación cívica y lingüística. También se pretende reforzar los valores de Francia entre los propios franceses nativos.

En el Reino Unido se aplica un sistema de puntos con la finalidad de incentivar la entrada de determinados trabajadores cualificados. El sistema presenta setenta y cinco puntos para el examen de habilidades generales, diez para el dominio del inglés y otros diez para la capacidad económica. Se trata de una prueba integral a priori para la admisión, no para los que ya están.

En Holanda, la modificación en marzo de 2006 de la Ley de Integración de 1991 introdujo la obligatoriedad de aprobar un examen de integración ante de llegar al país. Nuevamente, se observa que la legislación aquí también prioriza la llegada, aunque luego se hace cargo de los que ya están y decidan quedarse. Para ello, se dotó con un presupuesto de 270 millones de euros, destinados a los inmigrantes de 16 a 65 años que quieran adquirir la residencia holandesa. Los inmigrantes que vivan en Holanda también están obligados a hacer el examen salvo que, entre otros casos, hayan vivido en el país un mínimo de ocho años o pertenezcan a la UE.

El examen, que se realiza en el país de origen antes de llegar a Holanda, consta de una prueba sobre el conocimiento del idioma y otra sobre cultura holandesa.

También Alemania dio un giro a su política de inmigración en 2005, cuando entró en vigor una ley sobre inmigración. Los destinatarios son los inmigrantes que quieran adquirir la residencia permanente o temporal. Los beneficiarios tienen dos años para superar la prueba. A los inmigrantes se les facilita un curso de alemán y un curso de orientación sobre derechos y obligaciones del ciudadano. Una vez realizados los módulos, deben superar dos exámenes. Uno de idiomas y otro de orientación.

A las personas que no superan el examen no se les retira el permiso de residencia. Si lo superan, otorga la posibilidad de aumentar el tiempo de estancia en Alemania.

También existen regiones europeas como Veneto y Calabria en Italia que cuentan con pactos de integración. Una fórmula similar que se utiliza en territorios de Francia y Suecia.

La integración comprometida es la clave
No hay otro camino. “La integración debe estar garantizada por la Administración española, tanto en derechos como en deberes y prestaciones. Hay que articular medidas que faciliten la integración de los extranjeros que les permita conocer, con el apoyo de las administraciones públicas, nuestra lengua, instituciones, normas, costumbres y valores”. “El Grupo Parlamentario Popular cree necesario la creación a través de un contrato que refleje el compromiso mutuo entre la sociedad española y el inmigrante que tenga deseo de permanecer de forma estable en nuestro país”.

“Me alegro de que ahora rectifique y apoye la política común en ese ámbito. (…) Yo no le llamaré xenófobo por esto; es más, le brindaré mi apoyo, porque ni nosotros lo éramos cuando lo proponíamos, ni creo que usted lo sea por rectificar ahora”. (Mariano Rajoy dixit)

A estas intenciones y propuestas se reduce el Guantánamo propuesto por Europa y por el Grupo Popular, que está derechizando al presidente del Gobierno de España, quien, a su vez, tacha de ignorantes y demagogos a los que piensan como antes del 9 de marzo y no han pasado al otro lado de la raya, como si parece que hará el Gobierno, previo cambio de camisa y por conveniencia.

Instauremos el 9 de marzo como día de Fiesta Nacional.

 

N. de la R.
Ana Ortiz es Analista Adjunta en el área de Medios de Comunicación. Este artículo se publica gracias a la gentileza de la autora y del GEES (Grupo de Estudios Estratégicos).



Cinco jóvenes saharauis condenados a 10 meses de prisión. Uno de ellos fue violado con una botella y pide al tribunal que investigue su denuncia

Presos saharauisespacioseuropeos.com (9/7/2008) 
De acuerdo con la información difundida por el Secretariado de CODESA, cinco presos políticos saharauis, fueron sentenciados el pasado martes, por el Tribunal de Primera Instancia de El Aaiún (Sahara Occidental), a 10 meses de prisión firme, por participar en manifestaciones pacíficas en contra de la ocupación marroquí.

En su comparecencia ante el tribunal, los cinco presos saharauis, Omar Khnaibila, Bachir Jadda, Mohamed Bachir, Hasan Dah y Abdesalam



Los ciudadanos estadounidenses pueden ver mermados sus derechos por “razones” raciales o étnicas

Sede del FNIespacioseuropeos.com (9/7/2008)
La “Associated Press” informó ayer que el Departamento de Justicia de Estados Unidos está estudiando permitir que el FBI (Oficina Federal de Investigación) investigue a ciudadanos estadounidenses sin aportar prueba alguna de mala conducta. Las investigaciones podrán hacerse, alegando discriminación racial o étnica.

En la actualidad, el FBI necesita “motivos específicos”, como pruebas o acusaciones de que, probablemente, se pudo violar alguna ley, para investigar a ciudadanos estadounidenses y residentes.

El Consejo de Relaciones Estadounidense-Islámicas, ha condenado este proyecto por ser “inconstitucional y antiestadounidense”.



Obiang nombra Primer Ministro a Ignacio Milam Tang, hasta ahora embajador en España

Milan Tang, Primer Ministro de Guinea Ecuatorialespacioseuropeos.com (8/7/2008)
La Radio y Televisión gubernamental, la única que se permite en Guinea Ecuatorial, han lanzado a los cuatro vientos que el presidente Teodoro Obiang Nguema, ha nombrado Primer Ministro al que, hasta ahora, era embajador en España, Ignacio Milam Tang.

Milam Tang sustituye a Ricardo Mangue Obama, que el pasado viernes



La culpa es de Telefónica S.A., y del Gobierno

Telefónica S.A.Eugenio Pordomingo (8/7/2008)
Ante todo pedimos disculpas a nuestros lectores, asiduos, esporádicos y casuales. Y las pedimos por no poder actualizar como es nuestro deseo, el diario digital, espacioseuropeos.com. Y no lo podemos hacer con la regularidad que deseamos, debido al mal, malísimo, funcionamiento de nuestra línea de ADSL. Ni la velocidad que nos da el sistema es la que tenemos contratada, ni la permanencia en la red es continúa. Sufrimos “bajones en la red”, cortes, “intromisiones” y un largo etcétera.

En más de una ocasión hemos denunciado en los Tribunales, algunas de estas “incidencias”, pero el resultado ha sido hasta ahora el “archivado”, “sobreseido” y similares.

En nuestro caso, el servicio de internet lo tenemos contratado con Telefónica S.A., pues lamentablemente, dentro de lo que el mercado español nos ofrece, de momento, es la compañía que nos ha dado más garantías. El servicio, repito, es malo, malísimo, además de no cumplir lo contratado; pero, es que además es muy caro, carísimo; más caro que en el resto de Europa, sobre todo si la comparación la hacemos relacionándola, como se debe hacer, con los salarios y coste de la vida. De ahí, que los beneficios de algunas de las empresas multinacionales españolas sean de los más altos del mundo.

Además, cualquier queja, aunque el problema- casi siempre lo es- sea de Telefónica S.A., el coste de la llamada telefónica corre a cargo del sufrido consumidor. Las llamadas para tratar de solucionar cualquier problema con la línea ADSL se hacen al teléfono 902-357 000, con un coste de seis (6) céntimos por minuto. Mientras el usuario quejoso mantiene la comunicación, con un amable operador, eso sí, el contador de céntimos continúa su imparable carrera en pos del beneficio empresarial. Mientras el amable operador realiza las gestiones técnicas oportunas, el consumidor escucha una agradable voz femenina, eso sí, que no deja de repicar cada unos cuantos segundos, lo siguiente: “Seguimos atendiendo su llamada. Por favor, espere…”. A continuación musiquita celestial. Después, otra vez “Seguimos atendiendo su llamada. Por favor, espere…”. Y más música celestial…Cesar Alierta

Al mes siguiente, la factura de Telefónica S.A.,  nos mostrará el inmenso, el impresionante, el inconmensurable, NEGOCIO que es una compañía de este calibre. Y todo ello con ayuda del Gobierno y del Congreso de los Diputados y Senado,  que apoyan con su diario quehacer ese hacer…

Se nos olvidaba. Si esos “incidentes” en la línea ADSL, son  debidos a “anomalías” de intrusos que quieren alterar nuestra normal actividad, la responsabilidad es, asimismo, de Telefónica S.A., y de las instituciones anteriormente mencionadas, por no velar por los intereses de los ciudadanos.

 ¿Responsabilidad social corporativa…?



Simon Mann condenado en Malabo a 34 años de prisión por “intentar derrocar al Presidente de Guinea Ecuatorial”

Juicio en MalaboGuinea Ecuatorial
espacioseuropeos.com (8/7/2008)
El juicio que comenzó el 17 de junio en la Sala de Conferencias de Banapá (Malabo), finalizó ayer a las cuatro y media de la tarde, según informan fuentes oficiales de Guinea Ecuatorial. De acuerdo con las peticiones del Fiscal General, José Oló, que solicitó 31 años de prisión mayor para Simon Francis Mann, 21 años para el súbdito libanés Mohamed Salam y 22 para los ecuatoguineanos.



Polonia rechaza la propuesta de Washington de instalar en su territorio una base de misiles interceptores

Misiles para Poloniaespacioseuropeos.com (7/7/2008)
El primer ministro de Polonia, Donald Tusk, rechazó el pasado fin de semana, las propuestas de Washington sobre el emplazamiento de una base de “misiles interceptores”, tipo DAM, en su territorio. Al parecer,  el primer ministro polaco afirmó que la instalación de una base de misiles en territorio polaco “no brinda garantías de seguridad suficientes para su país”.

“La instalación de cohetes en el territorio polaco más que todo aumenta la seguridad de EEUU y también eleva considerablemente los riesgos para la parte polaca”, mencionó Tusk, según informa la Agencia de Noticias rusa, RIA Novosti.  

Sean McCormak, Portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., hizo público que la Casa Blanca está “estudiando” este rechazo. No obstante, comentó que a pesar de este rechazo inicial, el Gobierno estadounidense continúa negociando con las autoridades polacas otras propuestas que sean aceptables para ambos países.

Las negociaciones para la instalación de la base de misiles se remontan a un año aproximadamente, pero a pesar del tiempo transcurrido, “la cuestión clave en las negociaciones con EE. UU., sigue siendo la seguridad de Polonia mediante garantías políticas y militares”, en palabras del primer ministro polaco. Los dos países podrían llegar a un acuerdo definitivo en el caso de que Estados Unidos financiara la “modernización total” de las Fuerzas Armadas de Polonia, así como “la dotación de nuevo armamento moderno entre ellos misiles tácticos Patriot PAC-3, misiles aire-aire de alcance medio AMRAAM  y misiles de gran altura THAAD”.

Como vemos, al final es simplemente una negociación puramente mercantilista. Polonia no rechaza la instalación de esa base, sino que a cambio quiere potenciar sus Fuerzas Armadas.

Por otro lado, ¿dónde está la política exterior de la Unión Europea? Se imagina alguien a Europa negociando, por ejemplo, con California, sobre la instalación de una base militar europea, o que la Guardia Civil o la Gendarmería Francesa, tengan “vía libre”, para desarrollar su actividad en Estados Unidos.

 



Ingrid Betancourt, ¿historia de amor o razón de Estado?

Eugenio PordomingoEugenio Pordomingo (7/7/2008)
Ingrid Betancourt, fue liberada en una rocambolesca operación militar de la que, cada día vamos conociendo más detalles. Su liberación, comentada hasta la saciedad por los medios de comunicación mundiales, se produjo el miércoles pasado. Dos días después viajaba en un avión del Gobierno francés, camino de París,  al hospital militar de Val de Grace, donde ha sido sometida a una exhaustiva revisión médica que verifique su estado de salud tras seis años de permanecer secuestrada por las FARC.

Nicolas Sarkozy recibió efusivamente  a Ingrid Betancourt, que llegó a suelo francés acompañada por sus dos hijos, algunos miembros más de su familia,  y el embajador de Francia en Bogotá, Bernard Kouchner.

Durante su estancia en París, Betancourt ha declarado a la revista colombiana, “Semana”, que “probablemente sí llegue a la política porque parece que es mi destino”. Sorprende la recuperación, tanto física como psíquica, de esta mujer, tras un secuestro tan prolongado.

La liberación de Ingrid Betancourt llega en el momento político más oportuno para el presidente Álvaro Uribe, para Estados Unidos y, también, para Francia, por lo que se ve. Pero, no hay que olvidar que todavía permanecen en poder de las FARC varios cientos de secuestrados.

¿Será Ingrid Betancourt la  próxima presidenta de Colombia? El tiempo lo dirá, pero a mi me da la impresión que así será. Al menos, ocupará un puesto relevante en gobiernos venideros.

Con la liberación de Ingrid Betancourt se han matado varios pájaros de un tiro. Veamos. Por un lado, el presidente de Venezuela, Hugo  Chavez, queda ciertamente resentido en su liderazgo. Él no ha conseguido la liberación de Betancourt, ya que ha sido el Ejército de Colombia. Por otro lado, a las FARC se les ha quitado un importante elemento de negociación, a la vez que, también, se ha deteriorado su imagen de “cuerpo férreo” e ideológico, ya que son numerosas las filtraciones, sobre si en el rescate han entrado elementos puramente mercantiles. Se habla de que algunos guerrilleros han cobrado importantes sumas de dinero por prestar su “apoyo” a la operación “blancanieves”.

Para el presidente Álvaro Uribe ha sido un balón de oxigeno. La controversia de su reelección queda así amortiguada. Por otro lado, recordemos que el Ejército colombiano se adentró en territorio ecuatoriano el pasado 1 de marzo, en una cruenta operación militar contra las FARC, que causó la muerte a unas 25 personas. La mayoría eran miembros de las FARC, pero también había, entre los fallecidos, estudiantes ecuatorianos y mexicanos, que realizaban un estudio sobre el grupo guerrillero.

El presidente Correa de Ecuador, ha quedado, asimismo, resentido en su polémica con Uribe, debido al incidente de la “penetración de una fuerza militar colombiana en territorio ecuatoriano”.

También desaparece de las “primeras” de la prensa, la polémica desatada acerca de los datos encontrados en un “ordenador” en poder de la guerrilla, en los que se vincula al presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, con el movimiento de las FARC. Atrás queda la carta de protesta dirigida al secretario general de Interpol, Ronald Noble, exigiéndole se retracte de esas declaraciones…

Con la liberación de Ingrid Betancourt, y el protagonismo del presidente francés Nicolas Sarkozy, con la vLa liberacion de Ingrid Betancourtisita de la liberada a París, queda un tanto descafeinado el fracasado intento de hace unos meses, cuando se anunció a “bombo y platillo” que una misión médica francesa, en la que participaba también España y Suiza, podría conseguir la liberación de Betancourt. Un comunicado de las FARC, por aquellos días, mantenía que  “No negociamos ni bajo presión del chantaje ni bajo la influencia de una campaña mediática”.

Comparto la idea expuesta en “Las aventuras de Villepin en el trasfondo del caso Ingrid Betancourt“, en espacioseuropeos.com, hace ahora casi tres meses, acerca de las dudas que inspira la actuación de Francia, al considerar la liberación de Ingrid Betancourt como un asunto de Estado.

El autor de ese artículo, Aquilino Tejedo, comentaba que el “periodista Jacques Thomet, quien durante cinco años dirigió la oficina en Bogotá de la agencia de noticias France Presse (AFP), ha publicado un libro bajo el título “Ingrid Betancourt ¿historia de amor o razón de Estado?”. Según su versión, el ex primer ministro francés, Dominique Marie François René Galouzeau de Villepin había conocido a Ingrid Betancourt cuando ésta cursaba su carrera en el Instituto de Estudios Políticos de París”.

El político francés, mantuvo relaciones sentimentales -según ese texto-, “no sólo con Ingrid sino también con su hermana Astrid. Esta segunda  intimaría más tarde con el ex embajador francés en Bogotá, Daniel Parfait“.

Tales antecedentes explicarían -comentaba Aquilino Tejedo“que, tras el secuestro por las FARC de Ingrid Betancourt, el 23 de febrero de 2002,  Dominique Marie François René Galouzeau de Villepin, en julio de 2003, cuando desempeñaba la cartera de Exteriores, determinó el envío de un avión militar para rescatar a la política colombiana, sin prevenir ni al primer ministro francés, Raffarin, ni al entonces presidente Chirac“.

El intento no sólo resultó fallido, sino que complicó el problema y ha perjudicado las relaciones franco-colombianas, se decía entonces…

Ahora, la CIA y el Ejército colombiano han ayudado a todos ellos un poco, a la vez que han tratado de restar liderazgo a Hugo Chavez.

 



“Si el Partido Popular pierde las elecciones, a Zaplana no le queda otra que abandonar la política”

Zaplanaespacioseuropeos.com (6/7/2008)
La “dimisión” del diputado Eduardo Zaplana, como Portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, tuvo en su momento muchas interpretaciones, Unos, afirmaban estar convencidos que presentó su dimisión debido a la escasa atención que le prestaba Mariano Rajoy. Otros, los más, creían que si el Partido Popular no ganaba las elecciones, Zaplana se tendría que ir a su casa. Bueno, más bien a la empresa privada.

Con esta última interpretación coincide Alfredo Grimaldos, autor del libro “Zaplana, el brazo incorrupto del PP”,  editado por Akal, que no hace




Página 980 de 1.050« Primera...102030...978979980981982...9901.0001.010...Última »

Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826