España, 25-09-2016

Muchas sombras sobre los acuerdos de pesca con la Unión Europa

Acuerdos de pesca entre la UE y países africanos

Acuerdos de pesca entre la UE y países africanos

Europa/África
espacioseuropeos (16/5/2014)
“Tenemos la capacidad de pesca más alta en toda el África Occidental y nuestros pescadores trabajan en Malí, Guinea Bissau y Sierra Leona. ¿Qué necesidad había de abrir formalmente nuestro mar a los barcos europeos, sin consultar además a los actores locales? La decisión del gobierno va en contra de los intereses del país y representa una nueva amenaza para la conservación del medio ambiente” dijo a MISNA, Ibrahima Niamadou, especialista de la industria pesquera del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (WWF) en Senegal.

Desde que se firmó, el 24 de abril, el acuerdo bilateral entre Senegal y la Unión Europea (UE) cosechó críticas y temores sobre el futuro de un sector crucial para Senegal.

“Aunque los que se llevan los buques pesqueros europeos son recursos ícticos en aguas profundas, es evidente que también vendrán a pescar otras especies, en competencia con nuestras actividades. Tenemos toda la capacidad para realizar nosotros mismos ese tipo de pesca”, añadió el ambientalista, y señaló que, en total, en la ex colonia francesa hay 60.000 pescadores, más de 500.000 trabajadores en el sector y 223 barcos.

La otra cuestión controvertida concierne al hecho de que los 38 buques de la UE autorizados para pescar en aguas senegalesas, en el Océano Atlántico, no desembarcarán su carga en Dakar o en otros puertos. “Esto significa cero puestos de trabajo para la industria local y un ingreso económico muy inferior al que se conseguiría si el producto fuera procesado en el lugar. Incluso si los europeos llevaran pescadores locales en sus barcos, el número sería limitado y los contratos, como siempre, serían por temporada”, dijo Niamadou.

“En comparación con el pasado, cuando gobernaba Abdoulaye Wade, el contenido del acuerdo fue hecho público de manera transparente, pero esto se debía hacer antes de la firma” se lamentó la fuente de la MISNA.

El WWF y otras asociaciones ecologistas y defensores de los pescadores denuncian un acuerdo “claramente desfavorable” desde el punto de vista económico. Durante los cinco años de duración del acuerdo, que autoriza la captura de 14 mil toneladas de atún por año durante ese lapso, la UE deberá pagar a Senegal 15 millones de euros como compensación. En el papel, la UE se comprometido a financiar la vigilancia de las zonas costeras, a contribuir a la protección de la costa con 50 millones de euros y a apoyar a los pescadores locales.

“La suma convenida es verdaderamente irrisoria. Los del sector hemos estimado que por cada euro recaudado por Senegal, Europa se embolsará seis. Una vez más, los términos del acuerdo, que se firmó en secreto, demasiado rápido y sin consultar a las asociaciones competentes, son especialmente desfavorables para nosotros, por lo que resulta difícil hacer que lo acepten nuestros pescadores”, concluyó el ecologista senegalés.

El gobierno del presidente Macky Sall defendió su decisión con el argumento de que “el acuerdo permite regularizar una situación anómala, ya que desde 2006 Europa pesca de forma ilegal en nuestras aguas”, además de ser “una asociación útil en la lucha contra el la pesca ilegal”.

Al mismo tiempo, las autoridades senegalesas están elaborando un nuevo código de la industria pesquera para promover una pesca sostenible y equitativa.

Fuente: MISNA.


Contenido relacionado...


Compartir:


Espacios Europeos © Copyright 2005-2016 No nos copiéis, nos cuesta mucho trabajo mantener esta página.
Editor y Director: Eugenio Pordomingo Pérez. Editado en Madrid. ISSN 2444-8826