Bochornoso

Guinea Ecuatorial
Celestino Okenve (14/10/2021)
Me han mandado el enlace de un video de youtube, que es la “entrevista” de un joven desaliñado, Luis Eyoma, a un político guineano que no cito, por decoro.

Como habrá el lector observado, Luis Eyoma no me es nada simpático. Ya hizo una entrevista, que fue una trampa, para que otro joven contara parte de las “anomalías” transcurridas entre Benin y Nigeria, que al final condujeron al secuestro y posterior asesinato de cuatro guineanos en Malabo.

Aquella entrevista no me gustó por lo que pudo suponer peligro o inseguridad para alguna gente implicada que malvive dentro de Guinea. Me pareció una encerrona del Eyoma, un tipo que, por cierto, a donde va, monta un cirio, por provocador. Provocación que puede ser estudiada o resultado de una estulticia manifiesta.

Pero no quiero hablar de Eyoma. Tampoco me gustaría hablar del señor entrevistado, salvo de soslayo. Quiero hablar de la entrevista.

Un bochorno. Nunca había asistido a un espectáculo de tan baja ralea, nunca había visto tanta mano moviéndose hacia adelante y hacia atrás, pretendiendo agredir cuasi-simbólicamente al entrevistador.

Le faltó el ring al entrevistado para noquear al entrevistador con cierta legalidad, pero estaban en la sede -central, madrileña e impoluta- de un partido basado en teoría en Guinea.

Por muy enmarañadas que pudieran ser las preguntas o las malas artes del toreo en el coso pepero, las reacciones del entrevistado elevaron a la categoría de mártir al Sr. Eyoma, lo cual es ya difícil. El desaliñado me inspiró compasión en más de una ocasión.

La entrevista por tanto no fue tal. Como el sr. Eyoma no gestionó bien el espectáculo para que se luciese el entrevistado, le llovieron chuzos, correcciones, insultos, ninguneos y condenas. Simplemente bochornoso. Y condenable tamaña atrocidad.

Y rabia, rabia por lo que yo veía, por el maltrato al que se sometía a una persona que osó entrar en el palacio real sin agasajar a su morador. Reprobable.

Hasta el Sr. Obiang hubiera salido airoso de las torpezas del desaliñado, pero nuestro entrevistado se lució esparciendo su hiel sobre el alma y el cuerpo del pobre Eyoma. En la entrevista quedó de manifiesto que alguien no tenia los papeles, no es que los hubiera perdido. A pesar de que recibió la letra del pugilato.

En la entrevista y en más de una ocasión, se palpó esa sensación desagradable de vergüenza ajena, como sentimos en aquella famosa entrevista en la CNN que le hizo Christiane Amanpour al tirano Obiang.

Que Dios nos ampare a todos.

Fuente: Guinea-ecuatorial.net.

N. de la R:
En este texto, el profesor Celestino Okenve, muestra finura al no mencionar el nombre del entrevistado, pero no hace falta, el video es lo bastante evidente para mostrarlo. En esa parodia, tragicomedia, de entrevista, Severo Moto se muestra vehemente, y su cohorte, familiares y seguidores suyos, algo agresivos, al menos verbalmente.

Un análisis bondadoso nos permite recurrir a la disculpa de que su estado de ánimo está ciertamente alterado por lo que acontece en torno al partido que él creó hace ya muchos años. No obstante, una actitud así, es imperdonable en un personaje político con tantas tablas en los medios de comunicación. Todos podemos tener un mal día, y Moto lo tuvo.

Cuando se produjo su dimisión como presidente del Partido del Progreso –luego recurrida por él-, desde Espacios Europeos  le ofrecimos que nos aportara su opinión acerca de lo sucedido. No lo Hizo. También nos dirigimos a Armengol Engonga, y lo mismo, hubo silencio.

De nuevo reiteramos esa oferta. Es más, si están dispuestos, podríamos entrevistar a los dos al unísono. Más democracia imposible. A la espera.

 





Compartir:



Espacios Europeos © Copyright 2005-2019 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826

POLÍTICA DE PRIVACIDAD | Política de Cookies | Aviso Legal