Al amparo del eslogan “Con el PDGE, juntos por un futuro seguro y pacífico”, Obiang Nguema prepara las elecciones de 2022

Teodoro Obiang Nguema

Guinea Ecuatorial
Abaha (10/11/2021)
El régimen guineano no descansa en tratar de ofrecer una imagen de fortaleza y unidad en el  VII Congreso Nacional Ordinario del PDGE que tendrá lugar los días 22, 23 y 24 de este mes, en el Palacio de Ngolo, en Bata. Las frases grandilocuentes, como un “gran encuentro nacional”, un “encuentro excepcional de carácter histórico”, dan paso a un lema no menos pomposo de  “Con el PDGE, juntos por un futuro seguro y pacífico”.

Con enorme desparpajo literario, la página de internet del partido oficial del gobierno guineano, afirma que bajo la dirección de Obiang Nguema, “ha trabajado, desde el principio de su creación, para ofrecer a los ciudadanos de nuestro país -y a tantos otros expatriados que residen igualmente en nuestra gran nación- una realidad marcada por el desarrollo, la seguridad, y sobre todo LA PAZ”.

Sobre los expatriados es mejor que no hablen, sobre todo después de conocer las “cacerías” de extranjeros que está habiendo en estos días; eso por no hablar del trato que han dado desde 1979 a los inversores y profesionales que han intentado establecerse en el país. La mayoría de ellos no han recibido palos, cárcel, expulsión y expolio.

Y sobre la Paz de la que hablan, deben referirse a la Paz de los Cementerios y Cárceles. Ya se sabe que todo aquel que discrepa del régimen o crítica la persistente e impune corrupción, purga esa osadía de la manera más violenta que uno pueda imaginar.

Son muchos los empresarios, españoles sobre todo, que han terminado de mala manera su estancia en Guinea Ecuatorial: expolio, expulsión o cárcel –en algún caso muerte-, ha sido el pago por tratar de ejercer su actividad.

Recordemos la frase que un empresario chino –ellos también han sufrido la violencia gubernamental- cuando ya se encontraba al final de la escalerilla del avión de Iberia que le conduciría a Madrid: “Pequeño país; grandes problemas”, grito a la vez que levantaba el brazo con el puño cerrado para hacer más visible su denuncia. Inmediatamente se introdujo en la aeronave y ocupó su asiento no fuera a ser que la policía o militares entraran para detenerle.

Un caso vergonzoso, ilegal y cruento fue el sufrido por el empresario italo-español, Bruno Beretta Monta, cuyo bienes “cayeron”, por la fuerza, en manos de Armengol Ondo, hermano de Obiang Nguema. Los denodados esfuerzos que hizo por recuperar su patrimonio fueron inútiles.

No fue el único caso. Hubo muchos más, pero ese drama, esos expolios a españoles, italianos, franceses, guineanos, etc., los trataremos en breve y en profundidad.

Paz, Seguridad, Bienestar y miedo en Guinea Ecuatorial
Las soflamas del partido gubernamental dan para mucho: “SIN PAZ es imposible el DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL”, se afirma en algún párrafo de esa misma página de internet. Al amparo del subterfugio del “tesoro de la Paz” y las alertas de posibles injerencias extranjeras, la dictadura guineana trata de meter el miedo en el cuerpo y alma de sus ciudadanos.

Sin duda el dictador, ante el lío familiar que tiene encima y el temor a un golpe de Estado no quiere dejar que su hijo Teodoro Nguema Obiang se encargue de los asuntos de Estado, pero su esposa –atenta a todo movimiento extraño de su marido- va arañando poco a poco parcelas de Poder. Por ejemplo, el pasado día 3 de este mes, Constancia Mangue de Obiang concedió audiencia al nuevo Embajador de Nigeria en Malabo, Steve Epkebike Agbana. Los dos revisaron los acuerdos de cooperación, “hermandad, amistad y vecindad que fluyen entre Nigeria y Guinea Ecuatorial”, según fuentes oficiales guineanas. Así se tratan los asuntos de Estado en Guinea Ecuatorial.

De un tiempo a esta parte, parece que Papá Obiang Nguema se acuerda que tiene más hijos, uno de ellos Ministro de Minas e Hidrocarburos, Gabriel Mbega Obiang Lima, que parece salir, poco a poco, de su ostracismo como posible sucesor a su padre, Obiang Nguema. Y es que no hay que olvidar que Obiang Lima no ha abandonado sus ambiciones de poder, de llegar a ser Presidente de Guinea Ecuatorial.

Y así, el hijo-ministro del Petróleo se ha reunido con ejecutivos de las empresas SONAGAS, GEOGAM, así como con los distribuidores de gas doméstico, a fin de resolver el grave problema de desabastecimiento de ese producto tan necesario en los hogares guineanos. No hay que olvidar que Teodorín acusó a su hermano Obiang Lima de ser el culpable del desabastecimiento de gas y gasolina.

Obiang Nguema y Obiang Lima

Redadas contra inmigrantes y opositores secuestrados por orden del dictador
Las redadas contra expatriados, sobre todo cameruneses, han causado un “todos a una” contra esas medidas de la dictadura guineana. Muchos piensan que se debe al miedo, terror, que existe en la Familia Obiang a la posibilidad que extranjeros lleven a cabo un golpe de Estado. La oposición guineana no ha perdido tampoco la ocasión y, como si hubieran llegado a un acuerdo, se ha lanzado contra Obiang Nguema. Lástima que no hayan hecho otro tanto en el caso de sus compañeros y hermanos secuestrados en Togo y Sudán del Sur que cumplen condenas en las mazmorras guineanas.

Obiang critica a los medios de comunicación cameruneses por lo que considera falta de objetividad  y “falsedades vertidas” en las noticias que publican.

Ayer, 9 de noviembre, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Guinea Ecuatorial emitió un comunicado en el que trata de explicar las medidas tomadas contra emigrantes que se encuentran “sin los requisitos mínimos que justifiquen ni su entrada ni su permanencia en el País, en los siguientes términos, ante el revuelo mediático causado por dicha decisión”. Y cita, por ejemplo, a los inmigrantes que han cruzado las fronteras de forma ilegal y el excesivo número de expatriados sin actividad laboral concreta. No menciona esa nota ministerial el maltrato causado a los inmigrantes, ni el hacinamiento en campos de fútbol (a la chilena), mientras las fuerzas de seguridad guineanas proceden a su identificación e interrogatorio.

París se frota las manos
Nos llegan informaciones acerca de la euforia que reina en el Eliseo tras haber conocido la frustración e indiganción que reina en algunos dirigentes de la oposición guineana, por el escao eco que ha tenido en los medios de comunicacióm la concentración, el 12 de octubre, ate el Congreso de los Diputados. Esa “indignación” se extiende a la clase política española y, por supuesto hacia el gobierno españo.

Las opiniones de dirigentes políticos guineanos, referidas a esa desatención, ha creado, al parecer, un estado de ánimo que linda con la indignación, el malestar y el cabreo, lo que en algún caso ha llegado a manifestar la intención de buscar asilo en otro país que no sea España.

Lo lamentamos profundamente, pero si así lo piensan u desean, que actúen en consecuencia.

Para que no se olvida –que es lo que muchos, con su pasividad, están logtando- pedimos una vez más al dictador guineano que decrete una Amnistía General de presos políticos y de concuencia. Pero ya, mientras elabora esa ley, que proceda a liberar a  Francisco Micha Obama (Eco) y Fulgencio Obiang Esono, secuestrados en la República de Togo en 2018, y a Martín Obiang OndoBienvenido Ndong OndoFeliciano Efa Mangue y Julio Obama Mofuman, militantes del MLGEIIIR (Movimiento para la Liberación de Guinea Ecuatorial III República), que fueron secuestrados en Sudán del Sur en noviembre de 2019.





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal