¿De qué hablaron  Vladimir Putin y Valeri Guerásimov, con Teodoro Obiang y su hijo Teodorín?

Valeri Guerásimov, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, Vladimir Putin (de espaldas) y Teodoro Obiang Nguema

Guinea Ecuatorial
Abaha (19/11/2019)
En su momento, dimos cuenta de la reunión que mantuvieron en la ciudad de Sochi, los presidentes de Guinea Ecuatorial y Rusia, durante la celebración de la Cumbre  de Rusia-África, en la que los dos países firmaron acuerdos bilaterales de importancia. Vladimir Putin le mostró a Teodoro Obiang Nguema el interés de su país por fomentar las relaciones que en la actualidad mantienen, señalando que Guinea Ecuatorial es para Rusia un “socio imprescindible”.

Nuestra cooperación interestatal es tradicionalmente amigable. Y el año pasado celebramos el 50 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas”, destacó el mandatario ruso. Asimismo, Putin alabó el cordial diálogo político que mantienen los dos países: “recientemente firmamos un acuerdo de cooperación entre las cámaras altas de los parlamentos de los dos países. Y se están llevando a cabo contactos entre las agencias de asuntos exteriores”.

Putin destacó el apoyo de Guinea Ecuatorial en lo que se refiere a iniciativas propuestas por Rusia- en el foro de Naciones Unidas, algo que no se corresponde con los “indicadores del comercio bilateral con nosotros, que siguen siendo bajos e inestables”. Motivo por el que el mandatario ruso pidió un “esfuerzo conjunto para alinear esta situación; debemos estabilizar nuestra cooperación”. Y en concreto se refirió a la “exploración, producción conjunta y procesamiento de hidrocarburos, infraestructura de construcción y electricidad”.

Obiang Nguema agradeció la invitación del presidente ruso a la vez que destacó la importancia de la Cumbre Rusia-África, así como la firma de dos importantes acuerdos: “Nos parece que Rusia debería ser el primer socio de Guinea Ecuatorial, a pesar del hecho de que tenemos cooperación con diferentes países, incluso con usted. Nos gustaría desarrollar la cooperación económica, y hacerlo de forma significativa, y por lo tanto se firmaron dos acuerdos, uno con LUKOIL en el sector de petróleo y gas y el segundo con Rosgeo en el sector geológico, que también trabajará con Guinea Ecuatorial”.

El dictador guineano aprovechó la ocasión para invitar a empresas rusas a invertir en Guinea Ecuatorial. Pero todo no quedó ahí, ni mucho menos.

Obiang Nguema se siente acosado por la oposición guineana en el exterior que, a pesar de su manifiesta división, le está creando serios problemas de imagen; y en el interior, los asuntos económicos no van bien. Pero lo peor para la política que ha diseñado el  dictador (mantener en el poder a su clan) es que no consigue el plácet de Occidente para que su hijo Teodoro Nguema Obiang (Teodorín) sea reconocido como su sucesor. Tampoco lo consigue en el entorno familiar, político y militar.

La política diseñada de visitar cuarteles, reunirse con mandos militares, ofrecerles el oro y el moro, no parece que esté dando resultados. Y menos si a la par, detiene y encarcela a mandos militares que, por unas u otras razones, no son del agrado del dictador o de su hijo Teodorín, Ministro de Defensa además de Vicepresidente del gobierno.

Las redes sociales se han hecho eco de las “listas” de militares que han sido apartados de su función. Un ejemplo de esa manera de obrar, ha sido la condena al coronel Ruslan-Hermes Nguema Oyana, que fue cesado, condenado y posteriormente apartado del servicio. Un tribunal militar le condenó a 18 años de cárcel, acusado de “malversación de fondos públicos”.

No hace mucho, Defensa envió tropas a la frontera con Camerún, en Ebebiyin (pueblos de Okong, Messa y Bidjabijan), sin las necesarias provisiones de alimentos. Es evidente que el  descontento en el Ejército está muy extendido y no solo entre la tropa, sino también entre oficiales y jefes.

La celebración de la Cumbre África-Rusia le vino que ni pintada a Obiang Nguema. Era la ocasión para buscar un aliado fuerte. El encuentro que mantuvo con Vladimir Putin fue importante. Y también lo fue el que su hijo Teodorín tuvo con Valeri Guerásimov, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia.

No nos cabe ninguna duda que la reunión entre Nguema Obiang y Guerásimov debió ser épico, vamos, de “película”. Sin duda alguna todo estaba ya acordado con anterioridad. El dictador Obiang está dispuesto a lo que sea con tal de asegurarse “tranquilidad” y que su hijo no tenga problemas para “heredar” la presidencia.

Que sepamos,  el primer acuerdo que se firmó entre Rusia y Guinea Ecuatorial fue el Memorándum con la mayor petrolera rusa, la compañía LUKOIL. Vagit Alekperov, presidente de Lukoil  y Gabriel Mbaga Obiang Lima, Ministro de Minas e Hidrocarburos de Guinea Ecuatorial firmaron un Memorando de Entendimiento en el transcurso de la Cumbre Rusia-África para la puesta en marcha de proyectos y la producción de hidrocarburos en Guinea Ecuatorial.

Teodoro Nguema Obiang, Teodorín, visita el crucero ruso Mariscal Ustinov .

Presencia militar rusa en Guinea Ecuatorial
Poco después de finalizar la cumbre de Sochi, el crucero portamisiles ruso Mariscal Ustinov de la Armada Rusa, hizo presencia en Malabo. Y el Ministro de Defensa, Teodoro Nguema Obiang acudió presto a visitarlo, donde recibió los correspondientes honores militares, a los que respondió con una comilona de lujo celebrada en tierra.

Casualidad o no, el caso es que el 7 de este mes, se celebró en Accra (Ghana) –auspiciado por Francia- un Simposio de los Jefes de Estado Mayor de las Marinas de países del Golfo de Guinea, cuyo objetivo –se dice- va en beneficio de la seguridad de la zona. España estuvo representada por el almirante de Acción Marítima, José Luis Sobrino Pérez-Crespo. La patrullera Atalaya de la Armada Española está desplegada en el Golfo de Guinea contribuyendo a los acuerdos de Seguridad en los que España participa. Lógicamente, Guinea Ecuatorial asistió al evento de Accra.

Curiosamente, en esos días –informó el digital VozPopuli-, una delegación del Ministerio de Economía viajó a Guinea Ecuatorial. La delegación la encabezó Miguel Tiana Álvarez, Subdirector General de Gestión de la Deuda Externa y la Financiación Exterior.

Por cierto, que tendremos que hablar de la cancelación de una deuda millonaria que Guinea Ecuatorial contrajo con España y que el entonces ministro de Economía y Vicepresidente del gobierno español, Rodrigo de Rato y Figaredo condonó.

Todo muy liado, todo muy complicado.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal